Aramón cierra una campaña agridulce pese a remontar la fuerte caída de 2012

HERALDO DE ARAGON 

Aramón cierra una campaña agridulce pese a remontar la fuerte caída de 2012

El grupo lamenta que el mal tiempo obligó a cerrar 6 fines de semana total o parcialmente Astún también supera los registros del año pasado, pero Candanchú se queda por debajo

Sol, nieve recién caída y espesores récord de casi 5 metros. Así despidieron ayer la temporada cuatro de las cinco estaciones de esquí del Pirineo aragonés (Candanchú, Formigal, Panticosa y Cerler). El lunes de Pascua ya adelantaron su cierre los centros turolenses de Valdelinares y de Javalambre, por lo que Astún será la única que permanezca abierta hasta el día 14 de abril.

Atrás quedan 123 días de esquí, una campaña relativamente corta comparada con los 150 días de la anterior. Aún así, el grupo Aramón, con tres estaciones en el Pirineo y dos más en Teruel, asegura haber remontado la caída de la temporada 2011/2012, cuando el número de usuarios bajó un 33% hasta los 790.000, y califica esta campaña como «normal», aunque por ahora no da cifras exactas.

Y es que el mal tiempo de algunos fines de semana, especialmente en febrero, ha supuesto unlastre para el balance definitivo de la campaña. Mario Ortiz, responsable de comunicación del grupo, recalcó ayer que la temporada ha estado caracterizada por una meteorología «extremadamente adversa». De hecho, los datos de las estaciones indican que ha nevado un total de 62 días, la mitad de toda la temporada, lo que les obligó a cerrar total o parcialmente algunos de sus centros durante seis fines de semana. Una abundante nieve que, además, «ha dificultado mucho las labores de mantenimiento y que nos ha obligado a trabajar a destajo», señaló.

Pese a ello, han logrado salvar la temporada gracias a los buenos datos de afluencia de los principales puentes y períodos vacacionales (Constitución, Navidades y Semana Santa). Además, desde Aramón siguen viendo la botella medio llena y consideran que las cifras de usuarios de esta temporada demuestran «que los esquiadores, a pesar de la crisis, siguen confiando en este sector estratégico porque cuando ha hecho buen tiempo, se ha notado que las afluencias han sido buenas».

«No será una de las mejores»

En Astún tampoco tienen datos definitivos de usuarios ya que aún les quedan 7 días más de actividad en horario de 8.00 a 14.30 con descuentos de hasta el 25%. No obstante, Andrés Pita, director de márquetin, afirmó que la temporada ha sido «bastante irregular» y que, por tanto, aunque no están descontentos, «podía haber sido mucho mejor si no hubiera habido tantos temporales a finales de enero y principios de febrero, que es temporada alta para nosotros, porque eso ha condicionado el resultado final», resumió. Con todo, aseguró que el número de usuarios final estará por encima de la pasada temporada. «No será una de las mejores, pero al menos será normal», dijo Pita.

Mientras, Candanchú no arroja resultados tan positivos ya que, según fuentes de la estación, la cifra de usuarios estará por debajo de los de la pasada campaña. Su responsable de comunicación, Jorge Navarro, no quiso dar cifras concretas, aunque sí hizo un balance «satisfactorio» porque en el aspecto meteorológico ha sido un año «excepcional» (la estación cierra con un espesor máximo de 4,95 metros) y porque a pesar de las adversas condiciones de varios fines de semana y puentes claves «la afluencia de esquiadores ha sido buena», destacó Navarro. ¿Por qué no siguen abiertas?

La abundancia de nieve ha animado a otras estaciones españolas a seguir abiertos incluso hasta mayo, como Sierra Nevada (Granada), Baqueira Beret (Lérida), Masella (Girona) o Alto Campoo (Cantabria). Sin embargo, el grupo Aramón ha decidido no alargar más la campaña «porque la nieve ya no está en una calidad óptima, porque ahora van a subir las temperaturas y va a haber cambios bruscos de tiempo que pueden conllevar riesgos, y sobre todo porque a partir de la Semana Santa las afluencias bajan drásticamente por el cambio de mentalidad de la gente y tenemos que seguir manteniendo un equilibrio entre la oferta y la demanda», explicó Mario Ortiz.

En este mismo sentido, Andrés Pita, de Astún, destacó que después de Semana Santa los clientes cambian el «chip» porque en las grandes ciudades, que son los principales ‘mercados’ de las estaciones, las temperaturas suben «y entramos a competir con la playa, que es uno de los sectores turísticos más importantes del país». 


EL PERIODICO DE ARAGON 

Las estaciones, salvao Astún, cierran una campaña con mucha nieve y mal tiempo

Los centros invernales oscenses de Aramón despidieron ayer la temporada de esquí en una campaña caracterizada por la abundancia de nieve, pero también por la inestabilidad meteorológica. Desde el hólding de la nieve prefieren no hacer balance todavía a la espera de analizar los últimos datos, aunque fuentes de Aramón sí aseguraron que se ha tratado de una campaña «normal», sobre todo a tenor de las circunstancias.

A lo largo de esta semana, Aramón analizará el balance de esquiadores y otros datos, como el porcentaje de días soleados o la fidelidad de su clientela. Por el momento, prudencia hasta analizar los resultados. Precisament e , este año el hólding s e – mipúblico ha gestionado también la estación de Candanchú, que ayer también cerro la temporada.

Ahora solo quedará abierta, hasta el próximo día 14 la estación de Astún. El pasado fin de semana, ya cerraron sus puertas los centros invernales de la provincia de Teruel -Javalambre y Valdelinares- tras una campaña también marcada por el tiempo, sobre todo por el viento que azotó en diciembre las dos estaciones.

Durante este fin de semana, los centros oscenses de Aramón han congregado numerosas actividades para poner el broche final a la temporada por todo lo alto. Por ejemplo, en Formigal se organizó una jornada festiva, con ambiente caribeño, varias actividades y módulos especiales para todos los amantes de esta disciplina. Y en Cerler hubo un concurso de esquiadores en bañador, además del certamen Mister y Miss Jamona 2013.


ARAGON DIGITAL

Las estaciones de esquí del Pirineo aragonés cierran temporada en un año extraordinario de nieve

Javalambre y Valdelinares eran las dos primeras estaciones de esquí en anunciar su cierre de temporada el pasado 2 de abril y este domingo le ha tocado al resto del grupo Aramón en el Pirineo. Una buena temperatura acompañada de un sol radiante ha ayudado a los amantes del esquí a decir hasta el año que viene con buen sabor de boca.
Luis Miguel Gabás
  
Formigal.- El buen tiempo de hoy ha permitido olvidar a los esquiadores el de días pasados en las estaciones de esquí del Pirineo aragonés. Más cuando este domingo es el último día de la temporada en los centros del grupo Aramón. Y es que, a pesar de la gran cantidad de nieve de este año con espesores de hasta cuatro centímetros y medio, las fuertes rachas de viento han impedido que pueda considerarse una temporada excelente.
Javalambre y Valdelinares eran las dos primeras en anunciar su cierre de temporada el día 2 de abril de este 2013. Ambas estaciones decían adiós al curso, mientras el resto de estaciones del Grupo apuraban los últimos días de la presente campaña.
A pesar de las fuertes rachas de viento que obligaron al cierre de Panticosa durante algunos días, así como a evacuar a los huéspedes alojados en el balneario, la climatología ha respetado un curso productivo y muy aprovechado por los amantes del esquí.
El tiempo ha sido la “espinita” de la temporada, según reconocía el propio director Aramón Formigal, Antonio Gericó, mientras destacaba que “ha sido un invierno de verdad porque ha sido un año de nieves y en cuanto salía un rayo de sol la gente se acercaba a la estación para aprovechar al máximo la calidad de la nieve”.
De hecho, la campaña de Navidad se cerraba con 215.000 esquiadores que se daban cita en las instalaciones del Grupo Aramón. Con el 29 de diciembre como día de mayor afluencia de clientes.
Por su parte, Astún se vio obligado a combatir una avería eléctrica provocada por una avalancha de nieve que derribaba una torre de tendido eléctrico.
La climatología ha favorecido a los amantes del esquí
Pero de estas incidencias meteorológicas también se puede sacar el lado positivo y es que los restaurantes y cafeterías cercanas se han llenado más que ningún año, a pesar de la crisis, tal y como reconoce la responsable de una cafetería Belén Capilla, quien destaca que “los malos días se han llegado a servir 400 cafés”.
“La crisis se nota como en todo, pero cuando vienes a la estación y hace mala temperatura, pues apetece estar tomando un café o tomarte una comida caliente y no tirar de bocadillo”, ha resaltado Capilla, quien ha destacado que “era salir un rayo de sol y la gente salirse a la cafetería porque el moreno de nieve también se puede lucir”.
Es ese mal tiempo en comparación con el día radiante que hoy ha salido que ha llevado a muchos esquiadores a tener sentimientos encontrados de alegría y pena porque se acabe.
Era el caso de Eneko, natural de Bilbao y con una casa en Sallent de Gállego, quien ha resaltado que es un día “de sabor agridulce porque lo bueno se acaba y con una calidad de nieve y unas temperaturas inmejorables”.
Situación que ha llevado a muchos esquiadores a coincidir en el mismo deseo: podían retrasar un poco el fin de temporada. Como Victoria, quien ha afirmado que “podían abrir sólo el fin de semana para poder disfrutar de estos espesores, en Baqueira lo van a hacer así”.
El sector de la nieve no es sólo ocio, ya que se estima que de cada euro que se gasta el 20% va a las estaciones y el 80% a los negocios de alrededores.
Dos víctimas mortales
Sí hay que lamentar dos víctimas mortales. El día 12 de diciembre del 2012, fallecía una menor que resultó herida mientras esquiaba en la estación de Formigal. Al parecer, la niña se encontraba realizando un cursillo, no pudo realizar la maniobra de frenado y se precipitó contra una red de final de pista.
Además, Formigal lamentaba también la muerte de otra niña sorprendida por un alud. De este modo, el director de la estación aragonesa, Antonio Gericó, reconocía el 26 de marzo de 2013 que “la mala fortuna” fue la que provocó que “un desprendimiento de nieve de dimensiones pequeñas les cayera justo encima”.

RADIO HUESCA

El sector de la nieve acaba una campaña que ‘podría haber sido mejor’

Puede que sea por su estacionalidad, o por la posibilidad de hacer una actividad al aire libre en familia. Otros dirán que la nieve engancha, y así se podría hacer una lista interminable de razones por las que las cada temporada miles de esquiadores acuden a los centros invernales a practicar cualquiera de las modalidades de estos deportes, que cada vez son más. Al final de una campaña invernal que no ha podido ser magnífica porque el tiempo no ha acompañado demasiado, algunos responsables de negocios relacionados con este sector, han dicho que acaban ‘contentos’, aunque reconocen que ‘podría haber sido mejor’.

José Ricardo Abad, responsable de las tiendas de deportes Jorri, ha explicado que ‘estamos contentos’. Aunque ‘no ha sido una gran temporada, para como están las cosas, ha ido bien’.

Hoteles, restaurantes y negocios a pie de pistas coinciden en que esta temporada podría haber sido mejor. Ha nevado mucho, pero el tiempo no ha acompañado, y eso ha influido negativamente en la afluencia a pistas, que muchos fines de semana ha sido menor de lo que se esperaba. Sin embargo, contra la climatología, nada se puede hacer.

Pero aunque la temporada de nieve acabe, el pirineo aragonés sigue ofreciendo una buena cantidad de opciones para el turismo, cultura, patrimonio o naturaleza. La primavera y el otoño son dos épocas que tienen mucho encanto, sin masificaciones, lo que hace que se pueda disfrutar del territorio, quizá con más calidad en los servicios.


RADIO HUESCA

Los esquiadores, clientes fieles a pesar de la crisis

‘Normal’, así ha calificado el Director de Marketing de Aramón, Mario Ortiz, la temporada de esquí que ha finalizado este domingo. Desde el holding de la nieve aragonesa han reconocido que ‘la campaña podría haber sido mejor si la climatología hubiera acompañado’, porque ‘los días que ha hecho buen tiempo la afluencia ha sido muy buena en las estaciones de esquí’.

Con más de sesenta días con nieve, ‘la fatalidad’ ha sido, según Ortiz, que haya hecho mal tiempo los fines de semana. A falta de conocer los datos exactos, desde Aramón hablan de campaña ‘normal’, eso sí, ‘mejor que la del año pasado’. Pese a la situación económica complicada, ‘el sector resiste’, dicen desde Aramón, porque ‘la nieve tiene una clientela fiel’, la prueba de ello es que ‘los días que ha hecho buen tiempo los esquiadores han respondido’, aunque habrá que esperar también a conocer otros datos significativos, como el gasto medio por usuario.

Las estaciones de Aramón despiden la temporada este domingo, y a ellas también se une Candanchú. Precisamente, la estación del Valle del Aragón ha estado gestionada esta campaña por el grupo Aramón. Ortiz ha indicado que el balance que hacen de la gestión es ‘satisfactorio’, y aunque ha sido una ‘temporada dura y con condiciones complicadas, los que deben hacer un balance final son los miembros del Consejo de Administración’.

Ahora solo quedará abierta, hasta el día 14 la estación de Astún. Sin embargo, desde los centros invernales han recordado que esto no acaba aquí, porque en verano también hay actividades en las estaciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.