Quince entidades del pirineo catlán se unen contra la especulación urbanística

LA VANGUARDIA 20.11.04
Quince entidades del Pirineo se unen para luchar contra la presión urbanística

JAVIER RICOU – 20/11/2004
LLEIDA

Salvem el Pirineu. Este es el lema elegido por una quincena de entidades de diferentes comarcas del Pirineo, unidas para tratar de frenar la presión urbanística en las zonas de montaña. Miembros de estos colectivos, que proceden de Val d´Aran, Cerdanya, Alta Ribagorça, los dos Pallars, Andorra, el sur de Francia y el Berguedà, tienen previsto reunirse el próximo día 27 en Puigcerdà para elaborar un «documento de mínimos» que marque las bases de un crecimiento sostenible del Pirineo.

La creación de esta plataforma es una prueba más del creciente descontento de los habitantes del Pirineo contra la especulación urbanística en su territorio. Jamás se habían oído antes tantas voces críticas desde esas zonas de montaña contra el actual modelo turístico que se ha implantado, basado principalmente en la construcción de segundas residencias.

Entre las entidades que forman esta plataforma se cuentan desde grupos ecologistas como Depana, hasta pequeñas asociaciones de vecinos como la creada en la Vall d´Àssua o el Ayuntamiento de Sant Julià de Cerdanyola (Berguedà).

Estos habitantes del Pirineo creen que aún se está a tiempo de proteger el paisaje de muchos valles y zonas actualmente amenazados por esta desmesurada construcción de segundas residencias, como es el caso de Pedra (Cerdanya), aunque para ello son conscientes de que necesitan el apoyo del Govern para poner coto a toda esta especulación inmobiliaria.

Desde estas entidades se insiste en el peligro de convertir el Pirineo en una copia montañosa de lo que representa en el turismo de costa Lloret de Mar. La nueva plataforma, creada con esta unión de esfuerzos llegados de toda la cordillera, se propone marcar claramente los límites del crecimiento en las zonas de montaña. Un ejemplo de la presión urbanística que está padeciendo este territorio está en las Valls d´Àneu, donde se prevé construir más de 300 viviendas en los próximos dos años.

Los integrantes de Salvem el Pirineu reiteran que el paisaje es el principal patrimonio de su territorio y se muestran dispuestos a luchar hasta el final para que no se siga destruyendo esta belleza natural en beneficio exclusivamente económico de unos pocos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.