Solo falta la nieve

EL PERIODICO DE ARAGON 

Solo falta la nieve   

Las estaciones de esquí aragonesas se disponen a inaugurar una nueva temporada con buenas perspectivas. Con la excepción de Candanchú, que afronta un futuro todavía incierto, los centros invernales del Pirineo y Teruel tienen ya todo a punto para la campaña 2012-2013. En el caso de Formigal, en el valle de Tena, todo está listo para abrir el 1 de diciembre, con las pistas a rebosar de nieve si se cumplen las predicciones que apuntan a la caída de copiosas nevadas a lo largo de la próxima semana.

El hecho de que, en los tres últimos meses, la venta de abonos de temporada del grupo Aramón, al que pertenece Formigal, haya aumentado un 30% respecto a otros años constituye un indicador de que los aficionados esperan con ansiedad el momento de ponerse unos esquís.

Y lo que es válido para Formigal lo es también para Panticosa, Cerler, Astún y las dos estaciones turolenses. Pero no así, de momento, para Candanchú. La decana de las estaciones aragonesas está a la espera de que Aramón y la empresa que explota las instalaciones de la cabecera del valle del Aragón, Etuksa, firmen un acuerdo por el que el grupo creado por Gobierno de Aragón e Ibercaja gestione el centro, con una deuda cercana a los siete millones de euros.

OPTIMISMO «Las perspectivas son buenas», señala Antonio Gericó, director de Formigal. «El incremento de la venta de abonos revela que hay muchas ganas de esquiar». De hecho, en las estaciones confían en que, tras la mala campaña del año pasado, en la que apenas nevó, este invierno se produzca una avalancha de esquiadores.

Y ello pese a la crisis. «Para amortiguar el efecto de la recesión y el incremento del IVA hemos congelado los precios y se hacen ofertas, descuentos y tarifas especiales para colectivos», afirma Gericó.

En estos momentos, los trabajadores de Formigal ultiman las labores previas a la apertura y los que acaban de incorporarse a la plantilla terminan sus cursillos de formación. En este sentido, el número de trabajadores vendrá marcado por el tiempo y el número de kilómetros esquiables que haya en cada momento, de un total de 137.

«Buscamos personas polivalentes», explica el director de la estación. «Las especialidades más buscadas están relacionadas con los servicios, desde personal de restauración y alquiler de esquís a empleados de las taquillas, pisters y maquinistas», precisa.

Pese a su futuro incierto, Candanchú también ha estado preparando la temporada. «Todo el verano se hicieron preparativos», señala Eduardo Roldán, director del centro. Entre otras cosas, se han realizado trabajos en el snowpark y se han mejorado las pistas con la eliminación de pendientes transversales.

El turismo de nieve es fundamental para la economía del valle del Aragón. De ahí que Canfranc, al igual que otras localidades de la zona, haya puesto a punto una serie de actividades para después del esquí. «La oferta de posibilidades para los que no esquían y para la franja horaria en que están cerradas las estaciones es muy amplia», afirma Fernando Sánchez, alcalde de Canfranc, que subraya la potencia de la oferta de nieve en el valle del Aragón, donde en pocos kilómetros se sitúan las estaciones de Astún y Candanchú y la francesa de Le Somport, esta última de esquí de fondo.

Jesús Jericó, alcalde de Sallent, destaca la importancia de que Formigal pueda abrir para la Constitución. «Si la temporada empieza pronto, irá bien para el alquiler de apartamentos, ayudará a la venta de material deportivo y se notará en la adquisición de abonos», explica. El regidor reconoce que «el momento no está para ser demasiado optimista», pero hace hincapié en que, si el tiempo ayuda, el valle de Tena y Aramón podrán hacer una buena campaña.


RADIO HUESCA 

Todo preparado. Solo falta que llegue la nieve a las estaciones

Las estaciones de esquí del valle del Aragón y el valle de Tena esperan que llegue la nieve para comenzar la temporada en la primera semana de diciembre. Las novedades se centran en mejoras de los servicios, nuevas áreas infantiles y nuevas ofertas con ajuste de los precios. Astún, Formigal y Panticosa tienen todo previsto para el inicio de la temporada. Mientras Candanchú, que ha presentado el concurso de acreedores, espera que se firme el acuerdo de gestión con el grupo Aramón.

En el valle del Aragón la estación de Astún sus principales inversiones ya las realizó hace dos temporadas con el nuevo telesilla y nuevas zonas de innivación artificial. La estación de esquí de Astún, continuando con su política de contención de tarifas que inició en septiembre con la comercialización de sus abonos de temporada, y pese a la subida del IVA, mantendrá las tarifas de la temporada pasada en sus forfaits de adulto y baja un 5% las de Infantil. Además aplicará un 10% de descuento a los miembros de familia numerosa.

La estación de Candanchú está en concurso de acreedores, se espera que en los próximos días se firme el acuerdo de gestión con el grupo Aramón. Jorge Navarro trabajador de Candanchú, ha señalado que cuando se solucionen los problemas administrativos, harán todo el trabajo necesario para abrir el centro lo antes posible

En el valle de Tena en la estación de Formigal Una oferta comercial que se suma a las novedades de ocio y turismo que presenta el holding esta temporada es la una nueva zona de ocio familiar de 10 hectáreas que llevará por nombre “Portalet Park”. Este espacio, situado en el valle del Portalet, concentrará actividades para todos los públicos que van desde el tubbing y las excursiones en trineos tirados por perros, pasando por el paintball sobre nieve, la construcción de iglús etc.

En el caso de Panticosa, se ha remodelado la zona infantil “Skity Slalom”. Una pista de obstáculos que se ha convertido en el lugar ideal para que los más pequeños realicen sus primeros giros con los esquís.

En el apartado comercial, las estaciones del valle de Tena congelan el precio del bono de día, al tiempo que descuenta un 10% los costes de los forfaits en caso de ser adquiridos vía online a través de la web de Aramón.


RADIO HUESCA

Las ganas de esquiar de los aficionados anima la espera de la nieve

Son muchas las personas que, en estos momentos, están pendientes del cielo. No son solo los negocios relacionados con el mundo de la nieve, los aficionados al deporte blanco también viven con entusiasmo la espera de precipitaciones en el Valle de Benasque. Desde la estación de los Llanos del Hospital, desde Aramón Cerler y desde la Asociación Turística del Valle de Benasque afirman que, le gran interés que muestran los esquiadores, hace más llevadera la espera.

Por ello, en estos momentos se trabaja casi a contrarreloj para que cuando llegue la gran nevada prevista para las próximas horas, está todo perfecto.

Entre las labores desarrolladas en los últimos meses se encuentran, además de las obras de mantenimientos de las estaciones, mejoras en el ocio, en el caso de Aramón Cerler; la creación de un completo calendario en los Llanos del Hospital y la promoción por media España del Valle de Benasque, desde la Asociación Turística del Valle de Benasque.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.