Silva asegura que el 94,7% del territorio de montaña aragonés está protegido

ARAGON DIGITAL 13-03-2009

Silva asegura que el 94,7% del territorio de montaña aragonés está protegido 

El 94,7% de la superficie de montaña aragonesa está sometida a alguna figura de protección y de ellas, en casi el 60% ya se han aprobado planes específicos. Así lo ha destacado este viernes el consejero de Política Territorial, Rogelio Silva, al ser interpelado por Chunta Aragonesista en relación al futuro proyecto de Ley de la Montaña.

La zona montañosa es aquella situada por encima de los 1.500 metros de altitud, lo que en la Comunidad supone 3.687 kilómetros cuadrados, que corresponden al 7,7% de la superficie total y al 88,5% de las zonas incluidas en la Red Natural de Aragón. Según ha dicho el consejero, y pese a las críticas de los aragonesistas, la protección se desarrolla “en la mayor parte de su superficie y sobre todo en los ecosistema más significativos”.

Entre sus argumentos, el consejero ha detallado que el Ejecutivo autonómico tiene en marcha cinco programas piloto de desarrollo sostenible rural, de los que tres afectan a zonas de montaña. Además, ha destacado el Plan de Depuración de Pirineo y el Plan de Infraestructuras de Telecomunicaciones.

Estos datos, no obstante, no han convencido al portavoz de CHA, Bizén Fuster, quien ha querido conocer la política del Gobierno aragonés a la hora de controlar los proyectos urbanísticos en las zonas montañosas y a quien acusa de aprovechar “el vacío legal existente” para “promover” actuaciones “especulativas». «El Gobierno de Aragón, no sólo no vela por la protección de las montañas, sino que es el impulsor y promotor de proyectos insostenibles y especulativos», ha aseverado el diputado de CHA en relación a las ampliaciones previstas en Astún y Castenesa.

Fuster, que ha interpelado al consejero por el desarrollo de la futura Ley de Montaña –uno de los 100 objetivos para esta legislatura-, ha matizado no estar en contra de que se impulse el sector de la nieve, pero se ha cuestionado si las actuaciones previstas son las más idóneas desde el punto de vista medioambiental y económico. “El debate no es si se deben ampliar las pistas de esquí de Astún, en lo que estamos de acuerdo, el debate es si la única forma que se tiene para hacerlo es a través de la especulación urbanística”, ha destacado el aragonesista.

A este respecto, Silva ha respondido que el Departamento de Medio Ambiente ha cumplido con la legislación a la hora de tramitar los proyectos existentes y ha negado que el desarrollo no esté siendo sostenible y que el Pirineo esté creciendo de forma desordenada. “El incremento de la zona urbanizable en los municipios pirinaicos ha sido mínimo”, ha afirmado.

En cuanto al desarrollo de la Ley de Montaña, Silva ha explicado que ya se han reunido con la Plataforma de Protección de las Montañas y otros agentes implicados y que en estos encuentros se ha detectado cierto desconocimiento en cuanto a la legislación vigente. El consejero mantiene que se continuará con las reuniones para decidir la posible tramitación de esta ley, cuyos “dos caballos de batalla son la nieve y la urbanización”.

Finalmente, el consejero ha reiterado la apuesta del Gobierno de Aragón para impulsar el sector de la nieve como elemento dinamizador de estas zonas. A su juicio, “trasformar el territorio no significa degradarlo, las zonas afectadas no son muy significativas, contamos con instrumentos de protección ambiental para minimizar los posibles impactos y porque no es incompatible la urbanización con la protección de montaña”.


SOITU 13-03-2009

 

Silva sigue trabajando en una «posible» ley de comarcas de montaña

EFE   Actualizado 13-03-2009 13:46 CET

Zaragoza.-  El consejero de Política Territorial, Justicia e Interior del Gobierno de Aragón, Rogelio Silva, ha anunciado hoy que su departamento sigue trabajando en una «posible» ley de comarcas de montaña que normalice la «situación legislativa desordenada» en relación a esos territorios.

Silva, en respuesta a una interpelación formulada por el diputado de CHA Bizén Fuster, ha recordado que casi el 95 por ciento del territorio aragonés está afectado por alguna figura de protección y casi el 60 por ciento está dentro de algún Plan de Ordenación de los Recursos Naturales ya aprobado, con lo que la protección de este territorio de montaña, especialmente sensible, está garantizado.

En todo caso, ha insistido en que está en contacto con la Plataforma en Defensa de las Montañas para perfilar la posible ley.

Durante su intervención, Fuster se ha referido especialmente a los proyectos de urbanización asociados a las ampliaciones de las estaciones de esquí de Astún, en el Valle del Aragón, y de Cerler, en el de Castanesa.

Para el diputado de CHA, estos proyectos, que incluyen la construcción de urbanizaciones de casas y apartamentos en zonas de alta montaña especialmente sensibles a estos impactos, han nacido al amparo del «vacío legal» provocado por la ausencia de una Ley de la Montaña que, por otro lado, el presidente aragonés, Marcelino Iglesias, ha prometido en sus tres discursos de investidura.

El Gobierno de Aragón, ha dicho el consejero en este sentido, apoya el sector de la nieve, pero transformar el territorio para desarrollarlo «no significa degradarlo», ha apuntado, porque entre otras cosas la superficie afectada no es «muy significativa».

Fuster se ha mostrado de acuerdo con la necesidad de mejorar y modernizar las instalaciones de las estaciones de esquí, pero ha planteado dudas acerca de que la única forma de financiarlas sea «la especulación urbanística» que a su juicio rodea a los proyectos de Astún y Cerler, porque incluyen la construcción de miles de apartamentos y, en el último caso, un restaurante a 2.500 metros de altitud y en el centro de un circo glaciar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.