El fiscal pide que se impute a dos directivos de formigal por la muerte de tres esquiadores

HERALDO DE ARAGON, 11-09-2008

Ese día, se tendrán en cuenta como pruebas unas fotografías del lugar tomadas momentos antes del accidente que supuestamente habían sido borradas de la cámara que portaba uno de los fallecidos antes de ser entregada. Según informan fuentes próximas al caso, la Guardia Civil las recuperó posteriormente.

El fiscal de Jaca, Juan Baratech, argumenta en su escrito, con fecha 16 de junio de 2008, para solicitar la imputación de dos de los responsables del centro invernal, que «la imprudencia de los responsables de seguridad de la estación se centraría en el hecho de no haber cerrado la pista y en el hecho de mantener un panel informativo cuya información no se adecuaba a las condiciones de la nieve». Con este texto, la fiscalía participa en el proceso para esclarecer dónde se encontraban los esquiadores, por dónde esquiaban, si estaba o no cerrada la pista o si se informaba del riesgo de avalanchas correctamente.

Los tres esquiadores fallecieron el 4 de enero de 2008 sepultados por un alud de 300 metros en el paraje Garmo la Mina de Formigal cuando practicaban esquí. Los fallecidos fueron dos deportistas vascos -Íñigo Enrique Zurita-, de 37 años y vecino de Vitoria, y Daniel Osambela Echeverría, de 36 y natural de San Sebastián, y un zaragozano. Este último, Miguel Ángel Rodríguez, de 35 años, era además trabajador de la estación de Aramón-Formigal. Según explicaron en este momento fuentes de la empresa, se encontraba en el lugar realizando una labor fotográfica, ya que trabajaba en el área de comunicación y márquetin de la estación.

La cámara que portaba este último fue analizada posteriormente por el gabinete científico de la Guardia Civil, a petición del Juzgado nº 1 de Jaca que instruye el caso. Según fuentes próximas al caso, al parecer, parte de las fotografías que el propio Miguel Ángel Rodríguez había realizado antes de ser atrapado por el alud, habían sido borradas antes de entregar la cámara a las fuerzas de seguridad que realizaron los atestados del accidente.

Según detallan las mismas fuentes, los expertos de la Guardia Civil emitieron un informe el pasado 14 de abril, que se remitió al Juzgado nº 1 de Jaca el 8 de mayo. Además, aseguran que el gabinete científico recuperó las imágenes supuestamente borradas, que serán aportadas como pruebas, junto con otros documentos, el día de la declaración de los imputados ante la juez. En estos momentos, continúan las tareas de instrucción y se espera la citación de los testigos a declarar.

El estado de la pista

El escrito en el que se solicita al juez la imputación de los dos responsables de Formigal añade que «es evidente que la pista donde se produjo el accidente tendría que estar cerrada». Es una de las circunstancias que se tienen que esclarecer en la investigación iniciada por el fiscal. Según fuentes próximas, habría que comprobar si la pista estaba cerrada y con una señal que informaba del riesgo de aludes 4 o si bien, estaba abierta y la indicación de riesgo era menor.

La petición del fiscal de que los directivos de Formigal declaren como imputados no presume que vaya a existir una acusación contra ellos, puesto que será algo que tendrá que derivarse en todo caso de las declaraciones que realicen ante la juez.

El caso ha estado abierto en todo momento. La familia de Miguel Ángel Rodríguez, conocido por el apodo «Chusky», denunció los hechos con el ánimo de conocer las circunstancias en las que se produjo la muerte de su hijo.


HERALDO DE ARAGON, 12-09-2008

E. PUÉRTOLAS/ M. GARÚ. Huesca
La titular del Juzgado de Instrucción nº 1 de Jaca citará a declarar como imputados al director y jefe de seguridad de Formigal, por un presunto delito de imprudencia en la muerte de tres esquiadores sepultados por un alud el pasado 4 de enero en la estación altoaragonesa. Así lo determina en el auto en el que también se solicita que la Guardia Civil investigue «la supuesta desaparición involuntaria de las fotos» de la cámara que portaba uno de los fallecidos. No obstante, según informaron fuentes judiciales, todavía no se ha fijado la fecha y la hora para esta declaración.

Con este auto, la juez acepta la petición del fiscal quien en su escrito pide que se cite como imputados a los citados directivos de la estación de Formigal, «en tanto dicha condición garantiza sus derechos, más que si son citados a declarar como testigos». El fiscal de Jaca, Juan Baratech, apunta en su petición que «la imprudencia de los responsables de seguridad de la estación se centraría en el hecho de no haber cerrado la pista y en el hecho de mantener un panel informativo cuya información no se adecuada a las condiciones de la nieve». Además, añade que «es evidente que la pista donde se produjo el accidente debería haber estado cerrada».

El zaragozano Miguel Ángel Rodríguez, de 35 años, fue uno de los esquiadores fallecidos al quedar sepultado por un alud de 300 metros en el paraje Garmo la Mina de Formigal. Era trabajador del área de comunicación y márquetin de la estación y se encontraba realizando un reportaje fotográfico en el momento del accidente. Portaba una cámara fotográfica digital, que ha investigado la Guardia Civil, para encontrar «las fotografías borradas accidentalmente», según apunta el informe del gabinete científico de la Guardia Civil. Estas fotografías, que obran en poder de la juez, podrían servir para esclarecer algunas circunstancias.

La magistrada citará a declarar también a los cinco esquiadores que se encontraban en el momento del suceso junto a los fallecidos, y que se salvaron de la avalancha. Son los mismos que declararon el día 4 de enero para la elaboración del atestado del accidente. También llamará a otra persona cuyos datos aparecen en un correo electrónico aportado junto a la denuncia de Miguel Ángel Rodríguez Cortadé, padre de uno de los fallecidos.

Las fotos de la cámara

Es una de las peticiones que el fiscal Juan Baratech realizó en su escrito el pasado 16 de junio y que admite la juez María Espiau en el auto con fecha 27 de junio. Pero no es la única que recoge puesto que también resalta la «supuesta desaparición de involuntaria de las fotos, en concreto, que se informe sobre quién custodió la cámara, quién la manipuló y quién pudo haber borrado las fotos antes de que la Guardia Civil se hiciera cargo de la cámara». Un párrafo que se recoge de forma literal de la petición del fiscal.

Además, la juez solicita en su auto que la estación de esquí de Formigal tiene que aportar el parte de nieve de ese día, tanto de la página web como de las taquillas, el plano de las pistas, la póliza y condiciones generales y particulares del seguro y responsabilidad civil.

También solicita el plan de seguridad o protocolo de actuación en caso de avalanchas, que se informe sobre si los «pisteurs» de la estación, tras la gran nevada caída el día anterior, habían actuado de alguna manera en prevención de avalanchas, ya sea a través de cañones, voladuras o desencadenamiento de las mismas en toda superficie de la estación y si esa misma mañana algún «pisteur» había pasado por la zona donde se produjo la avalancha. Todos estos puntos también se corresponden a las peticiones que se recogen en el texto presentado en el juzgado por el fiscal de Jaca.

Por último, a instancia de la familia de otros de los fallecidos, se le solicita los efectos personales y documentación que tenía la estación sobre la actividad que este deportista hacía en el centro invernal donde se produjo el accidente.


RADIO HUESCA 12-09-2008

El Juzgado de Jaca podría declarar imputados a personal de Formigal por el fallecimiento de tres esquiadores

Instalaciones de Formigal

La situación de la zona y el hecho de mantener un panel informativo cuyos datos no se adecuaban a las condiciones de la nieve, son las bases que ha presentado la Fiscalía solicitando al Juzgado Número 1 de Jaca para que declaren como imputados el Director y el Jefe de Seguridad de Formigal por “un presunto delito de imprudencia en la muerte de tres esquiadores sepultados por un alud el 4 de enero de este año en el citado centro invernal”.

El ser imputados no implica desde un principio que exista una acusación contra ellos, ya que todo depende de las pruebas, unas fotografías realizadas en el lugar por uno de los fallecidos, trabajador de la estación y las declaraciones que realicen en las dependencias judiciales. Que en estos momentos no cuentan con fecha de su presentación.

Ante la aparición de esta información en prensa, los imputados por el momento no realizan declaraciones, siendo el departamento de Comunicación de Aramón el responsable de transmitir las oportunas informaciones al respecto. Desde esta área del citado grupo se ha indicado que “ estamos convencidos que los directivos y personal de la estación han actuado correctamente. Y este tipo de solicitudes de la Fiscalía son lógicas en un proceso por accidente y garantiza a los imputados sus derechos, al contar con su abogado y no prejuzga el hecho”.

Los hechos tuvieron lugar el citado día por la mañana cuando tres esquiadores fueron sepultados por un alud de 300 metros en el paraje Garmo la Mina de Formigal mientras practicaban esquí. Dos de ellos vascos, Íñigo Enrique Zurita, de 37 años y vecino de Vitoria, y Daniel Osambela Echeverría, de 36 y natural de San Sebastián, y Miguel Ángel Rodríguez, de 35 años, de Zaragoza, empleado de la estación donde se encontraba en el lugar realizando trabajos de fotografía.


EL PERIODICO, 12-09-2008

Aramón defiende su actuación en el alud de enero en Formigal

La Fiscalía ha pedido que declaren como imputados el jefe de seguridad y el director

 

 

La Guardia Civil, el día del accidente.
Foto:ROGELIO ALLEPUZ
 La sociedad Aramon afirmó ayer haber actuado correctamente con respecto al alud que se registró en Formigal y que acabó con la vida de tres montañeros. Así lo declararon al tener conocimiento de que el Juzgado de Jaca podría declarar imputados a personal de la estación de esquí Formigal por el fallecimiento de tres esquiadores

Según informó Heraldo, la situación de la zona y el hecho de mantener un panel informativo cuyos datos no se adecuaban a las condiciones de la nieve, son las bases que ha presentado la Fiscalía solicitando al Juzgado Número 1 de Jaca para que declaren como imputados el director y el jefe de seguridad de Formigal por un presunto delito de imprudencia en la muerte de tres esquiadores sepultados por un alud el 4 de enero de este año en el citado centro invernal. El ser imputados no implica desde un principio que exista una acusación contra ellos, ya que todo depende de las pruebas y las declaraciones que realicen en las dependencias judiciales. Que en estos momentos no cuentan con fecha de su presentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.