El plan de montanuy para aramón-castanesa

Hace ya algunos años se realizó un estudio socioeconómico del valle de Castanesa (valle ganadero situado a las puertas del Parque Natural Posets-Maladeta) que daba una serie de pautas para su desarrollo basado en la calidad, tanto de su paisaje como de una economía ganadera que con pequeñas ayudas podía obtener altos rendimientos. Por ello, este estudio desestimaba expresamente la masificación y la implantación de una estación de esquí en la zona. Eso sin contar el efecto del cambio climático, claro, que haría inútil y estéril la presencia de una estación de esquí sin nieve.

Sin embargo, por motivos que se desconocen, el Ayuntamiento de Montanuy escondió este estudio y decidió apostar justo por todo lo contrario: masificación, esquí, urbanizaciones, fin de la ganadería y del paisaje. Es decir, crear Aramón-Castanesa mediante un proyecto megalómano y necesitado de millonarias inversiones públicas que no repercuten en el valle.

El proyecto de la estación de esquí Aramón-Castanesa tiene dos vertientes, como su nombre. Por un lado, en cuanto a Castanesa, es un proyecto que arrasa la configuración de este valle, zona de alta montaña de importante valor ecológico y paisajístico, zona de importancia socioeconómica por tener una destacada actividad ganadera sin parangón en el pirineo aragonés. Por otro, en cuanto a Aramón, lleva el sello de la empresa: operaciones y convenios en la nebulosa de la alegalidad ¿es lícito un plan urbanístico municipal a medida y encargo de la empresa Aramón?, con dudas sobre la existencia de corrupción (el propio Blecua, artífice de la operación, está actualmente imputado en Huesca por corrupción urbanística) y en todo caso con masificadas urbanizaciones que multiplican el 3.000 % la edificabilidad de la zona (sonados pelotazos urbanísticos de estos días lo han sido por aumentar la edificabilidad en un 50 %).

Por todo ello, desde la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón, mantenemos, más que nunca, nuestra postura: desarrollo sostenible basado, en este caso de Castanesa, en las pautas marcadas por el estudio existente, con apuesta por la calidad y el beneficio de los propios habitantes, desestimando el irreal y absurdo proyecto de crear la estación de esquí de Aramón-Castanesa.

Desde nuestro punto de vista, ese debería de haber sido el camino emprendido, y no el de mantener semejante proyecto, aunque se haya pospuesto para después de las elecciones, tal vez motivado por intereses electorales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.