El juez rechaza suspender el acuerdo que bloquea los terrenos de aramón en cerler

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 1 de Huesca ha rechazado la suspensión cautelar solicitada por Aramón contra el controvertido acuerdo plenario del Ayuntamiento de Benasque que declaró litigioso el proyecto de reparcelación de los terrenos que el grupo aragonés de la nieve tiene en la urbanización de Cerler. Esta decisión supone que la empresa participada al 50% por la DGA e Ibercaja sigue teniendo muy comprometida la venta de unos suelos por los que espera ingresar 140 millones de euros y que constituyen su única fuente de ingresos a corto plazo.

Ahora, Montañas de Aragón deberá esperar a que el Juzgado se pronuncie sobre el recurso contencioso-administrativo que sus abogados han presentado contra ese mismo acuerdo del Consistorio benasqués. Si el magistrado da la razón al Ayuntamiento, la empresa se llevará un duro revés. Si por el contrario anula la declaración de litigiosidad, el mismo auto que ha rechazado la medida cautelar reconoce que Aramón podrá solicitar «resarcimiento» económico «siempre que concurran los presupuestos de la responsabilidad administrativa».

Fuentes del holding aragonés de la nieve subrayaron esta posibilidad al valorar la resolución judicial. «Es cierto que no se nos ha concedido la suspensión cautelar, pero el fallo dice que, aunque no sea el momento, cuando haya una sentencia definitiva Aramón está legitimado para pedir responsabilidades patrimoniales por estos hechos», destacaron las mismas fuentes.
Una demanda de fondo

La decisión del Ayuntamiento de Benasque de declarar litigioso el proyecto de reparcelación de la unidad de ejecución 1 de Cerler tiene su origen en la demanda planteada contra Aramón por los antiguos propietarios de los suelos de la urbanización. Como ya adelantó HERALDO, los ex propietarios exigen a la empresa semipública que les devuelva unas 32 hectáreas de terreno, o en su defecto que les pague su valor económico actual, ya que consideran que los contratos firmados hace 30 años se han resuelto por incumplimiento de las sucesivas sociedad responsables de la estación de esquí.

Ese conflicto deberá resolverlo el Juzgado de Boltaña, pero es- tá perjudicando, y mucho, las operaciones urbanísticas de Aramón en Cerler. El pasado 24 de mayo, el equipo de gobierno del Consistorio benasqués -encabezado por el alcalde, José Ignacio Abadías (PAR)- acordó declarar litigiosa la reparcelación de las 38 hectáreas incluidas en la ampliación de la urbanización de Cerler. Buena parte del terreno pertenece a Montañas de Aragón, pero gracias a esa decisión su inscripción en el registro de la propiedad está condicionada por la advertencia de que esas parcelas están a expensas de que se resuelva una demanda judicial.

Numerosas suspicacias

En cualquier caso, la actuación del alcalde de Benasque y del resto de su grupo en este proceso ha generado fuertes suspicacias por las llamativas circunstancias en las que se produjo la declaración de litigiosidad. El acuerdo se tomó solo tres días antes de las elecciones municipales -que dieron al PAR la mayoría absoluta-, y en la votación solo participaron tres de los nueve concejales del municipio. Tras varios días de movimientos y presiones políticas, al pleno no acudieron los dos concejales del PSOE, uno del PP y otro del PAR.

Además, de los cinco ediles que sí estaban, un representante popular y otro de los aragonesistas se ausentaron por estar implicados en la demanda contra Aramón, con lo que finalmente la litigiosidad salió adelante con solo dos votos a favor -el alcalde y una concejal del PAR- y una abstención -un edil del PP-.

Pese a todo, lo más controvertido del acuerdo fue que la decisión del equipo de gobierno se tomó en contra de lo expresado por los técnicos municipales. Varios escritos de los servicios jurídicos del Consistorio sostienen que no era necesario declarar litigiosa la reparcelación, pero el alcalde de Benasque prefirió hacer caso a otro informe encargado por él mismo a un gabinete jurídico de Madrid y que sostiene justo lo contrario.

Tras conocer el resultado del pleno, Aramón anunció que se iba a replantear su plan de inversiones en el valle de Benasque y que iba a recurrir el acuerdo ante los tribunales por considerarlo nulo tanto en las formas como en el fondo. Además de presentar un recurso contencioso-administrativo en Huesca, los abogados de la empresa semipública pidieron la suspensión cautelar que ahora ha sido denegada por el juez en un auto fechado el pasado 4 de octubre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.