Otro modelo para el sector de la nieve

POR distintas vicisitudes, las recalificaciones de suelo diseñadas para sufragar las inversiones en las estaciones de Formigal, Cerler y Castanesa han resultado una quimera, lastrando las cuentas del ‘holding’ aragonés de la nieve. Se confió en que la burbuja inmobiliaria financiara la mejora y creación de nuevos dominios esquiables, pero estalló sin que el desarrollo de los suelos llegara a cuajar. Este hecho no inhabilita los planes para seguir mejorando los complejos invernales. Eso sí, los que toman las decisiones deberían pensar en la idoneidad de aplicar alguna otra fórmula que haga viable el sostenimiento de las cuentas de Aramón. No puede ser que asuma a pulmón el mantenimiento y mejora de las infraestructuras sin que explote negocios asociados cuyo rendimiento contribuya al mantenimiento de este sector estratégico para Aragón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.