La oposición acusa a la dga y a la empresa de fomentar la «especulación urbanística»

La oposición acusa a la DGA y a la empresa de fomentar la «especulación urbanística»
La Plataforma en Defensa de las Montañas reclama elaborar una ley de protección para el Pirineo y exige responsabilidades.

GOYENECHE/ VILLANOVA. Zaragoza | El acuerdo alcanzado entre Aramón y el Ayuntamiento de Benasque para llevar a cabo una expansión urbanística en Cerler de extensión indefinida ha indignado a los partidos de la oposición. Tanto PP, como CHA e IU coincidieron ayer en criticar «la voracidad y la especulación urbanística que promueve el propio Gobierno de Aragón» (ya que cuenta con el 50% del grupo inversor) y reclamaron un mayor control que ponga freno a «un modelo desarrollista» que acabará «cargándose el Pirineo».

Tras las últimas informaciones publicadas por este periódico, los populares consideraron «de máxima urgencia» que el Ejecutivo autonómico comparezca en las Cortes y ofrezca explicaciones. Según censuró su portavoz de medio ambiente, Eloy Suárez, el presidente Iglesias mantiene dos discursos: uno oficial, «que habla de desarrollo sostenible», y otro «real, que es el de las recalificaciones y el de la destrucción del patrimonio natural». El popular acusó a Aramón, que recordó que está participada por la DGA, de haberse convertido «en la mayor especuladora del Pirineo sin que PSOE y PAR lo impidan», algo que calificó de «impresentable».

«Lo importante no es la conservación del territorio, sino hacer el mejor negocio posible», lamentó, al tiempo que reconoció que en el PP nunca hubieran imaginado que esta sociedad «cuyo objetivo era mejorar las condiciones de vida de los habitantes de determinadas zonas», acabara moviéndose únicamente por «el beneficio empresarial puro y duro». Para hacer frente a este modelo de «concentración salvaje en una única parte del territorio», apostó por repartir mejor entre los municipios «los beneficios, pero también las cargas de la nieve».

Muy duros se mostraron también los nacionalistas. El diputado de CHA Pedro Lobera arremetió contra la DGA, «que ampara y alienta» el modelo «especulativo y desarrollista de Aramón». De este grupo inversor criticó que esté «hipotecando a largo plazo a los municipios y a la montaña en general, potenciando un modelo insostenible ambiental y económicamente».

En opinión de Lobera, «con la excusa del esquí y del golf», se están lastrando otras vías de desarrollo más sostenibles. «Estos convenios -dijo, poniendo como ejemplo el de Cerler-, son una hipoteca a largo plazo para los municipios, que triplicarán su tamaño y deberán disponer de servicios para miles de personas que no residirán allí, lo que resulta imposible de soportar». Para poder poner coto a esta situación, el nacionalista insistió en la necesidad de redactar un plan estratégico de la nieve y una ley de la montaña.

También reivindicó una norma «con rango de ley» que proteja «eficazmente» el Pirineo, el diputado de IU Adolfo Barrena. El también coordinador de esta formación en Aragón recordó el «compromiso reiterado» de Iglesias de elaborar una ley de la montaña, que ha caído «en saco rato». En este sentido, advirtió de que las directrices del Pirineo «no evitan los desmanes urbanísticos, como se comprueba», y denunció que todo este proceso se está haciendo «sin la participación ciudadana» que exige el Convenio de Aarhus, un acuerdo de la ONU suscrito por la DGA.

Barrena recordó además que, por cada 25 nuevas casas que se construyen en el Pirineo, «sólo se censa un ciudadano». «Está demostrado -concluyó- que el crecimiento se está enfocando más a la especulación y al turismo estacional que al desarrollo sostenible de una zona que necesita ser protegida».

Depurar responsabilidades

El portavoz de la Plataforma en Defensa de las Montañas, Francisco Iturbe, dijo que «se comprueba otra vez que la actividad real de Aramón es especular, se saltan las reglas y ya no tienen verguenza ni para disimular, es de una desfachatez absoluta».

Para Iturbe «no es decente que digan que van a recalificar lo que les dé la gana, hay que investigar a fondo, exigir explicaciones y depurar las responsabilidades correspondientes en todos los ámbitos». «Lo más triste es el silencio cómplice del Gobierno aragonés», concluyó.

Javier Blecua: «Hemos renunciado a 45 millones por promover hoteles en vez de viviendas»
El consejero delegado de Aramón rechaza la acusación de especular y recuerda que los ediles del PP también aprobaron el convenio y el plan parcial.

C. V. Zaragoza | El consejero delegado de Montañas de Aragón, Javier Blecua, quiso salir al paso de las fuertes críticas que ha suscitado el convenio suscrito con el Ayuntamiento de Benasque y rechazó las acusaciones de promover movimientos especulatorios. En ese sentido, recordó que «tanto el plan parcial de Cerler como el convenio fueron aprobados por unanimidad, con los dos ediles del PP incluidos». El Ayuntamiento, presidido por José Ignacio Abadías (PAR), que gobierna por acuerdo con el PSOE, tiene cuatro concejales aragonesistas, dos socialistas y los dos populares aludidos por Blecua.

Además, el responsable de Aramón aseguró que la sociedad «ha renunciado a ingresos que se pueden estimar en 45 millones por su insistencia en que buena parte de las 1.400 viviendas que se pueden edificar en la segunda unidad de ejecución se sustituyan por plazas hoteleras, ya que es más beneficioso económicamente para la zona y la estación de esquí y causa menos impacto». «El modelo que había, que estaba heredado del plan antiguo, no nos gustaba y por eso lo hemos cambiado», insistió.

Blecua destacó también la decisión de trocear el paquete inmobiliario en tres fases «para ejecutarlo en unos cinco años, cuando lo fácil era sacarlo a la venta de golpe, pero hemos preferido plantear una adecuación a la demanda más suave y paulatina».

Respecto a los elevados ingresos que obtendrá la empresa con este desarrollo urbanístico, Blecua aseguró que «todos se van a reinvertir en la estación de esquí, bien en las actuaciones de modernización, bien en los diferentes proyectos de ampliación que existen y que creemos que son necesarios para tener unas instalaciones competitivas».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.