Presencia de osos en castanesa, donde aramon planea su megaproyecto urbanístico

EL PERIODICO. La principal hipótesis, según fuentes del Gobierno aragonés, es que se trata de dos ejemplares originarios del Valle de Arán que habrían realizado una pequeña incursión en territorio aragonés. Sin embargo, los técnicos continúan buscando en la zona huellas o excrementos que confirmen la presencia de estos plantígrados.

De ser así, se trataría de los primeros osos avistados en la Ribagorza. Además, se descarta que sean los ejemplares eslovenos reintroducidos por el Gobierno francés la pasada primavera, ya que todos ellos iban equipados con el correspondiente transmisor. Por otra parte, según la descripción del pastor, la cría era ya grande, mientras que los ejemplares se soltaron hace solo unos meses.

El ganadero, que cuidaba de su rebaño compuesto por más de 400 vacas y terneros vio como pasaban dos osos a unos 200 metros por el paraje Coll de Salinas en sentido al pico de Valliberna, según adelantó el Diario del Alto Aragón.

Ante la presencia de los plantígrados, las vacas se asustaron y empezaron a correr despavoridas, hasta tal punto que el pastor no pudo controlarlas pese a que le acompañaban tres perros. De hecho, el ganadero tuvo que acudir un día después a la zona para recoger los animales, que estaban sanos, y llevarlos de regreso al establo.

EXPECTACIÓN Y ALARMA El posible hallazgo de dos osos autóctonos del Pirineo o procedentes de una repoblación anterior ha originado expectación entre los ecologistas, ya que sólo están controlados menos de 20 ejemplares, lo que no garantiza la pervivencia de la especie.

No obstante, al mismo tiempo, la noticia ha generado preocupación entre los agricultores del Pirineo, que ya han mostrado su recelo a la reintroducción de osos por las afecciones que tiene para el ganado.

Junto a los técnicos, formados específicamente en el seguimiento de la población osera, se ha desplazado a la zona un técnico del Servicio Provincial de Medio Ambiente de Huesca, con el objetivo realizar un seguimiento de los ejemplares.

Los agentes de Protección de la Naturaleza están distribuidos en dos áreas: Vallibierna y Castanesa. Además, el Departamento de Medio Ambiente tiene previsto contratar a dos personas de la zona para que realicen de forma continuada labores de vigilancia y seguimiento.

El director general de Medio Natural, Alberto Contreras, se reunirá el próximo lunes con el alcalde de Montanuy, José María Agullana, y representantes de los ganaderos de la zona para analizar los datos del seguimiento realizado y adoptar las medidas necesarias en caso de que la presencia de osos hubiera producido algún daño.

En todo caso, el Gobierno de Aragón reiteró ayer que cualquier daño que hayan producido o puedan producir los osos será asumido por el Departamento de Medio Ambiente.

– – –
Temor entre los ganaderos ribagorzanos tras varios avistamientos de una osa
Un pastor vio el martes en Montanuy a la madre y el osezno que en los días siguientes espantaron a dos rebaños más en Castanesa.

HERALDO. La presencia de una osa y su cría en los montes de Montanuy ha generado una gran preocupación entre los ganaderos ante las posibles afecciones que los plantígrados pudieran ocasionar a los rebaños de la zona.

Los osos fueron vistos el pasado martes por un pastor que vigilaba su ganado en unos prados situados en el Coll de Salinas, cercanos a la localidad ribagorzana de Aneto. Su rebaño, de más de 400 cabezas, estaba pastando a primeras horas de la tarde cuando el ganadero observó que las vacas y los terneros se mostraban intranquilos, anormalmente alterados y que muchos iniciaban una desesperada huida. Al levantar la vista, observó que una osa y su cría pasaban a unos 200 metros de donde se encontraba.

Son los dos primeros plantígrados que se detectan en Ribagorza desde que hace varios años un oso atacó unas colmenas en las inmediaciones de Laspaúles y su presencia ha reavivado un sentimiento de temor entre los ganaderos de la comarca, opuestos a la reintroducción de la especie en el Pirineo promovida por Francia.

«El martes fue en Aneto, el miércoles se asustaron las vacas en Castanesa y hoy (por ayer) nos llegan noticias de que los osos siguen por la zona de Castanesa pero hacia la montaña de Laspaúles, donde han desperdigado un rebaño de un ganadero de San Feliu de Veri», explicó el alcalde de Montanuy, José María Agullana, quien reconoció que los osos no habían atacado a los rebaños, «pero las vacas se espantaron y fue imposible controlarlas».

Agullana abundó en que en esta ocasión los osos han sido vistos «pero si nadie llega a verlos es muy difícil, por no decir imposible, demostrar que han sido ellos los que han espantado el ganado». Y es que esta vez los ganados asustados corrieron hacia otras zonas de pastos pero, como comentó el alcalde, en el caso de Aneto, «si hubieran tomado el camino contrario habrían ido hacia una zona de quebradas y muchas cabezas se habrían despeñado».

Convirtiéndose en portavoz de la mayoría de los ganaderos de la zona, Agullana reconoce que la presencia de los osos supone «un problema»: «Pensamos que la ganadería y los osos son incompatibles y entendemos que esto sólo puede llevar a que los ganaderos se aborrezcan y le demos la puntilla a un sector ya muy tocado».

Para intentar minimizar este descontento, agentes de Protección de la Naturaleza específicamente formados en el seguimiento de la población osera trabajan desde el miércoles en la búsqueda de indicios que confirmen la presencia de los osos. Estos trabajos, coordinados por un técnico del Servicio Provincial de Medio Ambiente que también se encuentra en la zona, tienen como objetivo realizar un seguimiento de los ejemplares, ya que éstos carecen de transmisores. Por este motivo se descarta que los osos avistados en Montanuy sean alguno de los reintroducidos por Francia la pasada primavera. La hipótesis más probable es que se trate de una osa y su osezno que tendrían su hábitat en el valle de Arán y que habrían realizado una incursión en territorio aragonés.

Por otra parte, el director general de Medio Ambiente, Alberto Contreras, se reunirá el próximo lunes con el alcalde de Montanuy y con representantes de los ganaderos de la zona para analizar los datos del seguimiento realizado y adoptar las medidas necesarias en caso de que los osos hubieran producido algún daño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.