La estación de candanchú pretende duplicar su capital social para sanear sus cuentas

Candanchú quiere ampliar su capital social multiplicándolo por dos, e incluso por dos y medio, con el objetivo de sanear sus cuentas y presentar un buen balance económico de cara a la negociación que mantienen con Aramón para su posible integración. El asunto se debatirá en la asamblea extraordinaria de la Junta General de Accionistas que convocó Explotaciones Turísticas de Candanchú S.A. (ETUKSA), empresa concesionaria de los terrenos donde se asienta la estación de esquí, para ayer en primera convocatoria -no hubo quórum- y hoy a las 18.00 en segunda.

Candanchú es la estación decana de nuestro país, pero no vive sus mejores momentos. Y así lo confirmó el director del centro deportivo, Eduardo Roldán, quien manifestó que la mala temporada de esquí vivida hace algo más de un año, en 2006-2007, una temporada atípica y marcada por la falta de nieve, ha sido la desencadenante de esta situación. «Fue tan mala que la situación de déficit económico fue mucho mayor de lo que solemos arrastrar». Concretamente, en esa temporada, la pérdida de usuarios se cifró en un 45 por ciento.

1,5 millones de euros

Aunque Eduardo Roldán no quiso precisar el capital social actual de ETUKSA y tan solo señaló que son alrededor de trescientos los accionistas que la participan, este periódico ha podido conocer que desde la última ampliación, realizada en julio de 1997, el capital social de la gestora de Candanchú se sitúa en poco más de 1,5 millones de euros. Por lo que con la ampliación se pasaría a 3 o 3,8 millones, dependiendo de si se aprueba duplicar el capital o, finalmente, multiplicarlo por 2,5.

Además, Roldán apuntó que indudablemente esta ampliación de capital de ETUKSA, con la que saneará notablemente la economía de la empresa, también la hará «más presentable» y podrán posicionarse mejor en las negociaciones abiertas con Aramón para su posible integración en el holding de la nieve.

Respecto a esta posible entrada en la empresa mixta -que ya gestiona en Huesca Formigal, Panticosa y Celer-, el director de Candanchú aseguró que las conversaciones van por buen camino, pero que es un triángulo en el que también participa una tercera empresa, externa, encargada de «hacer las valoraciones e informes para preparar la fase final». Aunque no quiso precisar cuando podrían concluir todos estos trámites, sí señaló que espera que «cuanto antes, pero debe ser una integración sensata y eso requiere tiempo».

El «efecto Formigal»

De la misma opinión se han mostrado algunos de los empresarios del valle de Canfranc y de Jaca. La Asociación Turística de la Jacetania, los empresarios de la zona e incluso el presidente de la comarca, Alfredo Terrén, acusaron la «fuga» de esquiadores al valle de Tena. Y mientras algunos, la mayoría, hacían hincapié en que la solución pasaba por la integración de los dos complejos deportivos del valle de Canfranc -Candanchú y Astún- en el holding de la nieve, otros preferían no pronunciarse al respecto y tan solo reclamaban inversiones públicas en los complejos de su zona, al igual que en los de Tena ya que Aramón está participada al 50 por ciento por el Gobierno aragonés.

Y es que muchos aseguraron que el «efecto Formigal» redujo los ingresos de los hosteleros y empresarios de la Jacetania hasta en un 40 por ciento, cifras preocupantes en una temporada en la que la nieve no ha faltado en las pistas. Cabe destacar que Formigal, este año, batió récords de afluencia superando los 12.000 visitantes en un día y, en toda la temporada, con más de 580.000 esquiadores, lo que supuso un crecimiento de un 39 por ciento; mientras que ni Astún ni Candanchú han ofrecido los datos de deportistas que han disfrutado esta temporada deslizándose por sus laderas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.