Cha se opone también a la ampliación de cerler

RADIO HUESCA

CHA se opone también a la ampliación de Cerler

José Luis Soro, Vicesecretario General de Acción Política de CHA, y Manel Badía, representante de CHA en Montanuy, han sido los encargados de presentar la postura de esta formación ante la ampliación de la estación de esquí de Cerler. Esta formación política ya mostraba recientemente su desacuerdo ante el convenio urbanístico de Astún.

Desde CHA han presentado seis iniciativas parlamentarias para tener más información sobre este proyecto. Consideran ésta no es la forma en la que hay que desarrollar las estaciones de esquí y que no es viable medioambientalmente la construcción de 4.000 viviendas en Montanuy.

Con esta ampliación la nueva zona esquiable tendrá una superficie de 457 hectáreas, 100 kilómetros de nuevas pistas y un mínimo de 27 nuevos remontes con capacidad para 300.000 esquiadores más. Igualmente se afirma que la ampliación supondrá una inyección de 400 millones de euros en el sector de la construcción de las diferentes infraestructuras, primeras y segundas residencias, hoteles y otras modalidades de alojamiento. Según la empresa “sólo la demanda de viviendas, tanto primeras como segundas residencias, conllevará una inversión de 300 millones de euros”.

En proyecto plantea hasta cuatro sectores de ampliación: el de Castanesa (con acceso por telecabina desde el núcleo de Fonchanina), los de Ardonés e Isábena (en principio sin acceso directo) y el de Aneto (con acceso desde el núcleo de su nombre). Las actuaciones se plantean en una zona de alta montaña, de alto valor medioambiental, y contigua al Parque Natural de Posets-Maladeta. En concreto, se plantea en el Valle de Castanesa (Montanuy) una urbanización de 2.300 viviendas, con posibilidad de ampliarse hasta 4.000.


 

ARAGON DIGITAL

CHA se posiciona en contra de la ampliación de Cerler y señala el proyecto como “mera especulación inmobiliaria”

 
Chunta Aragonesista ha dado a conocer su posicionamiento en cuanto a la ampliación de las instalaciones de esquí de Cerler y la urbanización del Valle de Castanesa. El grupo político se ha mostrado en contra de dicha propuesta y ha lanzado varias iniciativas que mejorarían la infraestructura actual.
Representantes de CHA hablan del proyecto de ampliación de Cerler
Representantes de CHA hablan del proyecto de ampliación de Cerler

Huesca.- CHA ha presentado a los medios su batería de propuestas como respuesta al plan de ampliación de las instalaciones de Cerler y la urbanización del Valle de Castanesa. Las propuestas hacen hincapié en la mejora de las instalaciones actuales, la reactivación del turismo y el aumento de la oferta hotelera. Desde CHA se pretende impedir el proyecto de ampliación, puesto que, y según el partido “es un proyecto especulativo”.

El grupo político ha dejado claro, desde el principio, que está de acuerdo con el avance y el progreso, siempre que sea sostenible y sensible con el medio ambiente. Por lo que tachan de “especulativa” la iniciativa presentada por ARAMON que consiste en la creación de una nueva zona esquiable. Está tendrá una superficie de 457 hectáreas, 100 kilómetros de nuevas pistas y un mínimo de 27 nuevos remontes con capacidad de 300.000 esquiadores más. A su vez, la ampliación supondrá una inyección de 400 millones de euros en el sector de la construcción de las diferentes infraestructuras, primeras y segundas residencias, hoteles y otras modalidades de alojamiento.

CHA por su parte ha presentado una serie de puntos de acción que pasan por la mejora de las instalaciones ya existentes. “Hay que compatibilizar las instalaciones y sacarle más partido”, ha afirmado el vicesecretario de CHA, José Luis Soro, a la hora de referirse al aumento de iniciativas que potencien las infraestructuras con las que ya cuenta la zona. Fortalecer la oferta turística, no sólo en la etapa de invierno, es otra propuesta presentada, al igual que, un mejor rendimiento de las plazas hoteleras y de turismo rural.

Otro punto que desde CHA se cree que es “indispensable” es la mejora de los accesos para permitir que el turismo potencial tenga todas las facilidades para acceder a las instalaciones. Por ello instan a la administración a mejorar de la red de carreteras, como es el caso de la N-260.

“Se trata de una trama especulativa” ha afirmado Soro, al igual que su compañero Manel Badía, representante de CHA en el municipio de Montanuy que ha afirmado que “la pretensión original de todo este proyecto nunca ha sido un nuevo destino para la práctica del esquí sino más bien una excusa para urbanizar el territorio”. Para Badía, “lo propio habría sido que después de un estudio de viabilidad, de mercado, sociológico o ambiental en la comarca se hubiera decidido que estrategia acometer”.

Por su parte el grupo político opina que el 75% de la inversión de 400 millones de euros, se ha derivado para la creación de una urbanización de 2.300 viviendas, con posibilidad total de ampliación de un total de 4.000 en el Valle de Castanesa. Aluden a la necesidad por parte de los promotores inmobiliarios de la creación de este complejo urbanístico, mediante el cual, se financiaría el proyecto de ampliación de las pistas firmado por el arquitecto Norman Foster.

Ante la posición en contra, CHA llevó ayer ante las cortes una relación de preguntas de la mano de Bizén Fuster, diputado. Dirigidas a los diferentes órganos del Gobierno de Aragón como el departamento de industria, obras públicas y medio ambiente. Las cuestiones iban encaminadas al esclarecimiento del coste de las obras, la mejora de las comunicaciones, el impacto medioambiental, entre otras

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.