Los centros de esquí reivindican 1.000 millones para las áreas de montaña

El presidente de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña (Atudem), Aureli Bisbe, recordó que su sector es «pequeño económicamente, pero importantísimo en las comarcas en las que influye». «Este deporte lleva a los habitantes de ciudad al campo en un ambiente controlado sin el que muchos de esos urbanitas no irían allí», manifestó el también director general de Baqueira Beret, quien detalló en 7.000 los puestos de trabajo directos que genera esta actividad y en 50.000 los indirectos.

Aureli Bisbe puso un ejemplo clarificador: «Si Seat es importante para Barcelona, las estaciones de esquí lo son todavía más para las comarcas de montaña por su ayuda a la economía local». Sin embargo, Bisbe rehuyó solicitar ayudas a la administración y únicamente apuntó que muchos gobiernos autonómicos participan directamente en la gestión de complejos como sucede en Andalucía con Sierra Nevada, «pero también en Cataluña o Aragón».

Otro apunte ofrecido por el nuevo presidente de la Atudem, que ocupa el cargo desde el pasado mayo, es que la inversión realizada para la temporada 2009-10 asciende a 54 millones, un ocho por ciento superior a la realizada hace un año, y supondrá que el 40 por ciento de las estaciones incrementará sus kilómetros esquiables. Por áreas, Aragón se ha gastado 21.396.000 euros; Cataluña, 19.056.582; la Cordillera Cantábrica, 6.167.313; el Sistema Penibético, 5.284.000; y el Sistema Central, 2.388.000.

RÉCORD DE VISITANTES

A alcanzar estos números ha contribuido el récord absoluto de visitantes a las estaciones que se consiguió la pasada campaña con 7.411.275, lo que supone un incremento del 27 por ciento respecto a la anterior temporada.

Aureli Bisbe consideró que estas cifras demuestran «que, pese a la crisis, si hay nieve -la climatología fue extremadamente benigna con el sector- este modelo económico crece». De todos modos, Bisbe advirtió del cambio que la recesión ha provocado en los hábitos de los esquiadores, «que antes habían realizado sus reservas a estas alturas de año y, ahora, esperan hasta el final».

Para solventar esta situación, las estaciones han adoptado diferentes políticas comerciales que varían entre el mantenimiento de precios o los descuentos agresivos.

Atudem, en un momento en el que, según su presidente, es «vital que se genere ambiente de nieve», se congratuló por la organización en Barcelona este fin de semana de una prueba de Copa del Mundo de «snowboard» y una competición internacional de esquí de estilo libre, ambas en la modalidad de «big air» y que tendrá lugar en el Estadio Olímpico de Montjuic.

Del mismo modo, la directora general de la asociación, Paloma García, elogió la actividad deportiva que general las diferentes estaciones y nombró tanto el Mundial de «telemark» previsto para el próximo marzo en Gran Pallars como el de «snowboard» que se disputará en La Molina en 2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.