Las estaciones de esquí esperan una temporada similar a la del año pasado

 El presidente de la Asociación Turística de Estaciones de Esquí y Montaña y director general de Baqueira Beret, Aureli Bisbe, señaló hoy en rueda de prensa que el sector no se ha visto excesivamente afectado por la crisis, aunque algunos años ha sufrido caídas por las malas condiciones meteorológicas.
Bisbe recordó que la mejor temporada fue la de 2008-2009, cuando las estaciones recibieron a 6,7 millones de esquiadores y alcanzaron una cifra de negocio de 126,5 millones de euros.
Aunque el resultado del año pasado está lejos de las cifras históricas, supone un incremento del 9,3 % en la facturación respecto la temporada precedente.
Bisbe destacó que las estaciones españoles han invertido en la mejora de sus instalaciones de cara a la nueva temporada 14 millones de euro, cifra más «floja» de los últimos años que, no obstante, sigue siendo considerable, al suponer una sexta parte de los ingresos.
A las puertas del inicio de la temporada 2013-2014, previsto para el 1 de diciembre, el directivo hizo hincapié en que los precios se han mantenido durante los últimos cuatro años, lo que ha supuesto un 10 % de pérdida de ingreso medio para las estaciones, lamentó.
El ingreso medio por visitante en España, que hace algunos años se situaba muy cerca o incluso por encima de la media europea, ascendió durante la temporada pasada a 20,86 euros, frente a los 22,24 de promedio en Europa.
No obstante, reconoció que no sólo España, sino Europa en general, ha perdido terreno respecto a Estados Unidos, donde el ingreso medio puede llegar a 120 dólares, mientras que en las estaciones europeas no supera los 47 euros.
Según Bisbe, el crecimiento del sector de nieve en España pasa por «la internacionalización de la montaña española», ya que sólo un 10 % del total de esquiadores es extranjero, frente a países como Andorra, con un 90 % de clientes foráneos.
En este sentido, se están llevando a cabo, en colaboración con Turespaña, campañas para promoción España como destino de nieve en Francia, Portugal, Reino Unido y Rusia.
Para impulsar la demanda nacional habría que establecer políticas de acercamiento de los jóvenes a la montaña, copiando el modelo de otros países de referencia, y animar a los españoles a esquiar en España, dado que entre 1,5 y 1,8 millones viajan cada año al extranjero para practicar este deporte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.