Urbanismo y ordenación territorial, primeras leyes para el próximo año

Tras un primer periodo de sesiones centrado en los Presupuestos de la Comunidad para el próximo año y con el bombazo de Gran Scala como gran eje mediático, las Cortes de Aragón tienen por delante un 2008 de intenso trabajo para acometer buena parte de los grandes temas legislativos que deben marcar la presente legislatura. Entre otras cuestiones, el Parlamento autonómico debe desarrollar este años piezas clave en el desarrollo del nuevo Estatuto de Autonomía y acometer la tramitación de leyes claves, aparcadas por los socios en el pasado mandato, como la de Urbanismo o la de Ordenación Territorial.

La reforma de estas dos últimas normativas, esencial para fijar las nuevas bases y límites del desarrollo territorial, no estará exenta de polémica. De hecho, el reciente decreto-ley de la DGA de medidas urgentes para adecuar el ordenamiento urbanístico de la Comunidad Autónoma a la legislación nacional, aprobado por la Cámara pero que tendrá que ser tramitado como proyecto de ley, ya ha levantado ampollas en el Ayuntamiento de Zaragoza, que ha anunciado que presentará enmiendas para garantizar la autonomía municipal. El Consistorio de Huesca también ha explicitado en los últimos días su disconformidad con esta medida.

Otra ley sobre el territorio largamente prometida por el Gobierno aragonés y que no ha encontrado hueco en las dos legislaturas anteriores, la de protección de las zonas de alta montaña, tampoco se desarrollará previsiblemente en 2008. La perspectiva inicial es que el Ejecutivo comience una toma de contactos con agentes del territorio y todo tipo de entidades previa a la redacción de la norma, que podría ir al Parlamento en la última etapa de la legislatura.

Por su parte, la conservacionista Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón ha vuelto a presentar en las Cortes una iniciativa legislativa popular (ILP), respaldada por 18.000 firmas, similar a la que no fue aceptada a trámite en la pasada legislatura pese a contar con más de 30.000 avales. Su futuro, en cualquier caso, se presenta oscuro. PSOE y PAR ni se plantean dar cabida a la propuesta legislativa de la plataforma, que incluye una moratoria para la creación de nuevas estaciones de esquí y la ampliación de las ya existentes.

Otras dos leyes relevantes que esperan su turno para llegar al Parlamento, y que podrían encontrarlo más en 2009 que en 2008, son la de Capitalidad y la de Lenguas. Ambas fueron incluidas en los cien compromisos de gobierno de la coalición PSOE-PAR y nombradas por el presidente Iglesias en su discurso de investidura.

La primera, junto a la creación de la comarca de Zaragoza, servirá para cerrar el mapa administrativo aragonés, aunque ya ha levantado suspicacias en Huesca, puesto que el segundo municipio de la Comunidad percibe ese proyecto legislativo como un posible agravio.

La segunda, en caso de concretarse finalmente, vendría a solventar una larga deuda con el aragonés y el catalán, los dos idiomas minoritarios que se hablan en zonas concretas de la Comunidad.

Ponencias y comisiones

Entre la labor más acuciante de los diputados están también las cuatro ponencias especiales que se han constituido dentro de la acción de desarrollo estatutario. Las dos de mayor alcance son las que abordarán la creación de la Cámara de Cuentas de Aragón, largamente reivindicada, y la reforma de la ley electoral autonómica.

Las otras dos han sido creadas recientemente para reformar el reglamento propio del Parlamento, que se ha quedado tan obsoleto en varios puntos que ha sido necesario acordar una norma transitoria para poder tramitar los decretos-ley, y para planificar un Estatuto de los diputados de las Cortes.

Además, empezará el trabajo de la comisión especial sobre la situación y futuro del medio rural en Aragón, una iniciativa del Partido Popular que consiguió el apoyo de todos los grupos parlamentarios en un inicio de legislatura que, por el contrario, se ha caracterizado por el rechazo sistemático de las propuestas formuladas desde los banquillos de la oposición.

A modo de resumen, los primeros cuatro meses de la tercera legislatura PSOE-PAR hábiles para el Legislativo dejan un balance de cinco leyes y un decreto-ley aprobados. De las cinco leyes, dos son para la creación de los colegios profesionales de dietistas y ortopédicos y otras dos corresponden a los presupuestos de este año y las medidas tributarias.

La quinta normativa es la modificación de la ley de participación en la gestión del agua, mientras que el decreto es el ya comentado de adaptación de la normativa urbanística autonómica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.