Aramón se deja 2 millones en un negocio en el que iba a ganar 120

Aramón ha cerrado con una pérdida de casi dos millones de euros un negocio en el que esperaba ingresar 120. El hólding semipúblico aragonés del esquí ha retirado finalmente el recurso presentado ante la Audiencia Provincial de Zaragoza contra la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 3 que la pasada primavera le obligó a indemnizar con 1,5 millones de euros –más los intereses– a la promotora Alto Cerler XXI por el enriquecimiento injusto que obtuvo gracias a la participación de la constructora en la fallida operación de venta de 18,3 hectáreas de suelo urbanizable junto al complejo invernal de Benasque. Eso sí, el hólding ha visto mejorar las perspectivas urbanísticas de esos terrenos.

Tras la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 3, emitida el 16 de junio, Aramón anunció un recurso ante la Audiencia. De formalizarlo, Alto Cerler XXI –integrada por la constructora vizcaína Cosimet y las sociedades aragonesas Ordisa, López Soriano, Ágreda y La Oscense– tenía previsto volver a reclamar los 1,3 millones que el juez le denegó por los gastos de creación y liquidación de la empresa y por la financiación de la operación, que incluyó la entrega de 12 millones en concepto de señal y la consignación de 4,5 como avales.

REINTEGROS Estas dos últimas cantidades le fueron reintegradas antes del juicio por Aramón, que pagó los casi dos millones de la sentencia el pasado verano.

Aramón, como socio mayoritario de Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque –propietario de Cerler–, pactó la venta de las 18,3 hectáreas a Alto Cerler XXI con un proyecto de reparcelación que podía bloquear la inmobiliaria madrileña DUAR, dueña de una parte de los suelos. Así, la negociación incluyó el pago de 1,5 millones de Alto Cerler XXI a DUAR dentro de un acuerdo de permuta de terrenos entre esta última firma y Aramón que dejó la totalidad de los suelos a desarrollar en manos del hólding.

El trato entre Alto Cerler y Aramón se rompió al no poder la primera inscribir a su nombre las parcelas en el Registro debido a que sus fichas incluían una anotación de litigiosidad promovida por el Ayuntamiento de Benasque y posteriormente anulada por los tribunales.

Al fracasar la transacción, Aramón se convirtió en propietario del 100% de los suelos en cuestión tras una operación a tres bandas que, según el juez, no se habría materializado sin la intervención de Alto Cerler XXI. El hólding se ha allanado a esa conclusión al aceptar el fallo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.