Ecologistas denuncian afecciones al entorno por los nuevos servicios de formigal

Los conservacionistas aseguran en un comunicado que, el sistema de «ratrack» ideado (una máquina pisanieves para el arrastre de esquiadores) para el transporte de los aficionados al esquí hasta seis nuevas pistas ubicadas en la zona de Espelunciecha, se sale de los límites de la estación. Afirman que en su recorrido, el «ratrack» se adentra en la zona de Canal Roya, fuera de los límites del término municipal altoaragonés de Sallent de Gállego, invadiendo una zona incluida en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales (PORN) de Anayet-Partacua.

Los ecologistas señalan en la nota que la entrada en la zona del Anayet «es algo para lo que, en teoría, se necesitaría un permiso especial que difícilmente se podría conceder por ser ésta (el esquí) una actividad en contra de la filosofía del PORN». Critican, además, la oferta de heliesquí anunciada por los responsables de Formigal ya que se proyecta transportar esquiadores en helicóptero hasta zonas «inaccesibles y frágiles» por encima de la cota de los 3.000 metros, en la zona de los picos Infierno, Garmo Negro y Argüalas.

«Con estas actividades -señalan-, Aramón trata de sentar las bases de los hechos consumados, invadir zonas en proceso de protección para ganarlas empresarialmente para la causa urbanística». Añaden que este proceso se lleva a cabo «saltándose» los trámites legales establecidos en el PORN, los estudios medioambientales y los modelos de ordenación urbanística, «abusando, una vez más, de la patente de corso que parece tener (Aramón) con el Gobierno aragonés, que le permite todo tipo de desmanes contra la montaña».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.