Aramón cesa a javier blecua por el ‘pelotazo’ de barbastro

El pelotazo urbanístico protagonizado por el hasta ahora consejero delegado de Aramón, Javier Blecua, y el alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, empieza a tener consecuencias. Mientras la Fiscalía sigue de cerca el caso por si hubiese indicios de delito, el consejo de administración de la empresa de la nieve decidió ayer por la tarde el cese de Blecua. Aramón, participada al 50% por Ibercaja y el Gobierno de Aragón, quiere evitar «que las actividades empresariales personales» del directivo afecten al grupo.

El pasado mes de diciembre, Blecua vendió al Ayuntamiento de Barbastro una finca de suelo industrial por 600.000 euros –se hacía efectiva la enajenación de la mitad, y se establecía opción de compra a un año por el resto–. El exconsejero de Aramón la había adquirido poco antes a dos particulares por 30.000 euros, veinte veces menos del precio pagado por el consistorio. Blecua implicó en la operación al alcalde de Barbastro al asegurar que conocía los vaivenes del terreno y que incluso ayudó a certificar la propiedad inicial de la parcela a nombre de las personas que vendieron barato a Blecua.

El ayuntamiento se interesó en la finca, de unas 22 hectáreas, para ampliar su patrimonio de suelo industrial Valle del Cinca. Al parecer, la propiedad no estaba clara porque ese suelo se había subastado por impagos a la Seguridad Social de los antiguos dueños. Blecua, conocedor de la situación por su actividad empresarial en industrias de la zona, pudo negociar con las dos personas que estaban en condiciones de reclamar la propiedad y finalmente les compró la finca por 30.000 euros, además de respaldar a los vendedores para que la registraran.

El consistorio también ayudó a certificar que los dos propietarios iniciales tenían derecho a reclamar la finca como suya, pero no les compró el suelo directamente. Lo hizo Blecua y después, el exconsejero de Aramón vendió al consistorio en diciembre del año pasado por 600.000 euros, IVA incluido. Se enajenó la mitad de la finca porque el ayuntamiento solo disponía de 300.000 euros, mientras que la otra mitad quedaba con opción de compra.

Tras conocerse esta operación, el PP arremetió contra Blecua y contra Cosculluela, que además de alcalde socialista de Barbastro es presidente de la Diputación Provincial de Huesca. Achacó a ambos la responsabilidad de lo que calificaron de pelotazo especulativo y exigió su dimisión.

Ayer por la tarde se reunió el consejo de administración de Aramón y acordó el cese de Javier Blecua como consejero delegado de la empresa. En el escrito remitido a los medios de comunicación los responsables de la sociedad dejaban claro que el motivo era desvincular al grupo de los negocios personales del directivo, aunque le agradecían los servicios prestados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.