Boné reitera las tesis de la plataforma, pero arremete contra los ecologistas.

Boné asegura que es “compatible” la conservación del
medio ambiente y el esquí

El consejero de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón,
Alfredo Boné, ha asegurado esta mañana que la
conservación del medio ambiente y el esquí es
“compatible” e incluso “indispensable” para la
Comunidad. Además, defiende “la cooperación entre administración pública y privada” para el desarrollo de Aragón.

Zaragoza.- El consejero de Medio Ambiente del Gobierno
de Aragón, Alfredo Boné, ha mostrado hoy su
disconformidad ante la denuncia realizada por la
Plataforma en Defensa de las Montañas tras las grietas aparecidas en Aramón-Formigal y que atribuyen a las obras que se están ejecutando en la estación.

Boné ha indicado que “él no es quién tiene que hablar
de ellas sino que debe ser Aramón”. Sin embargo, ha
dicho que “Aragón no puede dejar de aprovechar la
oportunidad de desarrollar sus potencialidades, una de
ellas el medio ambiente y otra el esquí”. En este
sentido, ha aclarado que “por más que les pese a
algunos, el esquí y la conservación del medio ambiente
son totalmente compatibles”.

El consejero entiende que existan intereses de un
colectivo en plantear la lucha de sus intereses pero
ha puntualizado que “se ha demostrado que muchas de
las cosas que ha dicho la plataforma no tenía razón y
que los argumentos eran poco consistentes”. Aún así,
ha aclarado que “hay que atender a lo que digan los
diferentes colectivos pero también a lo que hay de
realidad en todo ello”.

Respecto a la participación que el Gobierno de Aragón
tiene en Aramón ha dicho que es del 50% pero a través
de Ibercaja, “algo legítimo e indispensable para esta
tierra”. Para el desarrollo de la Comunidad ha
asegurado que es necesaria “la cooperación entre la administración pública y privada».

DENUNCIA

El consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, también
ha informado de que ayer se reunieron en Madrid la
directora general de Calidad Ambiental y el director
del INAGA atendiendo a una reunión ordinaria que se
mantiene con Europa, En este encuentro se analizaron
las diferentes denuncias y se recabó información sobre
temas concretos.

Respecto a la denuncia que se formuló con anterioridad
ante la Unión Europea por las grietas aparecidas en el emplazamiento de Formigal, «ayer se aclararon las dudas y se espera que la resolución sea archivada porque no tiene ninguna afección a la Red Natura 2000, así lo hemos creído y defendido”. Además, el consejero ha resaltado que denuncias ante la Unión Europea “se reciben miles y miles y prosperan muy pocas”. “Denunciar es fácil pero demostrarlo suele ser más difícil. No le doy importancia”, ha concluido.

OTRA MÁS

Boné se declara convencido de que las obras en
Formigal respetan el condicionado ambiental

El consejero Alfredo Boné ha considerado esta mañana
que, a pesar de los problemas surgidos, la ampliación
de Formigal se ajustará “perfectamente” a las
condiciones medioambientales que se fijaron, y ha
quitado importancia a las denuncias contra los daños
que han producido, tildándolas de opinión muy
minoritaria.

Zaragoza.- El consejero de Medio Ambiente, Alfredo
Boné, ha señalado hoy estar “convencido de que cuando
terminen los trabajos de ampliación de Formigal
quedará el condicionado ambiental perfectamente
ajustado a la declaración de impacto que se hizo, y el
valle de Tena habrá ganado desde el punto de vista del desarrollo”.

Boné ha respondido así a las denuncias de la
Plataforma en Defensa de las Montañas por los daños
que estos trabajos han producido en el valle de
Espelunciecha, y en particular sobre las grietas que
han aparecido en el terreno. El consejero ha añadido
que su Departamento no tiene conocimiento oficial
sobre este problema, pero ha considerado que Aramón
“nos hará llegar las posibles causas, efectos y
medidas correctoras”.

El titular de Medio Ambiente ha insistido en que
Formigal es “un proyecto que ha seguido el
procedimiento medioambiental establecido”, aunque ha
reconocido que en el desarrollo de la obra “han
surgido unos problemas sobre los que no me voy a
pronunciar porque no soy Aramón”.

Alfredo Boné ha incidido, como idea clave, en que
Aragón “no puede renunciar” a desarrollar uno de sus “potenciales más importantes”, el del esquí, y que es posible hacerlo de forma compatible con el medio ambiente, aunque ha matizado que es posible que las estaciones planteen actuaciones concretas que no se puedan aceptar.

En referencia a las críticas formuladas desde
distintos colectivos, el consejero ha pedido “ubicar
los problemas en su justa dimensión”, por considerar
que es “enriquecedor” que una minoría piense “de
manera diferente”, pero que no se puede “parar este
país” por las ideas “de menos del 1%” que ha opinado
que no tienen razón, recalcando que su posición es la
que comparte también el Gobierno de Aragón, los
ayuntamientos de la comarca y colectivos como ADELPA.

En esta línea, Boné ha destacado que el Departamento
se reunió recientemente en Madrid con responsables de
la UE para contestar a las denuncias hechas por daños
en la Red Natura 2000 y se salió “con una impresión
muy satisfactoria”. Según ha asegurado, se han dado
“las explicaciones pertinente de que se ha seguido escrupulosamente el procedimiento exigido para la declaración de impacto ambiental”.

Alfredo Boné también ha recalcado que se está haciendo
así en los dos proyectos de ampliación de estaciones
que se ha presentado Aramón oficialmente, los de
Cerler y Javalambre.

También ha señalado que se celebrará próximamente una
reunión con los promotores de las estaciones de Punta
Suelza y Punta Ruego, en la comarca de Sobrarbe, para
pedirles que se sometan al sistema de planes
integrales específicos, que está promoviendo el
Gobierno aragonés, para conseguir una visión global
del proyecto, y tener en cuenta el impacto del
proyecto sobre el medioambiente, el urbanismo, las comunicaciones…; aunque será una decisión voluntaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.