Proposiciones de la chunta acerca del desarrollo del esquí

Chunta Aragonesista ha presentado un documento que aborda una nueva política para el turismo relacionado con el esquí y la nieve, que opta por otro modelo de estaciones de esquí menos impactante y más moderno. El grupo político cree el desarrollo sostenible del turismo debe ser respetuoso con el medio ambiente, y apuesta por la desestacionalización del turismo en las zonas de montaña.

Chunta cree que es necesaria una nueva ley de la montaña «que fije las bases de estabilidad tanto económica como política, en donde se evalúen los impactos sociales, económicos y ambientales del turismo de la nieve, y asegure la implicación de sectores socio-económicos con el objetivo de alcanzar la más eficaz participación pública y privada».

El secretario de Economía, Empleo y Turismo de CHA, Eduardo Pueyo, ha incidido en que ese desarrollo sostenible debe respetar el medio ambiente, porque «es un valor añadido como desarrollo futuro. No podemos tener pan para hoy y hambre para mañana», ha añadido.

Eduardo Pueyo ha afirmado que la planificación del sector de la nieve debe pasar por la mejora de las infraestructuras de acceso, demandadas desde hace años en Aragón, y por la mejora de los servicios de transporte, como por ejemplo zonas de aparcamiento lo más cerca posible de los pueblos y servicios colectivos de transporte que acerquen a los esquiadores a las pistas.

«Esta desestacionalización -ha continuado- también debe darse en las pistas de esquí, donde el 90% de los usuarios se concentra en días señalados», y ha apuntado que «el objetivo de Aramón debería ser aumentar la cifra de usuarios por kilómetro esquiable, para sacar un mayor rendimiento a las pistas».

La nueva política de CHA para el turismo de esquí y la nieve apuesta también por ampliar la oferta turística «con paquetes turísticos que desarrollen la zona, generen empleo y contribuyan al desarrollo demográfico».

Otro aspecto que recoge la nueva política es la edificación residencial y hotelera, porque, para Chunta, la actual produce impactos urbanísticos, medioambientales y paisajísticos. Por ello, uno de los integrantes del Consello Nacional, César Ceresuela, ha explicado que se deben priorizar las «camas calientes frente a las
camas frías», es decir, apostar por la construcción de pequeños y medianos hoteles y casas rurales en vez de urbanizaciones y viviendas que permanecen vacías buena parte del año. Ceresuela ha hecho también hincapié en la construcción de viviendas de protección oficial en los valles para asegurar sobre todo a los jóvenes unos precios asequibles.

Con respecto al debate de ampliación de las pistas, César Ceresuela ha afirmado que no se cierran a ello, pero que debe ser con el menor impacto posible para el medio ambiente, porque, según él «las pistas de esquí deben adaptarse al medio y no el medio a las pistas de esquí».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.