Las estaciones, sin casi nieve una semana antes de la fecha prevista para su apertura

HERALDO DE ARAGON

Las estaciones, sin casi nieve una semana antes de la fecha prevista para su apertura

“Si no cambia mucho el tiempo, en estos momentos no hay nieve para abrir el día 28”, asegura el director de montaña de la estación de Formigal, Pascual Pérez. El panorama descrito vale para los cinco centros invernales del Pirineo oscense, que tenían previsto iniciar el próximo sábado la temporada.

La estampa blanca que regaló el cielo hace dos semanas se ha derretido por la lluvia y las altas temperaturas. Ahora, “no hay nada de nieve” y la montaña está al descubierto. Por ello, la vista está puesta en el cielo, del que solo se pueden esperar milagros, y en las previsiones que apuntan a que entrará una borrasca entre el jueves y el viernes. Pensar en abrir el día 28 “es muy complicado”, apuntan desde Candanchú, que ven prácticamente imposible cumplir con la fecha prevista. No obstante, la decisión de posponer la apertura todavía no está tomada.
El grupo Aramón tiene previsto anunciar mañana o el martes si abre el sábado las estaciones de Cerler, Panticosa y Formigal o espera unos días más. La respuesta del cuándo existe, pero es imprecisa: “Cuando podamos”, aseguran en todos los centros invernales, que ya están preparados para recibir a los esquiadores. Por su parte, Astún y Candanchú, que se plantearon la misma fecha, también lo concretarán y anunciarán esta semana.

La climatología tampoco está favoreciendo a las pistas de esquí turolenses. Aunque las previsiones de apertura en Valdelinares y Javalambre apuntan a los próximos días 28 y 29, por el momento, no hay nieve y el atípico mes de noviembre, con temperaturas muy benignas y por encima de cero grados, tampoco ha propiciado que se pongan en marcha los cañones de innivación artificial.

No obstante, en las estaciones de esquí turolenses confían en que la situación cambie próximamente, ya que no sería la primera vez que en las sierras de la provincia se produce un vuelco radical de la meteorología de un día para otro.

Un margen todavía

Seis días son muchos en montaña y tomar en serio unas previsiones meteorológicas a más de tres días, también, apuntan algunos responsables. Así que, con esa confianza, en algunos centros creen que si el miércoles o el jueves nieva de forma abundante, podrían llegar a tiempo, aunque hay que contar con que necesitan pisar la nieve dos o tres veces para que esté en buen estado.

En el Pirineo, con temperaturas que el viernes rondaban los 10 grados y en determinados puntos superaban los 15 en la mayoría de las estaciones, las circunstancias nada tienen que ver con la temporada pasada. Es cierto que la apertura el día 15 de noviembre del año anterior fue excepcional. Con esta comparativa, “si no se abre el 28, ni es un fracaso, ni es un desastre, ni se puede hablar de cambio climático”, comenta el director comercial de Astún, Andrés Pita.

“La nevada de hace dos semanas nos hizo pensar en abrir y empezamos a trabajar con la nieve”, apunta Pita, pero las lluvias de los días siguientes y las altas temperaturas han acabado con esa capa. Según explica el director de montaña de Formigal, Pascual Pérez, “en las zonas altas como Izas o Tres Hombres, con una pequeña nevada ya sería suficiente”, apunta. Pero también allí es necesario que se produzca una bajada de las temperaturas. “Necesitamos unas condiciones más invernales, porque con este calor ni puede nevar ni se pueden poner en marcha los sistemas de innivación artificial”, asegura Pascual Pérez.
Los cañones están apagados en todas las estaciones. En Formigal, las vacas pastaban el viernes junto a los dispositivos. Con el calor de los últimos días, no solo no pueden funcionar sino que tampoco aguantaría la nieve creada. La temperatura ideal para el funcionamiento de los sistemas de producción artificial es de 2 grados bajo cero.

No obstante, las estaciones trabajan en ultimar los preparativos para abrir a sus clientes. En Astún, se centran en la balsa para abastecer el sistema de innivación artificial. Desde Candanchú informan de que este año han cambiado el sistema de control de acceso y han mejorado los sistemas de pisado de las pistas para aumentar la calidad. Además, los esquiadores de fondo podrán volver a contar con un refugio.

La venta de abonos

La falta de nieve en las estaciones no ha desanimado a los esquiadores habituales que, aun sin saber la fecha de apertura, se apresuran estos días para hacerse o renovar los abonos de temporada. El grupo Aramón ha puesto en marcha la posibilidad de hacer la gestión en un quiosco de prensa, así como por la página web, los cajeros de Ibercaja o las taquillas de Zaragoza. En todas las estaciones apuntan que las ventas van muy bien en comparación a otros años. “Después de una temporada tan buena como la pasada, la gente tiene confianza”, apuntan desde Candanchú.


DIARIO DE NAVARRA

El calor deja sin nieve las estaciones de esquí a 5 días de su apertura

Formigal o Candanchú anunciarán esta semana si siguen adelante con el inicio de temporada, prevista para este sábado

Las altas temperaturas de esta segunda quincena de noviembre han derretido buena parte de la nieve que acumulaban los Pirineos y podrían obligar a las estaciones de esquí a retrasar su apertura, prevista inicialmente para este sábado, fecha en la que decenas de navarros comienzan el puente foral. Tanto el grupo Aramón (reúne a Formigal, Cerler o Panticosa, entre otras), como Astún, o Candanchú, confirmarán a lo largo de esta semana si finalmente la apertura de sus instalaciones se ve retrasada.

En general, se encuentran a la espera de que la meteorología dé un cambio y se confirmen las expectativas de precipitaciones a mediados de esta semana.

El deshielo de las cumbres es sólo una de las consecuencias de este inusual noviembre, que está alcanzado unos registros muy cálidos en toda la Comunidad foral.Sin ir más lejos, este fin de semana Pamplona ha superado ampliamente los 15º durante sábado (19,8º fue la máxima en la capital navarra) y domingo, donde se registraron 15,5º. En puntos del norte, como Santesteban, los termómetros alcanzaron ayer los 18,9º que, junto a los 21,6º del sábado, se alejan bastante de los registros usuales para estas fechas. De momento, en lo que llevamos de mes, Pamplona registra 10,6º de temperatura media en noviembre, cuando lo más habitual en este mes es que el mercurio se quede en los 8,1º. Sin embargo, y a la espera de lo que ocurra en los próximos días, todavía son números alejados de las máximas históricas de noviembre de 2006, que llegaron a 11,5º en Pamplona.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.