El retraso del colegio de sallent lleva a la dga a reducir en casi 700.000 € la partida de este año

 

En plena campaña electoral, la consejera de Educación y el Ayuntamiento se culpan mutuamente de la demora del proyecto.

Tres años después de que se firmara el convenio para la construcción de un nuevo colegio en Sallent de Gállego, todavía no se han licitado las obras. Se espera que las máquinas empiecen a trabajar en octubre, pero el centro, que costará 3,4 millones, no abrirá, como pronto, hasta el curso 2013-2014. Y mientras los cien alumnos siguen dando clase en unas instalaciones de 1964 que se quedaron pequeñas hace tiempo, la campaña electoral ha reavivado antiguas polémicas y el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento se acusan mutuamente de causar el retraso acumulado.

«No se puede responsabilizar al Consistorio, como dijo ayer -por el domingo- en Sallent la consejera de Educación (María Victoria Broto), porque nosotros no hemos impuesto cómo tenía que ser el colegio ni quién debía redactar el proyecto, y más pasos por nuestra parte no se han podido dar», argumentó Jesús Gericó, teniente de alcalde y concejal de Educación, además de candidato del PP, al no presentarse a la reelección José Ignacio Urieta.

Gericó recordó que el proyecto inicial «se ha modificado tres veces, siempre por exigencias de la DGA, aunque de acuerdo con el Ayuntamiento». No obstante, denunció que, desde que se dio el visto bueno al plan constructivo, los trámites «se han retrasado un año y medio». Por ello, «creemos que nos están tomando el pelo», comentó.

Cabe recordar que la edificación del nuevo centro educativo estaba incluida en el convenio que en 2008 firmaron el Ayuntamiento y Aramón para ampliar la actual urbanización de la estación de esquí de Formigal con 1.200 viviendas y 400 plazas hoteleras. Pero el pasado verano, el Consistorio amenazó con romper el acuerdo si no se agilizaban las gestiones para levantar el colegio. Ante este ultimátum, el Gobierno de Aragón aprobó su construcción en septiembre, y el concejal critica que desde entonces tampoco se haya dado ningún paso administrativo.

Por su parte, fuentes del departamento de Educación achacaron la demora a los cambios que ha sufrido el convenio inicial, ya que un informe de intervención obligó a modificarlo. En un principio, se acordó que la DGA aportaría un 80% y el Ayuntamiento un 20% restante, pero en enero el pleno municipal aprobó un nuevo texto según el cual Aramón adelantará los 640.000 euros que le corresponde pagar a Sallent, y que le serán reintegrados en un plazo de 8 años. En este sentido, las citadas fuentes indicaron que el convenio definitivo fue suscrito el pasado abril y ahora está pendiente de llevarse al Consejo de Gobierno.

Jesús Gericó afirmó que para este año la DGA había previsto destinar a esta actuación una partida de 825.000 euros que se ha visto reducida a solo 150.000, lo que supone una diferencia de 675.000 euros, tal y como reconocieron desde Educación, ya que «ha habido que ajustar las anualidades para adaptarse a la situación», explicaron.

Gericó también criticó duramente a María Victoria Broto, «porque llevo 8 meses llamándola y no he conseguido hablar con ella». Hace 20 días, otros responsables de la consejería les informaron de que pretenden iniciar las obras en octubre, aunque el concejal advirtió de que «en invierno apenas se podrá trabajar». Pero las fuentes oficiales no quisieron dar fechas, y se limitaron a señalar que «dependerá de cómo vaya el proceso administrativo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.