El tsja desestima una petición de montanuy sobre la sentencia de ampliación de cerler

HERALDO DE ARAGON

El TSJA desestima una petición de Montanuy sobre la sentencia de ampliación de Cerler

El Ayuntamiento ha sido condenado a pagar las costas del proceso tras pedir una subsanación de errores que ha sido desestimada.

El Ayuntamiento de Montanuy ha sido condenado por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) a pagar las costas del proceso judicial abierto tras la solicitud de subsanación y aclaración de la sentencia que rechazaba el proyecto de ampliación de la estación de Cerler realizada por la representación legal del Consistorio.

En un auto fechado el 10 de marzo de 2014, el TSJA desestima la petición del Ayuntamiento que había solicitado la subsanación de lo que consideraba errores de la sentencia conocida el pasado mes de febrero. Entre los fallos que pedía corregir el Consistorio había una fecha, algunas expresiones y varias omisiones.

La Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón (PDMA) ha lamentado en un comunicado «que los contribuyentes del municipio se tengan que hacer cargo de los gastos originados por actuaciones improcedentes ante instancias judiciales».


RADIOHUESCA

El TSJA desestima la solicitud de aclaración de la sentencia que había solicitado Montanuy

Tras conocerse que el Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) anulaba el Plan General de Ordenación Urbana de Montanuy, ligado al proyecto de la ampliación de Cerler por el valle de Castanesa, el Ayuntamiento de Montanuy presentó una solicitud de subsanación y aclaración. Ahora el TSJA ha desestimado esa solicitud y, además, le condena a pagar los costes de los trámites según informan desde la Plataforma en Defensa de las Montañas.

El Ayuntamiento solicitó una aclaración y la subsanación de errores del dictamen emitido por el TSJA relativo a la anulación del PGOU. El primero de ellos por hablar de una Directiva que se fechaba en unos casos el 27 de junio de 2001 y en otro el 27 de julio de 2001. Desde la Sala de lo Contencioso – Administrativo se aclara que se reproduce un párrafo de una sentencia del Tribunal Supremo, por lo que ellos no tienen que subsanar el error, y que además carece de trascendencia.

El segundo de los errores que desde el Ayuntamiento se pedía subsanar era la aparición en algunos casos de la palabra “anulidad” y en los otros de “nulidad”. Desde el TSJA aclaran que el término cambió solo por ser el más adecuado en el contexto si conllevar ninguna consecuencia.

Desde la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón (PDMA) lo que sí que lamentan es que “los contribuyentes del municipio se tengan que hacer cargo de los gastos originados por actuaciones improcedentes ante instancias judiciales, carentes de argumentos que puedan ser considerados por los tribunales”.


EL PERIODICO DE ARAGON

El TSJA rechaza la existencia de defectos en la sentencia que frena la ampliación de la estación de esquí de Cerler

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha desestimado el incidente procesal planteado por el Ayuntamiento de Montanuy (Huesca) para solicitar una «aclaración» de los supuestos defectos detectados en la sentencia que cierra el paso a una operación urbanística combinada con el proyecto de ampliación de la estación de esquí de Cerler.

En su auto, el tribunal, que condena al municipio al pago de las costas generadas, rechaza subsanar cuestiones como la referencia a una fecha incorrecta o supuestos «errores» en la utilización de los términos usados para referirse a la nulidad o anulación del Plan General de Ordenación Urbana de Montanuy.

El auto reprocha, además, a la representación legal del municipio «olvidar» el hecho que el tribunal resolvió anular el citado documento urbanístico al entender que adolecía de un «vicio de nulidad» derivado de la ausencia de un trámite «esencial», una evaluación ambiental estratégica.

La sentencia del TSJA estimó el recurso interpuesto por un grupo de vecinos de la zona aglutinados en torno a la asociación Naturaleza Rural y anuló el Plan General de Ordenación Urbana de Montanuy, municipio al que pertenecen las 52 hectáreas de monte que se proyectaban recalificar en la zona.

La operación urbanística preveía la recalificación de 52 hectáreas en el valle de Castanesa y el desarrollo de una operación urbanística que debía reinvertir los recursos obtenidos en las obras de ampliación de la estación de Cerler.

Tras hacerse pública la sentencia, Aramón, sociedad aragonesa de la nieve participada por el Gobierno aragonés, anunció su decisión de presentar un recurso al entender que la resolución afecta a un acto administrativo «subsanable» como es la falta de un trámite ambiental.


DIARIO DEL ALTOARAGON

El TSJA rechaza la petición de Montanuy de subsanar «errores» del fallo del PGOU

El alcalde confirma que sigue adelante el recurso contra la sentencia en el Tribunal Supremo

La sala de la Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha dictado un auto en el que determina que no ha lugar a la subsanación ni a la aclaración de la sentencia que anula el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Montanuy, solicitada por el citado Ayuntamiento. Mientras desde la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón lo califican como «otro varapalo» para el Consistorio, el alcalde, José María Agullana, considera que el auto «no tiene ninguna importancia» y que el recurso en el Supremo sigue adelante.


PIRINEO DIGITAL

El Tribunal Superior desestima subsanar la sentencia de Montanuy

El Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA) ha sido firme a la hora de responder al Ayuntamiento de Montanuy en la solicitud de subsanación y aclaración que interpuso después de conocerse la sentencia que anulaba el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio, con el que se iba a financiar la ampliación de Cerler. La Sala de lo contencioso-administrativo del TSJA ha desestimado la petición indicando que “no ha lugar” a la subsanación o aclaración a la sentencia, pero además condena a hacerse cargo de las costas generadas al ayuntamiento y advierte que “contra la presente resolución no cabe recurso alguno”.

El término municipal de Montanuy tiene un paisaje impresionante. FOTO: PDMA Esta respuesta la ha dado a conocer la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón que lamenta que finalmente sean “los contribuyentes del municipio los que tengan que hacerse cargo de los gastos originados por actuaciones, improcedentes antes instancias judiciales, carentes de argumentos que puedan ser considerados por los tribunales”.

El colectivo recuerda que el Ayuntamiento de Montanuy, tras la anulación del Plan General de Ordenación Urbana del municipio, solicitó ante los tribunales la aclaración y subsanación de unos “pretendidos errores” que había, según el consistorio, en el documento de la sentencia. Para la Plataforma se trata de “una inexplicable actuación” del ayuntamiento.

Los errores que el ayuntamiento alegó para intentar rebatir la sentencia contra el PGOU hacían referencia, por un lado, a la fecha de la directiva que se citaba en el auto, que unas veces aparecía como de junio y otras de julio, y la utilización indistinta de los términos “nulidad” y “anulabilidad”. Según el auto, la directiva aparece en la reproducción de un párrafo de una sentencia del Tribunal Supremo, “por lo que no corresponde a esta Sala rectificar tal error, carente, por otro lado, de transcendencia alguna”. Respecto al empleo de “anulabilidad” y “nulidad”, el tribunal explica que se cambió por ser el más adecuado al contexto, pero que además el término “nulidad, “viene utilizándose, indistintamente, para referirse a los supuesto de anulabilidad y nulidad de pleno derecho”.

Con estos argumentos, la respuesta dada por el TSJA es contundente: “En definitiva, no puede estimarse que haya nada que aclarar, rectificar, subsanar o complementar, al amparo de los referidos preceptos”. Por ello, la Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Aragón acuerda que “no ha lugar a la subsanación ni a la aclaración de la sentencia dictada” e impone “expresamente” las costas al ayuntamiento solicitante, al de Montanuy. Además, corta cualquier intento de rebatir estos argumentos de raíz, ya que en el auto se advierte que “contra la presente resolución no cabe recurso alguno”.

La noticia ha generado ya algunas reacciones entre las formaciones políticas y colectivos sociales de la comunidad. Así, el portavoz de Puyalón de Cuchas, Txema Royo, afirma que “el contundente rechazo del TSJA a la solicitud de aclaración y subsanación del Ayuntamiento de Montanuy deja a su proyecto urbanístico completamente descartado y al proyecto de ampliación de Cerler moribundo”. La formación exige al Gobierno de Aragón “la retirada del proyecto de ampliación de las pistas de esquí y dedicar esfuerzos a un desarrollo que permita compatibilizar el futuro de nuestros pueblos con la protección de su entorno”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.