La mesa de la montaña “se encasquilla” a la hora de definir cómo deberían ser los proyectos de la nieve en aragón

ARAGON DIGITAL

La Mesa de la Montaña “se encasquilla” a la hora de definir cómo deberían ser los proyectos de la nieve en Aragón

La Mesa de la Montaña trabaja desde septiembre para lograr el consenso a la hora definir cómo deberían ser los proyectos de la nieve en Aragón. Desde la Federación Aragonesa de Montañismo explican que hay algunos puntos polémicos “en los que estamos encasquillados”. Con todo, confían en tener las conclusiones a finales de este trimestre.

Definir cómo deberán ser los proyectos de la nieve en las montañas aragonesas está siendo difícil en la Mesa de la Montaña, cuyos miembros trabajan desde hace varios meses para lograr un acuerdo en este sentido, uno de los temas más polémicos a la hora de establecer las bases que debería seguir la posible Ley de la Montaña.

Desde la Federación Aragonesa de Montañismo admiten que hay ciertos puntos «polémicos» que están generando controversia, sobre todo por parte de la Plataforma en Defensa de las Montañas. “Lo que hemos hecho es consensuar un documento de mínimos, de cómo debería ser el desarrollo y conservación de las montañas en Aragón y ahora estamos discutiendo cómo deberían ser los proyectos de la nieve y en ese punto es en el que estamos encasquillados”, ha informado a Aragón Press uno de los miembros de la federación, Fernando Lampre.

Los principales escollos se están encontrando a la hora de establecer los umbrales de altitud por encima de los que no se podría desarrollar ningún proyecto vinculado con la nieve, en otro punto relacionado con el desarrollo de la Red Natura 2000 y los planes de protección de especies en las zonas de montaña, y también en otras cuestiones relacionadas con el urbanismo.

Desde la federación, no obstante, valoran el proceso iniciado y confían en alcanzar un acuerdo. “Se está debatiendo, es costoso, pero yo creo que el resultado es positivo”, ha destacado Lampre. De hecho, según los plazos marcados desde la Dirección General de Participación Ciudadana, las conclusiones de estas reuniones estarán al finalizar el primer trimestre del año. A partir de ahí, serían las Cortes quienes se encargarían de elaborar la ley.

Este plazo, sin embargo, supone un retraso respecto a las previsiones que se marcaban los miembros de Plataforma en Defensa de las Montañas. Su presidente, Francisco Iturbe, consideró el pasado mes de abril que las conclusiones deberían estar en las Cortes a finales de 2009 o principios de 2010 «como máximo» para poder aprobar en esta legislaura la ley, uno de los compromisos del presidente Marcelino Iglesias.

Lampre, por su parte, incide en que los procesos de participación ciudadana, como el de esta mesa, “son bastante lentos” y asegura que “eso es lo que hace que sean firmes en un futuro, que cuenten con el consenso”.

La Mesa de la Montaña se constituyó el pasado mes de junio, y desde entonces se reúne varias veces al mes. Está formada por representantes del presidente del Gobierno de Aragón, ADELPA, la Plataforma en defensa de las Montañas, Organizaciones empresariales y agrarias, las Comarcas de fuera de la Provincia de Huesca, la Federación Aragonesa de montañismo y el Instituto Pirenaico de Ecología, acompañados de un representante de los Departamentos de Medio Ambiente y Política Territorial y coordinados por el director general de Participación Ciudadana, Ignacio Celaya.


DIARIO DEL ALTO ARAGON

La Mesa de la Montaña se «encasquilla» en el debate sobre proyectos de nieve

Definir cómo deberán ser los proyectos de la nieve en las montañas aragonesas está siendo difícil en la Mesa de la Montaña, cuyos miembros trabajan desde hace varios meses para lograr un acuerdo en este sentido, uno de los temas más polémicos a la hora de establecer las bases que debería seguir la posible Ley de la Montaña.

Desde la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) admiten que hay ciertos puntos «polémicos» que están generando controversia, sobre todo por parte de la Plataforma en Defensa de las Montañas. «Lo que hemos hecho es consensuar un documento de mínimos, de cómo debería ser el desarrollo y conservación de las montañas en Aragón, y ahora estamos discutiendo cómo deberían ser los proyectos de la nieve y en ese punto es en el que estamos encasquillados», ha informado a Aragón Press uno de los miembros de la federación, Fernando Lampre.

Los principales escollos se están encontrando a la hora de establecer los umbrales de altitud por encima de los que no se podría desarrollar ningún proyecto vinculado con la nieve, en otro punto relacionado con el desarrollo de la Red Natura 2000 y los planes de protección de especies en las zonas de montaña, y también en otras cuestiones relacionadas con el urbanismo.

Desde la federación, no obstante, valoran el proceso iniciado y confían en alcanzar un acuerdo. «Se está debatiendo, es costoso, pero yo creo que el resultado es positivo», ha destacado Lampre. De hecho, según los plazos marcados desde la Dirección General de Participación Ciudadana del Gobierno autonómico, las conclusiones de estas reuniones estarán al finalizar el primer trimestre del año. A partir de ahí, serían las Cortes de Aragón quienes se encargarían de elaborar la ley.

Este plazo, sin embargo, supone un retraso respecto a las previsiones que se marcaban los miembros de Plataforma en Defensa de las Montañas. Su presidente, Francisco Iturbe, consideró el pasado mes de abril que las conclusiones deberían estar en las Cortes a finales de 2009 o principios de 2010 «como máximo» para poder aprobar en esta legislatura la ley, uno de los compromisos del presidente Marcelino Iglesias.

Lampre, por su parte, incide en que los procesos de participación ciudadana, como el de esta mesa, «son bastante lentos», y asegura que «eso es lo que hace que sean firmes en un futuro, que cuenten con el consenso».

La Mesa de la Montaña se constituyó el pasado mes de junio, y desde entonces se reúne varias veces al mes. Está formada por representantes de Presidencia del Gobierno de Aragón, Adelpa (Asociación de Entidades Locales del Pirineo aragonés), la Plataforma en Defensa de las Montañas, organizaciones empresariales y agrarias, comarcas, la Federación Aragonesa de Montañismo y el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE), acompañados de un representante de los Departamentos de Medio Ambiente y Política Territorial y coordinados por el director general de Participación Ciudadana, Ignacio Celaya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.