Los alcaldes del valle del aragón quieren mediar entre candanchú y aramón

HERALDO DE ARAGON

Los alcaldes del valle del Aragón quieren mediar entre Candanchú y Aramón

Los alcaldes del valle del Aragón han creado una comisión para mediar entre Etuksa -empresa que gestiona Candanchú- y Aramón con el fin de intentar que recomponer las negociaciones que ambas sociedades mantenían para la integración del complejo jacetano en el holding de la nieve. Las conversaciones se rompieron la pasada semana, cuando la empresa mixta que conforman Gobierno de Aragón e Ibercaja dijo, tras conocer el informe de una auditoría que ambos habían encargado sobre el complejo deportivo que gestiona Eduardo Roldán, que la absorción era «inviable» debido a su mala gestión.

La comisión mediadora estará formada por cuatro personas. Se trata de los alcaldes de Aísa, José Luis Galindo, de Canfranc, Fernando Sánchez, de Jaca, Enrique Villarroya y el presidente de la Comarca de la Jacetania Alfredo Terrén. Así lo dio a conocer Villarroya, tras una reunión a la que asistieron también los ediles de Villanúa, Castiello y Borau, y el diputado cheso Luis Gutiérrez.

Lo primero que harán, según apuntó Villarroya, será «recopilar una información más exacta y clara, que ambas empresas tienen y nosotros no, sobre las negociaciones. Después estudiaremos cómo podemos mejorar el futuro de las estaciones, y en particular de Candanchú». «Queremos participar en las decisiones que se pueden tomar, para facilitar que las estaciones invernales sigan siendo motor de la actividad económica del valle y referente del mismo», añadió el alcalde jaqués, que fue el único que participó en la rueda de prensa.

El grupo trabajará «desde la prudencia y la trasparencia y para que sea posible un acuerdo, pero respetando las decisiones de ambas empresas», destacó el primer edil jaqués. Esta comisión «estudiará todas las posibilidades, para conseguir el acuerdo más favorable» y acordó mantener reuniones con «un representante de Etuksa», el presidente de Aramón, Francisco Bono y con el tejido económico, social y empresarial del territorio. Se celebrarán «todas las reuniones que sean necesarias», y éstas comenzarán «en un plazo breve de tiempo». Ayer mismo, según pudo saber este periódico, ya mantuvieron un primer encuentro informal con Eduardo Roldán, director de la estación de Candanchú, aunque nada ha trascendido del mismo.

Villarroya también informó de que con el Gobierno de Aragón «no es necesario mantener reuniones, porque mantenemos contactos a diario», de manera que será «el primero en conocer las posturas adoptadas». Los alcaldes del valle también quisieron transmitir a la sociedad «tranquilidad y seguridad», porque el principal objetivo es «seguir manteniendo la actividad económica que tiene la nieve en este territorio», concluyó.

Críticas del PP

Por otra parte, el diputado del PP en las Cortes de Aragón Eloy Suárez, consideró un «verdadero despropósito» la actuación del Gobierno de Aragón en las negociaciones para la integración de Candanchú en el grupo Aramón que conforma al 50% junto a Ibercaja. Las declaraciones las realizó en una rueda de prensa sobre el Pacto del Agua.

Asimismo, el diputado opinó que la administración autonómica ha generado un «auténtico problemón donde antes no lo había». Y es que añadió que su apuesta por unas determinadas zonas, a través del holding, ha provocado «un problema de desequilibrio territorial». Además, Suárez consideró que el Ejecutivo debería haber sido «mucho más escrupuloso y prudente en la búsqueda de soluciones» y advirtió al presidente aragonés, Marcelino Iglesias, que esta situación, al igual que la del balneario de Panticosa, «no se va a solucionar con buenas palabras».


EL PERIODICO DE ARAGON

Un futuro para Candanchú y para el valle

Los alcaldes del Valle del Aragón mediarán entre la empresa que explota la estación de esquí de Candanchú y el grupo Aramón, para recomponer relaciones y propiciar las negociaciones entre ambas sociedades para que se produzca la integración del centro invernal en la empresa mixta participada por la DGA e Ibercaja. Normal. Mientras los valles de Tena y de Benasque, donde Aramón explota tres estaciones, han mejorado en los últimos años, el valle del Aragón languidece pese a seguir siendo el de mayor población. Si la comunidad apuesta por la nieve, hay que propiciar este encuentro, sí o sí.


DIARIO DEL ALTOARAGON

Los alcaldes del entorno de Candanchú crean una comisión

Los alcaldes del entorno de Candanchú constituyen una comisión que pedirá entrevistarse con responsables de la empresa Etuksa, que gestiona esta estación de esquí, y del Grupo Aramón, tras comunicar éste la inviabilidad de integrar al centro invernal en su sociedad empresarial, participada por el Gobierno de Aragón e Ibercaja.

En una reunión mantenida ayer en el Ayuntamiento de Jaca por su alcalde, Enrique Villarroya, y los de Aísa (término municipal al que pertenece Candanchú), José Luis Galindo; Borau, Daniel Pérez; Canfranc, Fernando Sánchez; Villanúa, Luis Terrén, y Castiello de Jaca, Álvaro Salesa, así como el presidente de la Comarca de la Jacetania, Alfredo Terrén, y el diputado provincial y alcalde cheso, Luis Gutiérrez, se acordó que sea una comisión con cuatro representantes la que solicite y lleve a cabo reuniones con las dos partes para «recabar información y analizar la forma de mejorar el sector de la nieve».

Así lo manifestó tras la reu­nión Enrique Villarroya, nombrado portavoz de esta comisión, integrada además por los alcaldes de Aísa y Canfranc y el presidente comarcal. «Hemos analizado la situación tras el comunicado del 2 de julio de 2009 de la empresa Aramón, las reacciones al respecto y la información, y cuál es el trabajo que entendemos que los alcaldes tenemos que realizar», dijo. «En este sentido- añadió-, queremos transmitir tranquilidad y seguridad al territorio, que no haya ninguna alarma de ningún tipo, puesto que estamos convencidos de que la nieve en el valle del Aragón, con las dos estaciones, Astún y Candanchú, va a seguir siendo uno de los referentes importantísimos del turismo de la comunidad autónoma y del turismo de nieve, y va a seguir siendo un motor importante de la actividad económica de nuestro valle».

Señaló además que «los alcaldes entendemos que la relación entre Etuksa y Aramón es entre dos empresas y, por lo tanto, no sería correcto que nos inmiscuyéramos en su gestión individual ni en la relación entre ambas, pero sí queremos participar, ayudar y coadyuvar a las decisiones que tomen Etuksa y Aramón para facilitar y potenciar la nieve, las estaciones de esquí, el turismo y la economía del valle, que se mejore, se proyecte y no vaya a una situación de dificultad o de generación de alarma».

Villarroya planteó «huir de que no ha existido acuerdo», ya que, según indicó, «no me consta que no haya existido acuerdo y no se siga trabajando en la búsqueda de una solución de entendimiento», aunque «tampoco les vamos a pedir o imponer que busquen un acuerdo, sino que hay que seguir trabajando para alcanzarlo. En ese sentido yo creo que en el territorio tenemos un papel importante que desempeñar en los próximos días». Se trata, agregó, de «trabajar en la misma dirección».

La comisión de alcaldes, tras recabar información «lo más exacta y clara posible», analizará «de qué manera desde el territorio, sus ayuntamientos y su tejido socioeconómico somos capaces de mejorar el futuro, la proyección y el funcionamiento de las estaciones, en este caso la de Candanchú». Además de las entrevistas a mantener «con quien decida el consejo de administración de Etuksa y con el presidente de Aramón, Francisco Bono», los alcaldes prevén reunirse con las asociaciones empresariales jacetanas.


ARAGONDIGITAL

Alcaldes de la Jacetania dialogarán con representantes de Candanchú y Aramón para alcanzar una solución

Alcaldes de siete municipios de la Jacetania y el presidente comarcal han acordado este lunes formar un grupo de trabajo, con el objetivo de acercar posturas entre Candanchú y el grupo Aramón. Este nuevo órgano, compuesto por los alcaldes de Jaca, Canfranc y Aísa y el dirigente comarcal, dialogará a corto plazo con las dos partes.

Alcaldes de la Jacetania dialogarán con representantes de la estación de Candanchú y del grupo Aramón con el propósito de conseguir a medio plazo un acuerdo beneficioso para la veterana estación del valle del Aragón, después del comunicado de prensa llevado a cabo la pasada semana por parte de la segunda entidad, en el que se comentaba que una auditoría encargada juzgaba como “inviable” la integración del centro invernal en el holding blanco.

La decisión de los municipios jacetanos de ejercer como mediadores entre las dos partes se fue cuajando a lo largo de la semana pasada, a raíz de la preocupación y extrañeza creadas por la ruptura Candanchú-Aramón, y ha tenido como consecuencia más directa una reunión que ha tenido lugar este lunes en Jaca. A este encuentro han asistido el presidente comarcal, Alfredo Terrén; y los alcaldes de Jaca, Hecho, Canfranc, Villanúa, Castiello, Borau y Aísa: Enrique Villarroya, Luis Gutiérrez (también, en calidad de diputado provincial), Fernando Sánchez, Luis Terrén, Álvaro Salesa, Daniel López y José Luis Galindo, respectivamente.

El punto más importante de esta reunión ha sido el de constituir un grupo de trabajo, que se encargará precisamente de llevar a cabo las reuniones con los altos cargos de Candanchú y de Aramón. En este caso, este grupo de trabajo estará formado por cuatro representantes: el presidente comarcal, Alfredo Terrén, como referencia en todo el territorio; el alcalde de la villa de Aísa (propietaria de la concesión de la estación), José Luis Galindo; un primer edil de la zona norte de la Jacetania, el de Hecho, Luis Gutiérrez; y uno de la zona centro-sur, el de Jaca, Enrique Villarroya. Éste último ejercerá además como portavoz del nuevo órgano.

Según ha indicado el propio Villarroya, el objetivo del grupo será reunirse en el corto plazo con un alto cargo de la empresa ETUKSA (que rige el destino de la estación de Candanchú) y con el máximo dirigente del grupo Aramón, Francisco Bono. Además, se llevarán a cabo algunos encuentros con dirigentes del tejido empresarial y social de la comarca, en especial con las dos grandes organizaciones empresariales comarcales, Acomseja y AEJ, y también con todos aquellos colectivos implicados, como los sectores turísticos y del alojamiento.

“Transmitir tranquilidad”

La puesta en marcha de este grupo de trabajo tratará de mitigar la inquietud originada por la sorprendente y unilateral decisión tomada el pasado jueves por el holding semipúblico de la nieve aragonesa. “Queremos transmitir tranquilidad y seguridad al territorio, y que no haya alarma de ningún tipo. Estamos convencidos de que la nieve en el valle del Aragón, con las dos estaciones, tanto Astún como Candanchú, seguirá siendo referente importantísimo del turismo y un motor de la actividad económica para nuestro valle”, ha apuntado Villarroya.

La celebración del encuentro ha servido también para planificar las primeras reuniones, que se llevarán a cabo a corto plazo y cuyas fechas están todavía por definirse. Otro punto sobre el que se ha referido Villarroya es de las funciones del grupo de trabajo, cuya labor siempre será complementaria y no sustituta de la efectuada por ETUKSA y Aramón. “No venimos a ocupar los cargos directivos de ninguna asociación, entidad o sociedad, sino que queremos, desde el territorio, ayudar a resolver los problemas que puedan surgir de esa relación entre sociedad”, ha explicado el alcalde jaqués, quien se ha mostrado “convencido” de que todas las partes conseguirán alcanzar un acuerdo, “sin que exista ningún problema o alarma”.

De hecho, para Villarroya el acuerdo entre Candanchú y Aramón no está roto y ha indicado asimismo que “me consta que se sigue trabajando para la búsqueda de una solución”. A este respecto, se ha incidido en que “no se obligará” a las dos partes a alcanzar un acuerdo, pero se tratará de que el valle salga bien parado de de las negociaciones. Desde hace varios años, los vecinos de la Jacetania lamentan la desigualdad de condiciones que padece el valle del Aragón frente a otros valles pirenaicos que reciben mayor financiación a través del holding para las estaciones de Formigal, Panticosa y Cerler. Ahora, la esperanza de que Candanchú gozará de las mismas condiciones parece alegarse tras el comunicado de Aramón, en el que se aseguraba que “contingencias de diversa índole” imposibilitaban fructificar el acuerdo.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.