¿que y a quien defiende el departamento de medio ambiente?

HERALDO DE ARAGON 21 de mayo de 2004

La ampliación de Formigal respeta el impacto ambiental
El consejero Boné defendió ayer el rigor con el que se ha tramitado el proyecto de Aramón .

AGENCIAS. Zaragoza | El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón, Alfredo Boné, afirmó ayer que el proyecto de Aramón para ampliar la estación de esquí de Formigal, en el término municipal de Sallent de Gállego, «ha sido sometido rigurosamente a los procedimientos que establece la normativa medioambiental».

Así lo manifestó después de que miembros de la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón se concentraran en Zaragoza ante las puertas de Ibercaja, entidad financiera que forma parte de Aramón junto con el Gobierno de Aragón, para mostrar su rechazo a las obras.

Boné explicó que el Departamento de Medio Ambiente tramita los expedientes que le van llegando y en el caso de la ampliación de Formigal se sometió a impacto ambiental y «se hicieron recortes y limitaciones importantes, desestimaron tres pistas enteras de las que proponía el proyecto, se recortaron dos pistas previstas, y se condicionaron pistas y remontes a un estudio más detallado, además de que se obliga a una restitución total de la cubierta vegetal».

«Nos encontramos satisfechos del trabajo que hicimos y me parece respetable que la gente se manifieste», dijo, pero «hay que aspirar a establecer marcos de encuentro donde puedan entenderse los planteamientos de unos y otros», añadió. «Creo en el proyecto de Aramón -añadió el consejero de Medio Ambiente-, que hay que abordar desde la sostenibilidad» y recordó que «la primera declaración que hace el plan estratégico de Aramón es el enorme respeto por el medio ambiente e indica que todas sus actividades deberán realizarse en un entorno sostenible».
Lo dice en el Heraldo de Aragón con estas palabras.

La de ayer era la primera acción de la plataforma dentro de la campaña «DM (Diálogo y Moratoria, Defensa de las Montañas)». Miembros de este colectivo, disfrazados de «superhéroes» que luchan por estos paisajes, pidieron una moratoria en las obras y diálogo entre las partes implicadas y repartieron entre los ciudadanos fotocopias de euros para simbolizar que «los paisajes de montaña valen mucho más que un puñado de billetes», explicó Francisco Iturbe, miembro del mencionado colectivo conservacionista.

El próximo 3 de junio, jueves, la plataforma tiene previsto formar una cadena humana entre las sedes de Ibercaja y el Gobierno de Aragón. El domingo 30 de mayo se ha organizado una excursión naturalista a Espelunciecha. Y del 4 al 11 de julio también está prevista una marcha a pie entorno al macizo del Anayet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.