La telecabina de la expo dejará de prestar servicio «de manera inminente»

HERALDO DE ARAGON

La telecabina de la Expo dejará de prestar servicio «de manera inminente»

Aramón podría suspender la explotación mañana tras obtener el permiso municipal.

El Ayuntamiento no extingue aún el contrato para evitar que la actividad salga de la ciudad.

La telecabina podría haber hecho ya sus últimos viajes en Zaragoza. El Ayuntamiento autorizó ayer a Aramón-Leitner, explotadora del servicio, a suspender la explotación comercial, que le ha causado pérdidas millonarias en los dos últimos ejercicios. Fuentes del grupo aragonés de la nieve señalaron ayer que el cese de los trayectos se producirá «de manera inminente», y no descartaron que mañana ya no se abran las instalaciones si hoy así lo decide el consejo de administración.

El Ayuntamiento, sin embargo, volvió a evitar rescindir el contrato con Aramón, algo a lo que está obligado si no quiere asumir el déficit de la explotación -cosa que ya ha dejado claro en varias ocasiones que no hará-. El Gobierno de la ciudad se limitó a señalar que se está avanzando en los trámites necesarios para concluir el contrato, pero se negó a cerrarlo todavía. Y este paso es necesario para que Aramón se pueda llevar la telecabina de la capital aragonesa al Pirineo, algo que, según señalan los grupos de la oposición, el Ayuntamiento quiere evitar a toda costa antes de las elecciones.

Desde Aramón tampoco se pudo señalar cuándo saldrá la instalación de Zaragoza, ya que primero hay que decidir dónde se ubica. Se están estudiando distintas posibilidades, y habrá que pedir los pertinentes permisos y declaraciones de impacto ambiental antes de poder sacar la telecabina de la capital aragonesa.

Las citadas fuentes de Aramón, además, señalaron que aunque el cese de la actividad será inmediato, estudiarán la posibilidad de volver a poner en marcha las instalaciones en puentes festivos en los que haya presencia de turistas en la ciudad. Además, admitieron que la decisión del Ayuntamiento de permitir la suspensión de la explotación es «un alivio» y agradecieron «la celeridad» en la toma de esta decisión, teniendo en cuenta que la petición se hizo el pasado 28 de enero.

Casi 4 millones de pérdidas

La telecabina ha sido un saco de pérdidas desde que terminó la Expo. En los dos últimos ejercicios ha sumado casi cuatro millones de euros de déficit -1,78 millones en 2010 y 2,2 en 2009-, con unas cuotas de ocupación mínimas en los viajes. Todas estas pérdidas las ha tenido que asumir Aramón-Leitner. Esta unión temporal de empresas encargó una auditoría para evaluar estas pérdidas, en la que se constata de manera clara el fracaso de la instalación desde que terminó la Expo 2008: en 2009 había una previsión de viajeros de 190.902 viajeros, mientras que solo se lograron 55.963. En 2010 se esperaban 196.750 clientes, cuando solo se subieron a la telecabina 35.673.


EL PERIODICO DE ARAGON

Aramón tiene permiso para paralizar el telecabina

El Ayuntamiento de Zaragoza autorizó ayer a Aramón a concluir la actividad y paralizar el funcionamiento del telecabina, un servicio que acumula un elevado déficit. El vicealcalde y consejero de Economía y Hacienda, Fernando Gimeno, aseguró que en las circunstancias económicas actuales, el consistorio no puede respaldar a la empresa para mantener el servicio.

Ahora Aramón tiene la opción de desmontar la infraestructura cuando le vaya mejor, de forma que dispone de un tiempo indefinido para hacerlo. Según Gimeno, con el acuerdo, la empresa gestora no incurrirá en más gastos y no aumentará su déficit. Aramón, por su parte, no ha tomado, de momento, ninguna decisión al respecto, según indicaron fuentes oficiales a este diario. Apuntaron que no se trata de un asunto que pueda acordarse de un día para otro.


DIARIO DEL ALTOARAGON

El Ayuntamiento de Zaragoza autoriza a Aramón a cerrar la telecabina o llevársela

La telecabina de Zaragoza tiene los días contados. El Gobierno de Zaragoza ha autorizado a Aramón a concluir la actividad y el traslado de estas instalaciones o, en su caso, adoptar medida provisional sobre suspensión de la explotación hasta la resolución del procedimiento. En rueda de prensa, el vicealcalde Fernando Gimeno aseguró ayer que con esta cláusula la empresa gestora no incurrirá en más gastos y no aumentará su déficit. El contrato acordado con la empresa establecía que, si tras dos años el servicio era deficitario, podían trasladar la instalación sin derecho a indemnización. El Ayuntamiento, en las circunstancias económicas actuales y ante el déficit acumulado, no puede respaldar a la empresa para mantener el servicio y, por tanto, autoriza el final y el traslado de la actividad.

Gimeno apostilló que Aramón puede decidir el fin de la explotación de este servicio y la retirada de la telecabina, «pero no de forma inmediata, sino cuando a la empresa le venga mejor».

CANAL DE AGUAS BRAVAS

Además, el Gobierno de Zaragoza considera que concurren suficientes razones de interés municipal para iniciar la modificación del contrato de explotación del Canal de Aguas Bravas. El motivo es que el administrador concursal de la empresa que presta el servicio, Murillo Rafting SA, asegura que la forma para salvar el negocio sería marcar condiciones más favorables para la explotación. El Ayuntamiento pedirá a Murillo Rafting que preste, de forma gratuita, actividades para grupos de escolares, deportistas federados en deportes náuticos o personas de la tercera edad, para recibir servicios extra a cambio de modificar las condiciones del contrato.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.