Del anayet al k2, pasando por bruselas

De la cima del Anayet al K-2, pasando por Bruselas

El pasado 11 de julio la Travesía Internacional de Defensa de las Montañas alcanzaba la cima del Anayet, lugar mágico y casi inimaginable, con laderas cubiertas de ibones, turberas y manadas de sarrios. Por esas mismas laderas, cuya protección se pide desde hace años por todo tipo de entidades, las máquinas de Aramón van ascendiendo, inexorablemente, convirtiendo en solares urbanizables lo que hasta hace semanas eran paisajes virgenes de alta montaña.

Esta ascención ponía el broche de oro a la Travesía, más de 200 km por zonas de media y alta montaña, por la vertiente francesa y española, entorno al maravilloso y tremendamente amenazado coloso del Anayet. Su «hermano» francés, el coloso del Midi d´Ossau, observa incrédulo desde la protección que le otorga el Parque Nacional de los Pirineos, máxima protección que se otorga en Francia.

Y al bajar de la montaña, la necesaria visita a los despachos donde se decide su futuro. Representantes de la Plataforma visitaron Bruselas durante este mes de julio para establecer contactos tanto con las correspondientes administraciones europeas, como con las sedes centrales de los grupos conservacionistas europeos. Recordemos que eurodiputados como Reinhold Messner o Gianluca Solera ya han mostrado su apoyo al Manifiesto en Defensa de las Montañas de Aragón; que ya existe una queja ante la Comisión Europea por la no declaración de Espelunciecha como Lugar de Interés Comunitario (LIC, Red Natura 2000); que la urbanización de Espelunciecha puede afectar negativamente a la zona de protección periférica del Parque Nacional de los Pirineos francés.

La visita al corazón de Europa tuvo una doble vertiente, tanto ese establecimiento de contactos con encuentros en los despachos, como la demostración en la calle de la preocupación ante este problema. Ésta última faceta tuvo su demostración en una labor, simbólica, de información y concentraciones en diversas ciudades de Bélgica, desde la Grand Place de Bruselas, hasta Brujas o Gante.

Y tras este periplo por el corazón de Europa, de nuevo a plasmarlo en las cimas más altas. Y esta vez a lo grande. Nada menos que en el mítico K-2 (Karakorum), la ascensión más difícil del mundo (más que el propio Everest). De la mano del equipo de «Al filo de lo imposible» (TVE), la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón estuvo presente en la cima del K-2, para dejar constancia, en el techo del mundo, de la sinrazón que supone urbanizar las zonas de alta montaña.

De este modo, Anayet, Bruselas y Karakorum han sido testigos de primera mano de los proyectos urbanísticos de la empresa Aramón (Ibercaja y Gobierno de Aragón) que amenazan con explotar para beneficio de unos pocos un patrimonio natural y cultural de todos: el paisaje de montaña.

Por supuesto, la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón no se detiene aquí e irá a donde haga falta, dentro de su campaña D M (Defensa Montañas, Diálogo Moratoria) para conseguir ese racional y necesario Diálogo sobre el paisaje de montaña, acompañado de una Moratoria a las ampliaciones y urbanizaciones de las grandes estaciones de esquí proyectadas o en curso.

Copyright fotos:
Anayet: Ignacio Ferrando-Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón
Bruselas: J. L. Latas-Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón
K-2: «Al filo de lo imposible»-Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.