Aramón asume la gestión de la estación de candanchú por un año para evitar su cierre

Aramón asume la gestión de la estación de Candanchú por un año para evitar su cierre

Rudi cierra un acuerdo con la empresa por el que se pagarán 690.000 € de gastos y nóminas para su puesta en servicio El director del centro, Eduardo Roldán, será relevado por el ‘holding’ de la nieve

El ‘holding’ aragonés de la nieve, Aramón, asumirá la gestión de la estación de Candanchú durante la temporada 20122013 con el único objetivo de salvarla del cierre. El contrato de arrendamiento implicará un desembolso de unos 690.000 euros, la cantidad necesaria para cubrir las nóminas atrasadas de la plantilla, saldar la deuda acumulada con Endesa (que cortó la luz este verano) y cubrir los gastos para la puesta en marcha de las instalaciones. Así lo acordaron ayer la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, y su consejero de Presidencia, Roberto Bermúdez de Castro, con el director y accionista del complejo, Eduardo Roldán, para garantizar la actividad económica asociada a la nieve.

Al acuerdo verbal se le tendrá ahora que dar forma jurídica y cerrar los últimos detalles, algo que se pretende rematar antes de fin de mes. Fuentes oficiales de la DGA señalaron ayer que Aramón se subrogará la plantilla de la estación, aunque su director, Eduardo Roldán, será relevado por el ‘holding’ de la nieve, participado a partes iguales por el Gobierno de Aragón e Ibercaja.

«Pensamos que si la temporada es normal y ajustando la explotación, podremos acabar sin pérdidas, incluso con beneficios. Aramón está haciendo ahora los números», añadieron.

El acuerdo, consultado previamente por la DGA con sus socios de Aramón, sus socios del PAR en el Pignatelli y con el PSOE, está justificado en la necesidad de sostener la economía del valle del Aragón. La concesionaria de la estación, Etuksa, carecía de liquidez y acumula una deuda millonaria que ponía en serio peligro la apertura este invierno. «No podíamos dejar caer un sector estratégico como es la nieve», subrayaron desde la DGA.

Lo que queda aparcado para más adelante es la posible compra de la estación ante las alejadas posiciones que mantienen las partes. Mientras Etuksa reclama 10 millones de euros, el Gobierno de Aragón tan solo está dispuesto a pagar un «precio testimonial» para garantizar definitivamente su futuro.

El acuerdo tan solo compromete a Aramón a asumir la deuda con los trabajadores y los recibos de la luz impagados, imprescindible para iniciar la actividad. El resto del agujero acumulado por la estación corresponde directamente a Etuksa, que este mismo mes tendrá que tomar una decisión en una junta general de accionistas ya convocada y en la que se dará cuenta de las pérdidas de la última campaña.

El director de la estación se mostró «satisfecho» por el acuerdo, «una noticia tranquilizadora» que acaba con la incertidumbre sobre si Candanchú iba a abrir o no. «Era el peor mensaje para la temporada y ahora que lo garantiza la presidenta ya van a creer que se abrirá», manifestó antes de señalar que faltan por concretar los detalles sin perder de vista que la «prioridad» es garantizar la actividad económica en el valle.  

«AHORA NOS TOCA HACER UN PLAN DE DINAMIZACIÓN»

El presidente de la Asociación de Empresarios de la Jacetania, Pedro Marco, mostró ayer su satisfacción por el acuerdo alcanzado entre la DGA y Candanchú porque garantiza una temporada que estaba en el aire. «Estamos satisfechos, pero es un acuerdo que debería tener una continuidad», dijo. Pedro Marco hizo hincapié en que ahora les toca a los empresarios poner su granito de arena mediante la puesta en marcha de un plan de dinamización con actividades complementarias a la nieve. Las conversaciones entre los hosteleros y comerciantes comenzaron hace un par de semanas y se pretende cerrar el citado plan de dinamización en un par de semanas. «La idea es que haya actividades pensadas para los días con mayor afluencia y otras previstas para los días en los que haya menos esquiadores, de forma que se haga más atractiva la estación», explicó.

4,7

La concesionaria de Candanchú, Etuksa, acumula una deuda con bancos, proveedores, administraciones y trabajadores por más de 4,7 millomes según las últimas cuentas presentadas, las de la temporada 2010-2011.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.