El operativo da por estabilizado el incendio de castanesa

EL PERIODICO DE ARAGON

El operativo da por estabilizado el incendio de Castanesa

Las llamas pierden fuerza y los vecinos de la zona pueden regresar a sus casas. Desde el jueves han ardido unas 1.600 hectáreas, la mayoría de pasto y monte bajo

El operativo antiincendios desplegado en el valle de Castanesa desde el pasado jueves dio ayer por estabilizado el fuego que desde ese día ha acabado con unas 1.600 hectáreas. La mayor parte de ellas, según vecinos de la zona, de pasto y monte bajo, resultando menos afectado el rico patrimonio natural de arbolado. Las llamas perdieron ayer intensidad y solo quedaba un débil frente que se espera que sea controlado por completo durante el día de hoy. No está previsto que aumente el perímetro del incendio.

Ante esta situación, los aproximadamente 50 vecinos que estaban todavía desalojados de sus casas pudieron volver ayer a sus viviendas. En un principio, tampoco han resultado con graves afecciones. La decisión de que pudieran volver a sus domicilios se tomó tras confirmar el Ejecutivo autonómico que no había ningún riesgo para su seguridad.

Por este motivo, los vecinos de Ardanué, Ardanuy, Benifons, Castanesa, Denuy, Erberá, Fonchanina, Llagunas y Ribera volvieron a sus casas pasadas las dos de la tarde. El pasado domingo lo hicieron los de Señiú, Neril y Noales. Todas estas pedanías pertenen a los municipios de Laspaúles y Montanuy.

El director general de Gestión Forestal, Roque Vicente, confirmó en declaraciones a Europa Press las previsiones optimistas. «Podemos dar por estabilizado el incendio, puesto que los focos activos que teníamos en la zona más nororiental han perdido bastante intensidad».

FALTA DE VIENTO La ausencia del viento, el peor aliado del fuego, fue ayer determinante para que los equipos de extinción pudieran mitigar el avance de las llamas y controlar un incendio que el pasado jueves amenazaba con ser aún más devastador. Ese viento fue el que favoreció la propagación del fuego durante las primeras horas del siniestro. El equipo de trabajo, coordinado por el Gobierno de Aragón, estará compuesto en la jornada de hoy por cuatro cuadrillas terrestres, tres cuadrillas helitransportadas (Alcorisa, Peñalba y Ejea), tres autobombas, otras dos de Protección Civil de la Ribagorza y un bulldozer. Además, según informó el Ejecutivo, continuará un breve retén de la Unidad Militar de Emergencias del Ejército y varios medios aéreos del Ministerio de Medio Ambiente y la Generalitat de Cataluña.

El presidente de la comarca de La Ribagorza, José Franch, destacó ayer «la buena coordinación» de todas las administraciones y voluntarios que han trabajado para extinguir el incendio. Según destacó el dirigente ribagorzano, «ahora habrá que evaluar los daños y las hectáreas quemadas», aunque ya anticipó que la mayor parte de la zona afectada está compuesta por pasto para ganado y monte bajo, resultando menos dañados los grandes árboles que cubren el valle. Franch mostró su deseo de que llueva pronto, ya que la sequedad es extrema en todo el Pirineo.

Por este motivo, CHA solicitó la puesta en funcionamiento cuanto antes del operativo estival de incendios dada la delicada situación de los montes como consecuencia de la sequía. CHA cree que no se debe esperar al verano ante este riesgo de incendios.


HERALDO DE ARAGON

La DGA prevé que hoy quede controlado el incendio de Castanesa

Los medios aéreos que participan en las labores de extinción, tres hidroaviones y varios helicópteros, han reanudado los trabajos a las 8.00.

El Gobierno aragonés prevé que este martes pueda quedar controlado definitivamente el incendio que se originó la tarde del pasado jueves en el núcleo de Castanesa, en la comarca de la Ribagorza, y que ha arrasado alrededor de 1.600 hectáreas de bosque pirenaico y pastos.

Así lo han confirmado fuentes del Ejecutivo autónomo, que han informado al mismo tiempo de que los medios aéreos que participan en las labores de extinción, tres hidroaviones y varios helicópteros, han reanudado los trabajos a las 8.00.

A lo largo de la noche y madrugada, la labor de las brigadas terrestres se ha centrado en mantener estabilizado el incendio, objetivo que se consiguió la tarde de este lunes, y evitar la propagación de nuevos focos.

El objetivo del mando operativo que opera sobre el terreno es conseguir pasar a lo largo de la jornada de la situación de incendio estabilizado a controlado.

Con este fin, los numerosos medios aéreos desplegados en la zona afectada vierten agua de forma continua sobre las llamas, especialmente en las zonas orográficas de más difícil acceso para las brigadas terrestres.

La estabilización del incendio y la reducción de la situación de peligro a nivel cero permitió volver a sus casas a los alrededor de 70 vecinos de los catorce pequeños núcleos de población que fueron desalojados la tarde del pasado jueves ante el riesgo de que las llamas alcanzaran sus propiedades.

El equipo de trabajo, coordinado por el Gobierno de Aragón, está compuesto por más de 300 personas, tres cuadrillas helitransportadas (Alcorisa, Peñalba y Ejea), tres hidroaviones del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

Ayer también participaron dos hidroaviones AT de la Generalitat de Cataluña, dos helicópteros bombardero Kamov, un helicóptero de extinción y otro de coordinación de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el medicalizado del 112 SOS Aragón.

En la zona trabajan a pie cinco cuadrillas terrestres (Boltaña, Bailo, Calamocha, Montalbán y Planizar), tres bulldozer y tres autobombas del Gobierno de Aragón (Plasencia, Adahuesca y Labuerda) y otras siete de la comarca de la Ribagorza, del Ayuntamiento de Huesca, la Comarca de la Hoya y la Diputación Foral de Navarra.

Por su parte, la Unidad Militar de Emergencias (UME) colabora con un equipo sanitario, dos secciones completas provistas de cinco autobombas, dos camiones nodrizas y un bulldozer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.