Un galardón de mucha altura

EL PERIODICO 

Orte, licenciado en Ciencias Ambientales, pasó tres años grabando imágenes y testimonios de la evolución del Pirineo para una obra que en principio iba a llamarse Pirineo, tierra, visiones e identidad y para la que recibió ayudas económicas de la Diputación Provincial de Huesca y de la Fundación Anselmo Pié Sopena que apenas cubrían la décima parte del presupuesto inicial, que superaba los 50.000 euros. Ninguna productora quiso involucrarse en la producción, por lo que el cámara-director-productor tuvo que recurrir, junto con un grupo de amigos, a contratar un crédito de 25.000 gracias al que, finalmente, el documental ha podido ver la luz. Hasta ahora, las proyecciones se han limitado a pequeños foros en Aragón, Cataluña, Navarra y el País Vasco, aunque la obra va por la segunda edición y el trailer supera las 3.500 descargas en youtube.

El equipo, que considera el documental una «pequeña aportación al gran libro del paisaje pirenaico», piensa que en la montaña «ya no trabajamos el paisaje con las manos o con los animales, sino con grandes proyectos ejecutados con poderosas máquinas». El catedrático Eduardo Martínez de Pisón explica en la sinopsis del filme que «la mano del autor deja libertad a la realidad filmada en momentos confusos de transformación territorial y social, de urbanización y paisajes heridos».

El domingo recibió su primer premio. En octubre participará en otros dos festivales: la XVIII Muestra de Cine y Video Documental de Córdoba (Argentina) y el Festival Internacional de Cine de Bogotá.

 

DIARIO DEL ALTOARAGON

Un premio italiano para `Territorio de abejas, paisaje de hombres`
El documental de Daniel Orte prosigue su ciclo de proyecciones, presentaciones y festivales

La película documental de Daniel Orte Menchero `Territorio de abejas, paisaje de hombres` ganó el pasado 31 de agosto el premio a la Mejor Película en Defensa de los Territorios de Montaña en la 14 edición del Film Festival della Lessinia de Italia.

HUESCA.- La idea de realizar este documental rondaba por la cabeza de Daniel Orte desde hace ocho años cuando llegó a vivir al Pirineo aragonés desde su Madrid natal, pero para él `era necesario pasar por una etapa de aprendizaje y empezar a conocer cómo hacerlo hasta llegar el día en el que se puede decir que uno ya está listo, dejar el trabajo y pedir el dinero necesario para empezar a rodar`, que fue hace unos tres años, cuando se embarcó en la aventura de la cámara.

Anteriormente, Daniel Orte realizó dos cortometrajes (`Mi último valle` y `Acta de defunción por Espelunciecha`) hasta llegar al largo que tenía la ilusión de hacer y para el que `había que esperar, porque era una inversión de tiempo y dinero mucho mayor`.

Daniel Orte se muestra agradecido por la acogida y los premios que recibe su trabajo pues, `dentro de que no es un tema en absoluto comercial y en algunos puntos no es nada políticamente correcto, aunque sean en cierto modo objetivo`, el resultado ha sido mejor de lo esperado.

El documental empieza a ser un trabajo reconocido, algo que reconoce que es muy complicado, porque `hay veces que cuesta darse a conocer, pero siempre hay caminos para lograrlo`. En estos momentos el largometraje lleva unos 2.000 ejemplares vendidos, más de 3.500 visionados del trailer colgado en Youtube, unas 25 proyecciones y la presencia en muchos festivales, `lo que son unas grandes cifras para un proyecto que no tiene una productora detrás o alguna firma importante`, explica ilusionado.

En `Territorio de abejas, paisaje de hombres`, `siempre con una tendencia crítica, aunque dando voz a todas las partes implicadas`, cuenta la evolución de los paisajes pirenaicos de forma paralela al crecimiento cultural de las gentes que lo habitan, e incide especialmente en las últimas década cuando la evolución de los paisajes de la montaña está experimentando un cambio en ritmo y dirección que se guía más por unas pautas propias del mundo globalizado que por unas pautas culturales endógenas.

En el documental, se explica hacia dónde van esos paisajes a través de las opiniones de sus protagonistas y de los hechos más relevantes acaecidos en los últimos años. `Si hubiera sido un trabajo panfletario o desde un punto de vista tendría acogida sólo en una parte del sector, pero al dar cabida a todas las voces ha tenido una buena recepción en gente que tiene un criterio muy distinto al del director`, explica, pero aclara que, evidentemente, después de ver el largometraje `vas a descubrir mi punto de vista sobre el problema`.

A la hora de distribuir `Territorio de abejas, paisaje de hombres` Daniel Orte ha elegido una licencia de Arte Libre `de modo que cualquiera puede hacer lo que quiera con el trabajo: adaptarlo, copiarlo o meterlo en sus propias creaciones`. De esta forma pretende demostrar una filosofía muy específica, ya que realiza su trabajo `para que se conozca` y no piensa que por el hecho de que tenga copyright o no lo tenga `se gane más o menos dinero`. Esta licencia de Arte Libre contribuye a lograr uno de los dos grandes objetivos que se planteó con el documental: `Por un lado, que se difunda mucho y, por otro, recuperar la inversión de mucho dinero que supuso su realización`.

Daniel mantiene en la actualidad su trabajo como guarda en el refugio de Estós, que trata de combinar con sus próximos proyectos. `Estoy en la fase de mover el actual documental y empezando a valorar los próximos trabajos pero sin nadie que me achuche detrás hasta que tenga una idea clara de lo que quiero hacer`, relata Orte.

Anuncia que sus próximos proyectos mantendrán, `seguramente`, la temática del paisaje y de la montaña, pero puede que la línea sea distinta, `pues se trata de ir variando y seguir siempre igual`, aunque antes aún le quede un invierno de estudio, leer, ver películas e ir decidiendo, además de buscar dinero para su próximo rodaje.
 

PIRINEO DIGITAL

“Territorio de abejas” traspasa fronteras

El documental con el que Daniel Orte ha retratado la situación urbanística del Pirineo aragonés, “Territorio de abejas, paisaje de hombres”, está traspasando las fronteras de nuestra país. Este mismo verano, el trabajo ha recibido un premio del Festival de Cine de Lessinia (Italia), y este otoño se proyectará en sendos certámenes hispanoamericanos, en ciudad argentina de Córdoba y en Bogotá.

Documental
FOTO: Detalle de un fragmento del documental.

“Territorio de abejas, paisaje de hombres” ofrece una recopilación de imágenes y testimonios de habitantes de la cordillera, y expertos en temas medioambientales, para dar a conocer sus pensamientos y opiniones, creando un documento actual y que muestra a la perfección las contradicciones que se están viviendo en estos momentos en la cordillera pirenaica en cuanto a su desarrollo y planificación urbanística.

El resultado es una cinta de 82 minutos que, como indica catedrático Eduardo Martínez de Pisón, una de las figuras que aporta su testimonio, “la mano del autor deja libertad a la realidad filmada en momentos confusos de transformación territorial y social, de urbanización y paisajes heridos; delante están las gentes, que hace o padecen; al fondo, la montaña”.

Hasta la fecha, este trabajo que ha sido dirigido, filmado y editado por Orte, se había proyectado en pequeños foros de Aragón, Navarra, Cataluña y País Vasco. Pero el interés que genera y que suscita ha provocado que ya se encuentre en su segunda edición y que el tráiler haya superado las 3.500 descargas en Youtobe.

Ahora, Daniel Orte y su trabajo han logrado el reconocimiento internacional con el galardón del festival italiano, haciéndose con el Premio a la Mejor Obra en Defensa del Territorio de Montaña. Pero además, se gana el respeto de las comunidades montañesas, ya que el certamen de Lessinia está dedicado a la vida, historia y tradiciones de la montaña. La siguiente oportunidad para “Territorio de abejas” será en octubre, cuando la cinta concurra a la XVIII Muestra de Cine y Video Documental de Córdoba (Argentina) y al Festival Internacional de Cine de Bogotá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.