La estación de castanesa tendrá un complejo residencial con 13.000 camas

Uno de los planes más ambiciosos de cuantos maneja la empresa mixta Montañas de Aragón (Aramón) es la ampliación de la estación de Cerler por el valle de Castanesa, que se puede considerar como la creación de un nuevo centro invernal unido al del valle de Benasque por el collado de Basibé y la futura ampliación de ronda por la cabecera del Isábena, por detrás los picos Gallinero y Cibollés. Para dotar a esta nueva área esquiable de alojamientos, Aramón plantea, en su documento básico del Plan de Desarrollo Turístico de la Ribagorza Norte, la promoción de un gran complejo repartido por varios núcleos del término municipal de Montanuy con una capacidad global de 13.000 camas.

En el documento, Aramón explicita que «por convenio con el Ayuntamiento de Montanuy y consenso de la mayoría de los habitantes del municipio» quiere promover la creación de un «resort» turístico «que convierta al valle de Castanesa en un destino turístico y residencial de referencia» internacional. El «resort» se califica como «elemento clave» para alcanzar los objetivos del Plan de Desarrollo: constituir un destino turístico de calidad y con oferta durante todo el año (gracias al esquí, el golf, los deportes de aventura, el termalismo y los recursos y las actividades culturales), dinamizar la economía local y crear empleo estable.

Las 13.000 camas que se cifran como la capacidad deseable se sustancian en 2.300 viviendas y 3.500 plazas hoteleras (en instalaciones de tres a cinco estrellas, apartahoteles, casas rurales y albergues) repartidas por varios de los núcleos habitados del municipio de Montanuy.

Este planteamiento residencial y hotelero tendrá una extensión total de 42,1 hectáreas, lo que, como se recoge en el documento básico, supera la «ocupación de terreno» prevista en el avance del Plan General de Ordenación Urbana de Montanuy, elaborado por Aramón conforme al convenio firmado con el Ayuntamiento para financiar la ampliación de Cerler por Castanesa.

Por ese motivo, se reseña que el PGOU «recogerá la fase inicial y más importante del 'resort», mientras que para su desarrollo posterior «se precisarán las correspondiente ampliaciones» de dicho plan de ordenación.
Criterios urbanísticos

El documento básico estipula que la oferta de alojamiento que se quiere promocionar debe seguir los criterios de «menor ocupación de suelo en cuanto a tipologías y superficie de las viviendas».

Así, «para evitar la ocupación innecesaria de suelo rústico, se recomienda que las viviendas unifamiliares aisladas tengan un carácter testimonial» y que los unifamiliares agrupados tengan «una presencia reducida», un diseño que «fomente la diversidad y no la monotonía» y una inserción en el territorio «consecuente con el asentamiento tradicional de los núcleos». Sobre la vivienda colectiva se dice que «no diferirá en mucho de la composición y diseño de la anterior». El texto resalta que «la tipología de la edificación será respestuosa con la arquitectura tradicional, comportando volúmenes de edificios sencillos de carácter prismático».

En la previsión del reparto del resort según los tipos de edificación, se recoge la futura construcción de 760 unifamiliares y adosados, sin cuantificar de manera más específica, y la de 1.540 viviendas colectivas.

Por lo que respecta a las instalaciones hoteleras, se plantea la necesidad 180 habitaciones (el doble de camas) en hoteles de cinco estrellas, 390 de cuatro y 380 de tres. Además, se reservan 250 habitaciones de apartahotel, con una capacidad para 1.000 personas, y 150 para albergues, que se traducen en 600 camas.

Ardanuy, núcleo principal

Los núcleos en donde se prevé desarrollar el «resort» son Castarné, Escané, Noales, Señiú, Ribera, Benifons-Erbera, Ardanuy, Castanesa y Fonchanina -en el valle del Baliera- y Montanuy, Casa d'Arro y Casa Quintana -en el valle del Noguera Ribagorzana-.

El texto explica que el reparto definitivo de las infraestructuras del complejo dependerá de la opción que se escoja para ubicar la telecabina de acceso a la zona esquiable. Aramón baraja dos trazados posibles: el que va directo desde el núcleo de Ribera y el que parte de Ardanuy y tiene paradas en Castanesa y Fonchanina.

En cualquier caso, se apuesta porque Ardanuy sea «el núcleo principal del 'resort» y cuente «con mayor densidad hotelera y residencial». Por ello, desarrollará «mayor actividad comercial, de restauración y servicios».

Aunque en un principio los rectores de Aramón veían más factible la opción de Ribera, parece ganar enteros la de Ardanuy. En cualquier caso, el núcleo que finalmente sea el punto de partida del teleférico tendrá que disponer de un aparcamiento anejo de gran capacidad.

El documento también resalta que la gestión común del «resort» debe poner especial cuidado en diseñar «un sistema de transporte público que minimice el uso del vehículo privado» en los desplazamientos entre los distintos núcleos y entre los alojamientos y la telecabina. Se calcula que el conjunto del resort debe disponer de más de 2.000 plazas de aparcamiento para atender la punta de ocupación. El más importante será el de Ardanuy.

Oferta e infraestructuras

Para el objetivo de diversificación de actividades, ligado estrechamente a la desestacionalización del negocio, el documento básico, aparte de la restauración y las actividades comerciales y de ocio, cita cuestiones como el golf (se han planificado tres campos en la zona), un centro termolúdico, una pista de hielo al aire libre, un centro deportivo comarcal, una playa fluvial, piscinas, una instalación hípica y un gran centro de servicios localizado en Casa d'Arro.

El desarrollo del «resort» implica la construcción de una red de abastecimiento y otra de saneamiento y depuración. Igualmente, se plantea la necesidad de acondicionar varias carreteras, sobre todo la HU-650 entre Montanuy y Ribera y la creación de otras nuevas, como es el caso de accesos restringidos a la zona de nieve desde Fonchanina y desde Villarrué, en el término municipal de Laspaúles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.