La plataforma en defensa de las montañas pide la protección del anayet

Una vez que se ha conocido y reconocido que el Gobierno de Aragón se niega a realizar la Ley de la Montaña, incumpliendo con ello sus compromisos y dejando por tanto a las montañas de Aragón en manos de la especulación urbanística, desde la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón exigimos que, al menos, antes de que acabe la legislatura se cumpla uno de los compromisos «menores»: la protección del Anayet. Por supuesto esta exigencia no exime de la mayor: la Ley de la Montaña es cada día más necesaria y la voz que la reclama es cada vez más potente y numerosa.

En la primavera del 2005 la Plataforma solicitó una reunión con el Consejero de Medio Ambiente y, siendo recibidos en su nombre por el Director General de Medio Natural (Alberto Contreras), éste coincidió con nosotros en la necesidad de esa protección y se comprometió, en nombre de su departamento y del Gobierno de Aragón, a iniciar el proceso de protección de modo formal antes del verano de 2005.

Dado que ha transcurrido más de un año desde ese momento, sin que se haya avanzado aparentemente en el tema, nos entra la incertidumbre por esta situación y desde la Plataforma queremos reactivarla. Para ello, se ha solicitado una nueva entrevista con el Consejero de Medio Ambiente para relanzar la protección del Anayet. Esperamos que esa entrevista tenga lugar en los próximos días y poder conocer de primera mano las razones de esa paralización y conseguir su reactivación para que el compromiso que había encima de la mesa cristalice antes de que acabe la legislatura. Sería un gesto para afrontar con esperanza los próximos años.

Cabe recordar que el Parque Natural del Anayet es una petición social que viene de lejos, para proteger los valiosos paisajes de origen glaciar y volcánico que conforman el propio macizo del Anayet, con sus ibones, turberas y los valles de sus faldas: el propio valle de Espelunciecha en Tena y Canal Roya y Canal de Izas en el Aragón. Una petición que ha arreciado ante las amenazas urbanísticas que acechan al Anayet (de hecho, parte de su falda en la zona de Espelunciecha ya se ha perdido) en forma de la unión de varias estaciones de esquí invadiendo los paisajes vírgenes de Canal Roya, Canal Izas, Collado Espelunciecha y el propio macizo del Anayet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.