La mesa de la montaña entregará sus conclusiones a iglesias el próximo día 14

HERALDO

La mesa de la montaña entregará sus conclusiones a Iglesias el próximo día 14

Ayer se celebró la última reunión, que sirvió para ultimar el documento sobre el futuro de la ganadería tradicional.

La mesa de la montaña, el órgano de participación y consenso creado por la DGA para debatir el futuro del Pirineo y de otras zonas de la Comunidad, celebró ayer su vigésima y última reunión. El encuentro sirvió para ultimar el documento sobre los aspectos que deben tenerse en cuenta para asegurar el futuro de la ganadería tradicional, un estudio impulsado por UAGA y por Asaja que ya había sido consensuado con el Instituto Pirenaico de Ecología, con el Departamento de Agricultura y con el representante de las zonas de montaña de Teruel.

El documento será presentado en los próximos días, una vez que se haya cerrado del todo. No obstante, la mesa ya no volverá a reunirse hasta el 14 de abril, día en el que se cumplirá un año de su constitución y que ha sido el elegido para entregar al presidente de Aragón, Marcelino Iglesias, las conclusiones del proceso.

La base de esos resultados la formarán tres documentos fundamentales: el del modelo de desarrollo que se quiere para las zonas de montaña, el de criterios que deben cumplir los proyectos de la nieve y el de los retos de la ganadería. No obstante, la mesa -en la que ya no están presentes los ecologistas- también entregará a Iglesias todos los demás estudios, informes, trabajos y recopilaciones que ha manejado y conocido durante sus reuniones. Con toda esa información, la decisión de impulsar o no una ley de la montaña será de las Cortes y de la DGA.


EL PERIODICO DE ARAGON

La Mesa de las Montañas entrega sus conclusiones

El 14 de abril darán a las Cortes tres documentos tras diez meses de reuniones.

La Mesa de las Montañas entregará el próximo 14 de abril sus conclusiones al presidente aragonés, Marcelino Iglesias, y al de las Cortes, Francisco Pina. Unos trabajos obtenidos tras diez meses de reuniones, que concluyeron ayer, y que se fundamentan en tres documentos básicos, como son el modelo de desarrollo para los territorios de montañas; los quince criterios exigibles a cualquier proyecto de esquí y la garantía para el futuro de la agricultura y ganadería, que servirán de base para la futura Ley de la Montaña.

En paralelo a estos trabajos, Ordenación del Territorio cuenta con un borrador técnico redactado sin que Presidencia ni Participación Ciudadana, que coordina la Mesa de las Montañas, lo conocieran. Así lo reveló el propio director de Ordenación del Territorio, Alfredo Cajal, ya que es el departamento competente para desarrollar el proyecto de ley.

Nada se sabe sobre su contenido ni si, finalmente, verá la luz. Pero, sea de una manera o de otra, no debería excluir los argumentos expuestos por la Mesa de las Montañas, en donde también participa como miembro, ya que es el foro de diálogo en donde se sientan todas las partes afectadas.

«Estamos muy satisfechos por el resultado obtenido porque se cumplen nuestras perspectivas. Y ahora es un reto para las Administraciones su aplicación», contestaba tras la reunión de ayer el representante de ASAJA, Ramón Pallarín.

«En el marco de la Mesa se han trabajado un sinfín de documentos que completan una información significativa a la hora de diseñar la legislación que deberá asegurar que la montaña sea compatible con un desarrollo de la misma. Que permita vivir a la gente con dignidad y con el respeto profundo a unos territorios frágiles, con gran valor para nuestro territorio», añadía Nacho Celaya, director general de Participación Ciudadana.

La semana pasada, las organizaciones agrarias (UAGA y ASAJA), el Instituto Pirenaico de ecología (IPE), el Departamento de Agricultura y los ayuntamientos de montaña de Teruel elaboraron un documento que recoge «la singularidad de las actividades agrícolas y ganaderas en las zonas de montaña, para otorgarles la consideración necesaria que les permita garantizar su viabilidad económica y el reconocimiento social que merecen».

CAMBIOS LEGALES En el texto, aprobado ayer y que ahora debe redactarse, se recoge, por ejemplo, la petición de «adoptar modificaciones puntuales de la normativa existente en materia de usos agrícolas y ganaderos para los casos de montaña». Piden identificar los problemas de aplicación, como legalización de instalaciones, implantación de nuevas explotaciones o gestión de animales muertos, teniendo en cuenta la singularidad de los territorios de montaña y adoptar criterios administrativos adecuados».

La Mesa de la Montaña, recoge en el preámbulo de este documento que «hoy es el día en que, si no se tomasen medidas, podríamos decir que a la ganadería de montaña le quedan los días contados como sector».


DIARIO DEL ALTOARAGON

«Muy buena acogida» de la Mesa al documento sobre ganadería

La Mesa de la Montaña se reunió ayer y abordó el documento sobre agricultura y ganadería, que habían consensuado la semana pasada representantes de las organizaciones agrarias Uaga y Asaja, el Instituto Pirenaico de Ecología (IPE), el Departamento de Agricultura y ayuntamientos de Teruel. Dicho documento recibió una «muy buena acogida» por parte de los miembros de ese órgano de participación, según informó ayer a este periódico el director general de Participación Ciudadana, Ignacio Celaya, si bien se quisieron incorporar algunas «modificaciones» con la finalidad de enriquecerlo. «Lo hemos contrastado con temas medioambientales o del sector empresarial», comentó. Se elaborará el texto definitivo, que se elevará a las distintas organizaciones o colectivos que conforman la Mesa para que lo ratifiquen y la próxima semana se presentará públicamente.

El 14 de abril, la Mesa de la Montaña entregará al presidente del GA y al de las Cortes, Marcelino Iglesias y Francisco Pina, el fruto de su trabajo, señaló el director general de Participación Ciudadana del GA. Aparte del citado documento, que cuando se apruebe recogerá los aspectos a tener en cuenta para asegurar el futuro de la agricultura y ganadería de montaña, hay otros dos ya aprobados que resultan «fundamentales» y que hacen referencia al modelo de desarrollo para los territorios de montaña y los criterios que deben cumplir los proyectos de nieve.

En el preámbulo del trabajo presentado ayer se alerta de que, en la actualidad, si no se toman medidas, se podría decir que «a la ganadería de montaña le quedan los días contados como sector. La fijación de la población en el medio rural y el apoyo a las políticas medioambientales son papel mojado mientras no se vea rentabilidad y relevo generacional». La Mesa ve fundamental «identificar los problemas de aplicación de la normativa existente en materia de usos agrícolas y ganaderos (legalización de instalaciones, implantación de nuevas explotaciones, gestión de animales muertos, urbanismo, etcétera) teniendo en cuenta la singularidad de los territorios de montaña y adoptar criterios administrativos adecuados para resolverlos, incluyendo, en su caso, modificaciones puntuales de dicha normativa», comentó Celaya.

El documento incorpora varias recomendaciones como «garantizar el bienestar de los profesionales del sector primario y de sus familias»; «considerar a los sectores agrícolas y ganaderos como gestores históricos de las montañas» y que sean «reconocidos como gestores medioambientales»; «garantizar la rentabilidad de la agricultura y la ganadería de montaña y apoyar a las explotaciones familiares» o «ser reconocidos socialmente y solicitar que se cuente con el sector a la hora de planificar y gestionar los espacios incluidos en la Red Natural de Aragón».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.