Etuksa aprueba una ampliación de capital de 1,5 millones para abrir candanchú

HERALDO DE ARAGON

Etuksa aprueba una ampliación de capital de 1,5 millones para abrir Candanchú 

Ha ratificado su propósito de firmar «a la mayor brevedad posible» el convenio con la DGA que permita la apertura del centro invernal esta temporada. 

El consejo de administración de Etuksa, la empresa gestora de la estación de esquí de Candanchú, ha aprobado una ampliación de capital de 1,5 millones de euros y ha ratificado su propósito de firmar «a la mayor brevedad posible» el convenio con el Gobierno de Aragón que permita la apertura del centro invernal esta temporada. 

Así lo ha asegurado al término de la reunión, que se ha prolongado por espacio de tres horas y media, el director de Candanchú, Eduardo Roldán, quien ha asegurado que continuará desempeñando este cargo porque no ha habido «ninguna insinuación a que yo tenga que dejar nada ni tengo intención de dejar nada», ha dicho. 

Según Roldán, el consejo ha aprobado «las cuentas y la gestión» y ha tenido conocimiento del estado de las negociaciones con el Gobierno aragonés para que la empresa Aramón, participada al 50% por el ejecutivo regional e Ibercaja, gestione durante esta próxima temporada la estación de Candanchú. 
En este sentido, ha resaltado que, según han informado las personas encargadas de gestionar este acuerdo, hubo una reunión entre ambas partes y habrá otra «el próximo lunes». 

«Interpreto que son las últimas», ha añadido, toda vez que ha apuntado que las relaciones con el ejecutivo aragonés son «fluidas» y ha insistido en el propósito de la sociedad de firmar «inmediatamente» el acuerdo y «espero que el Gobierno de Aragón también», ha resaltado. 
El objetivo es «abrir la estación», algo que «creo con todas mis fuerzas», ha indicado, si bien ha incidido en que «antes hace falta firmar ese compromiso». 
Con respecto al ultimátum dado a la sociedad por la Mancomunidad Forestal del valle de Aísa para que pague, antes del 12 de noviembre, el canon de la estación que evitaría perder la concesión, Roldán ha señalado que forma parte «de la deuda ordinaria» y que se ha querido «darle publicidad». 
Al igual que el resto de la deuda que arrastra la sociedad, cifrada en unos 6,5 millones de euros, se tratará de «aplazarla y financiarla» porque «no hay ningún problema y mis relaciones con Aísa son buenas», ha dicho, al tiempo que ha añadido que antes del día 12 se tratará de «negociar y aplazarla»
Roldán ha indicado también que ha dejado su cargo de presidente del consejo de administración «a consideración de la junta» dado que su función es «ejecutiva». 

Otros miembros del consejo de administración han declinado hacer declaraciones al término del mismo. 


EL PERIODICO DE ARAGON

La estación de Candanchú acuerda una ampliación de capital de 1,5 millones

La junta de accionistas de la estación de esquí de Candanchú acordó ayer llevar a cabo una ampliación de capital por valor de 1,5 millones de euros. Esta operación, lanzada en un momento en que el centro invernal se ve acosado por las deudas, pretende ser una señal positiva para lograr la apertura de las pistas la próxima temporada, que está ya encima y que se ha visto comprometida en más de un momento.

Eduardo Roldán, responsable de la estación, señaló que la junta de accionistas mostró su voluntad de «llegar a un buen acuerdo en breve plazo» con Aramón, que recientemente se ofreció para hacerse cargo del centro esta temporada con el fin de sacarlo adelante. Roldán dijo asimismo que los accionistas habían abordado el problema de las deudas, tanto con los trabajadores como con Endesa, Hacienda y la Seguridad Social, así como con el municipio de Aísa.

Por otro lado, Roldán desmintió rotundamente que alguna vez hubiera tenido la intención de dimitir como responsable de la estación y señaló que la reunión de ayer sirvió también para aprobar las cuentas del 2011-2012 y la gestión del consejo de administración.

La estación de Cadanchú se halla en un momento muy delicado. Los problemas se amontonan sobre este centro invernal que acumula ya una deuda de 6,5 millones, lo que pone en peligro su continuidad. Sus trabajadores fijos llevan seis meses sin cobrar sus sueldos y gran parte de sus instalaciones no funcionan porque, al no abonar las facturas de la luz, Endesa le ha cortado el suministro.

DEUDAS Además, el municipio de Aísa, en cuyo término se encuentran las pistas de Candanchú, requirió recientemente a Explotaciones Turísticas de Candanchú, SA (Etuksa) el abono del pago del canon por la ocupación de terrenos, que asciende a casi 200.000 euros. De no cumplir este pago, la sociedad se expone a la pérdida de la concesión, pero los responsables de la estación han solicitado el aplazamiento del abono de la deuda, así como su fraccionamiento.

Por si fuera poco, Candanchú tiene además cuentas pendientes con la Seguridad Social y la Agencia Tributaria, entidades a las que adeuda más de dos millones de euros. Para paliar la situación, el centro invernal ha pedido que se amplíe el plazo para saldar la deuda.

En medio de este panorama, la DGA se ofreció el pasado mes a echar una mano para que Candanchú abra la temporada próxima, que pese a todo sigue estando en el aire. Cerca de un millar de 900 puestos de trabajo, directos e indirectos, dependen de la estación, que es un puntal de la economía del valle del Aragón, junto con Astún, en la cabecera del mismo río.

El plan de la DGA pasa por el pago de 690.000 euros, una cantidad que debería bastar para abonar los sueldos de los trabajadores y las facturas de la luz y poner en marcha el engranaje de remontes preciso para que afluyan los esquiadores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.