«los 115.000 de pérdidas son muy poco relevantes»

«Es un plan a 5 años para captar británicos; si no funciona, se quitará».El presidente de Aramón, Francisco Bono, consideró ayer «económicamente bastante irrelevantes» las pérdidas acumuladas por el grupo en lo que va de año con sus vuelos desde Londres a las pistas de esquí del Pirineo aragonés. También afirmó que la captación de clientes es un plan a cinco años que si no funciona se suspenderá. La compañía, participada al 50% por el Gobierno de Aragón e Ibercaja, tiene un déficit de 115.000 euros en lo que va de año.

La conquista del «complicado mercado» del esquí británico, explicó Bono a este periódico, forma parte de un plan estratégico para el que Aramón se da un margen de cinco años, de los que han transcurrido ya dos. Las cifras registradas hasta la fecha no son precisamente alentadoras, pues si 2010 se cerró con 1.197 pasajeros/esquiadores y 30 vuelos, en lo que va de este se han alcanzado solo 197 pasajeros y 10 vuelos llegados a Huesca-Pirineos.

«Ya sabemos que entrar en el mercado británico es difícil, por eso se trata de ir sembrando, aunque si, con el tiempo, no diera los frutos deseados, se abandonaría y punto», insistió Bono, que recalcó que el vuelo a Londres es «un ensayo, un experimento». No obstante, el responsable de Aramón precisó que se trata de «un proyecto muy medido», llevado a cabo «con mucha prudencia» y en el que es «imposible obtener beneficios el primer año».

El mercado británico genera anualmente siete millones de jornadas de esquí en Europa, según Aramón, que subraya que el proyecto es «rentable en su conjunto», dado que un esquiador británico gasta entre 500 y 600 euros en la zona donde esquía a lo largo de una semana. «Atraer a los esquiadores ingleses no ha sido fácil, las negociaciones duraron dos años», sostiene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.