Etuksa salva con una ampliación de capital la crisis de candanchú

HERALDO

Etuksa salva con una ampliación de capital la crisis de Candanchú

El capital social de Etuksa, la empresa concesionaria de la estación de esquí de Candanchú, será de 3,8 millones de euros. La junta general de accionistas dio ayer el visto bueno a la propuesta de ampliación del consejo de administración, que supone multiplicar por 2,5 el actual capital, establecido en 1.529 577 euros. La iniciativa fue aprobada por unanimidad. Para el desembolso de los 2,2 millones de euros se dará prioridad a los actuales socios de la empresa. Esta ampliación tiene como objetivo principal sanear las cuentas de la sociedad anónima que, después de dos malas temporadas, están en números rojos; aunque nadie ocultó en la reunión que este lavado de cara también les da una mejor posición en la negociación abierta para la futura integración de Candanchú en Aramón.

Según explicó el director del centro invernal, Eduardo Roldán, si la temporada 2006-2007 fue catastrófica, la de 2007-2008 tampoco ha sido buena. Ambas son, en palabras de Roldán «las peores de la historia de Candanchú» junto a otra muy famosa de principios de los noventa. Hace dos años los gastos ascendieron a 5,4 millones de euros y los ingresos fueron de 3,8. En la presente temporada, cuyo ejercicio se aprobará en octubre, el déficit que arroja es de 2,4 millones. La cifra de esquiadores de la última campaña, que ayer se hizo pública por primera vez, se sitúa en 235.000, un número tan bajo que se iguala con los que se registraron a mitad de la década de los ochenta.

«Son datos concluyentes de la situación económica y técnica de la sociedad», explicó Roldán a la veintena de asistentes que, entre acciones propias y representadas, suponían un 64% del accionariado, y nadie dudó en que «espectacular» inversión de Aramón en Formigal ha traído un también espectacular crecimiento de su número de esquiadores, en detrimento del valle de Canfranc.

La ampliación supondrá pasar de 254.496 acciones a 636.240. A los accionistas se les ofrecerá la posibilidad de hacerse con el doble de las que poseen. Las participaciones de aquellos que no se acojan a la oferta y otra parte de la ampliación, unas 127.248, se prorratearán entre los socios interesados. Si no los hubiera, la asamblea dio ayer poder al consejo de administración de Etuksa para que realice las gestiones que considere oportunas.

En la asamblea, celebrada ayer tarde en el Palacio de Congresos de Jaca, también se dio a conocer cómo van las negociaciones para la integración de Candanchú en Aramón, una cuestión que muchos consideraron imprescindible para el futuro de la estación jacetana. Roldán aseguró que va por buen camino e hizo hincapié en que él primará siempre el beneficio de los accionistas, la empresa «con sus valiosísimos recursos humanos» y también la gestión que se quiera hacer de ella, ya que entiende que «nunca debe perder Candanchú, su personalidad». Asimismo insistió en que Etuksa no solo es una empresa, sino también una «locomotora» que tira de todo un valle.


EL PERIODICO

Candanchú ampliará su capital en un 150%. Continúan las negociaciones para integrarse en el hólding Aramón.

 

Candanchú ampliará su capital social en un 150%. De forma unánime, la junta de accionistas de la empresa Etuksa, que regenta la estación de Candanchú, ha acordado ampliar sus fondos en más del doble de la cantidad actual. Asimismo, los accionistas han conocido de primera mano el estado de las negociaciones de la integración de la estación dentro del grupo Aramón.

La pasada temporada de nieve concluyó de forma «aceptable» para Candanchú, pero la anterior, debido a la falta de nieve, fue totalmente atípica y los resultados económicos fueron negativos. Por tal motivo se hacía necesaria la ampliación del capital social. Eduardo Roldán, director de la estación manifestó que de forma unánime se ha acordado este aumento, de modo que cada acción se incrementa en un 150%.

En su día, la sociedad acordó iniciar las negociaciones con Aramón para su integración dentro de este grupo de nieve y montaña aragonés y, de este modo, lograr que la empresa tenga una mejor situación económica.

Por otro lado, el hólding Aramón anunció ayer que sus estaciones de esquí –Cerler, Formigal y Panticosa en el Pirineo oscense y Valdelinares en la sierra turolense– abren este verano sus puertas a todos los públicos y ofertan, durante los meses de julio y agosto, actividades para todas las edades. Por este motivo, ponen en funcionamiento sus remontes, como la telecabina de Panticosa, para ascender hasta la cota 1.900 y contemplar el paisaje o emprender diferentes excursiones.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.