Las empresas públicas baten récords y acumulan una deuda de 392 millones de euros

Suelo y Vivienda y las plataformas logísticas son el principal foco de endeudamiento. El sector público, que incluye también a fundaciones y entes, suponía en junio un 17% de la deuda total de Aragón.

Tienen más de 1.500 trabajadores, suman un presupuesto de casi 900 millones de euros -el equivalente al 15% de las cuentas de la Comunidad- y siguen escapando, pese a todo, al control parlamentario. Pero no solo eso. Las empresas públicas, junto a entidades de derecho público y fundaciones, acumulan ya una deuda cercana a los 400 millones de euros, según los últimos datos disponibles y que hacen referencia a junio del año pasado.

Lejos de disminuir, el endeudamiento del enmarañado sector público aragonés crece año tras año y bate récords. Si en verano de 2008, la cifra -entre empresas públicas, entidades de derecho público y fundaciones- ascendía a 318,2 millones, doce meses después, esta se había disparado a 392,08 millones, lo que supone un incremento del 23,2%. De ellos, 363 corresponden exclusivamente a las empresas.

Con este volumen, que suma tanto la deuda a corto plazo como a largo, el endeudamiento de las empresas públicas suponía ya en junio de 2009 casi un 17% del total de la Administración aragonesa (que se obtiene sumando el de la propia DGA y el del sector público y que ascendía en esa fecha a 2.323,2 millones de euros). Con esas cifras, la deuda pública de la Comunidad Autónoma le costaba entonces 1.768 euros a cada aragonés. No obstante, hay que recordar que para este año el objetivo de la DGA es captar otros 932 millones más, de los que 300 ya se han colocado en el mercado.

El ranquin de las sociedades más endeudadas lo encabezan las empresas públicas que operan en el ámbito urbanístico, esto es, Suelo y Vivienda de Aragón (SVA) y las distintas plataformas logísticas repartidas por la Comunidad. La sociedad que se encarga de promover viviendas de protección oficial, construir equipamientos educativos y sanitarios y urbanizar suelo industrial, debía entonces 103,5 millones. A SVA le sigue Plaza, que tenía una deuda con los bancos de 75 millones (en 2008, era de 55,8 millones).

No obstante, esta cantidad ha aumentado en los últimos meses. Tal y como publicó este periódico en enero, la entidad se ha visto obligada a endeudarse por más de 100 millones, debido a operaciones fallidas y aplazamientos de pago por parte de empresas. Otro ente vinculado a la plataforma, Plaza Desarrollos Logísticos y que fue creado para preparar la implantación de la factoría de Caladero en Zaragoza, disparó su deuda de 9,4 millones en 2008 a 39,6 en 2009. Por su parte, la plataforma de Huesca (PLHUS) debía 33,4 millones.

Las cifras también son elevadas en el sector de la nieve. Aramón -el holding en que la DGA ostenta un 50% de la propiedad- tenía contraídos créditos por valor de 54,3 millones. Por su parte, Formigal S. A. sumaba otros 20,6 millones, la inmensa mayoría a largo plazo. La lista la completa el Instituto Aragonés del Agua, dependiente del Departamento de Medio Ambiente de la DGA, y que tenía pendientes de amortizar 21,8 millones el año pasado.

Las de mayor presupuesto

Todas estas sociedades se corresponden también con las que manejan mayor presupuesto. Así, por ejemplo, Suelo y Vivienda de Aragón gestionará este año 119,9 millones. Por su parte, el Instituto Aragonés del Agua dispondrá a lo largo de todo el ejercicio de 103,6 millones, mientras que Plaza Desarrollos Logísticos, Plaza y PLHUS contarán con 67,6 millones, 44,3 y 5,5, respectivamente.

Este periódico intentó ayer contactar a última hora de la tarde con el consejero de Economía, Alberto Larraz, pero no fue posible. En anteriores ocasiones, el socialista ha defendido que el Gobierno tiene contraídos «muy buenos créditos» y que la carga financiera que sustenta no es, en absoluto, grave.

En el extremo opuesto a estas, se sitúan sociedades como la de Promoción del Aeropuerto de Zaragoza, Sirasa (dependiente del Departamento de Agricultura), Servicios Urbanos de Cerler, Promoción para el Desarrollo de Calamocha, Desarrollo Industrial de Aragón, Aragonesa de Gestión de Residuos o Aeronáutica de los Pirineos, entre otras.

Ninguno de estos entes estaba endeudado a fecha de junio de 2009. Tampoco había contraído ningún crédito para entonces la Corporación Empresarial, que cuenta para este año con un presupuesto de 50,45 millones y cuyos responsables ayer no quisieron hacer declaraciones. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.