Colectivos claman por un nuevo modelo de desarrollo

DIARIO DEL ALTOARAGON

Colectivos claman por un nuevo modelo de desarrollo

La lucha contra los pantanos o la autopista eléctrica, presente

En defensa del territorio y a favor de un cambio de modelo más ecológico y sostenible, varios cientos de ciudadanos secundaron ayer la manifestación que ha recorrido el centro de Zaragoza convocada por la Red de Colectivos de Aragón, que aúna a casi un centenar de colectivos de toda la Comunidad Autónoma.

El objetivo de la movilización, según explicó el portavoz de la red, Nacho Escartín, era llamar la atención a los poderes públicos y ciudadanos de que «hay otras maneras de hacer las cosas».

La red agrupa a colectivos de distintas sensibilidades de todo Aragón, ya que los hay que luchan contra los pantanos o contra las autopistas eléctricas, pero también antirracistas o con objetivos sociales, señaló Escartín, quien subrayó que lo que se ha tratado es de buscar un espacio común de encuentro, que es impulsar un cambio de sociedad que «no sabes cuál es» pero que «lo estamos construyendo entre todos», apuntó.

La manifestación estuvo salpicada de multitud de letreros en los que se podía leer eslóganes como «Biscarrués, solidaridad. Pantano no» o «Los regantes son cada vez más ricos a costa de que los montañeses son cada vez más pobres». Además de la pancarta que abría la protesta con el lema «Aragón: defiende el territorio. Cambiar el sistema», otras reclamaban «Por el reparto equitativo de la riqueza. Un nuevo modelo social y productivo.

Los colectivos organizaron un «Escaparate ciudadano de la crisis» como «escaparate» de las afecciones negativas que están comprometiendo el desarrollo de un modelo de vida igualitario.


EL PERIODICO DE ARAGON

Mil personas salen a la calle por un cambio en el modelo de desarrollo

Casi un centenar de colectivos y asociaciones recorrieron Zaragoza.Hubo todo tipo de reivindicaciones, pero destacó el rechazo a Biscarrués.

Alrededor de un millar de personas se manifestó ayer para exigir un cambio en el modelo de desarrollo aragonés. En la protesta ciudadana se dieron cita casi cien asociaciones de todo tipo y de todas las partes de la comunidad, que se agrupan bajo el nombre de Red de Colectivos de Aragón. Cada uno con su lucha particular, pero todos con un mismo lema: «Defender el territorio».

La iniciativa parte de la voluntad de «luchar contra el sistema que ha provocado la crisis en Aragón», tal y como explicaron en el manifiesto. Las consignas ecologistas, de defensa del Gállego y contra el sistema financiero fueron las más repetidas a lo largo de todo el trayecto. Pero hubo espacio para mucho más: a favor de los derechos de los estudiantes, críticas contra los recortes en el sistema sanitario o lemas contra la reducción en el gasto social o de rechazo al racismo. Entre todas las protestas destacó una: la de la oposición al pantano de Biscarrués.

Esta es la primera de toda una serie de movilizaciones y actividades, anuncian los organizadores, para proteger al territorio «de los ataques capitalistas». La Red de Colectivos recalcó que no se enmarca en ninguna ideología política, y que solo quería mostrar «que otra gestión es posible».

Las reivindicaciones de unos y de otro se mezclaron a ritmo de tambores, que acompañaron durante todo el recorrido a los manifestantes. Además hubo lugar para instrumentos más tradicionales y las dulzainas también se dejaron oír. La jornada, que comenzó con tintes reivindicativos, acabó siendo lúdica, ya que los asistentes celebraron una comida popular en el barrio de la Magdalena.


HERALDO DE ARAGON

«Creemos en otro modelo de sociedad, de desarrollo, y de gestión de la crisis»

Más de 2.000 personas se manifiestan en defensa del territorio, convocadas por la red que agrupa a más de 80 colectivos aragoneses.Aunque el escenario elegido fue el centro de Zaragoza, centenares de los manifestantes que ayer pidieron un cambio en el modelo de desarrollo llegaron de pueblos del Pirineo o de municipios turolenses. Incluso una réplica de la campana de Erés, símbolo de la oposición al embalse de Biscarrués, recorrió ayer las calles dando un toque de atención «a la necesidad de defender el territorio». La Red de colectivos de Aragón convocó ayer a más de 80 entidades sociales, ecologistas, vecinales y culturales en una marcha que discurrió de forma lúdica -aunque reivindicativa- y que concluyó con una comida en la plaza de la Magdalena, cocinada por el grupo de autoempleo de la Red de Apoyo a Sin Papeles.

Unas 2.500 personas, según los convocantes, participaron en una manifestación en la que expusieron sus tesis a favor de un reparto equitativo de la riqueza y de un modelo de desarrollo sostenible. De hecho, entre las muchas pancartas que se leían en la marcha había reclamos tan diversos como la exigencia de una educación y una sanidad gratuitas, la apuesta por un consumo justo y responsable o la necesidad de que la cultura sea libre y se defiendan todas las lenguas de Aragón.

Igualmente, el componente ecologista de la Red se subrayó con un rotundo rechazo a los planes urbanísticos que comprometen las montañas y con una encendida defensa de los ríos. «Estamos descontentos con las políticas sociales y medioambientales de los partidos tradicionales. Queremos otro tipo de sociedad, de desarrollo y de gestión de la crisis», afirmaba Julián Ezquerra, presidente de Coagret (Coordinadora de Afectados por Grandes Embalses y Pantanos). «Estamos en contra del pantano porque hay alternativas más baratas, más rápidas y menos conflictivas», remarcaba Gabriel de Buen, miembro de la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos.

Los manifestantes -entre pancartas contra el recrecimiento de Yesa o en defensa de la sanidad pública- recorrieron Independencia y la calle de Alfonso I hasta alcanzar la plaza de la Seo pasado el mediodía. Allí, una vecina de La Galliguera, contraria al pantano de Biscarrués, leyó el manifiesto común de la primera acción de la Red de colectivos que, en lo sucesivo, continuará compartiendo ideas, propuestas y convocatorias. De hecho, muchos de los presentes volvieron a participar por la tarde en otra marcha «contra la crisis, el paro, los políticos y los banqueros». Los colectivos alternativos -esta vez convocados por Democracia Real, pero con el mismo fondo y mensaje- volvieron a tomar las calles al grito de: «Parece democracia y no lo es».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.