Aliaga espera que las estaciones reciban esta temporada 1,7 millones de esquiadores

Aliaga se expresó de este modo ayer en respuesta a una interpelación del diputado del PP Miguel Ángel Lafuente, en el Pleno de las Cortes de Aragón, donde reconoció que, hace dos temporadas, fueron 1.800.000 esquiadores, aproximadamente, los que se desplazaron a las estaciones aragonesas.

El titular de Industria resaltó que los 1,7 millones de esquiadores que espera para este año representan, aproximadamente, el 30 por ciento de los esquiadores que siguen la temporada en España.

Los establecimientos hoteleros de las estaciones de esquí están llenos este puente de la Inmaculada, continuó Arturo Aliaga, quien aseveró que el sector turístico es «uno de los que mejor están resistiendo la crisis» económica, no sólo en el ámbito del esquí, sino en general.

Aliaga recordó las claves de la política turística del Gobierno de Aragón, basada en considerarlo como un sector estratégico y ofrecerlo «como un destino integral», con nieve, deportes y otras especialidades, y «desestacionalizado». En Aragón, hay oferta de turismo rural, de nieve, de naturaleza, cultural, de aventura, gastronómico, de balnearios o religioso, detalló Aliaga, quien insistió en el «comportamiento razonable» del sector «para los tiempos que corren».

Además, aseguró que existe un plan coordinado de promociones turísticas en colaboración con los ayuntamientos de Huesca, Teruel y Zaragoza, con las comarcas y con las empresas, para la presencia en ferias y para la promoción conjunta de la oferta.

Otro de los objetivos del Departamento de Aliaga es proteger el patrimonio cultural y natural, así como incrementar la calidad turística y la competitividad del sector. El Departamento pretende reforzar los derechos de los turistas, por ejemplo trabajando para eliminar las barreras arquitectónicas. En todo Aragón hay unas 91.000 plazas hoteleras.

«Están cambiando los clientes» y se está abandonando el tradicional trasiego de grupos amplios de turismo, ya que ahora es el turista individual el que elige su destino, dijo Aliaga.

La sensación que hay entre los inversores, según Aliaga, es que Aragón es un destino turístico donde merece la pena invertir.

El consejero anunció, además, una próxima reforma de la Ley del Turismo para adaptarla a la directiva de Servicios de la Unión Europea (UE).

Pero Miguel Ángel Lafuente no compartió esta visión optimista, y dijo que aunque el número de visitantes crece, los resultados económicos del sector bajan por la disminución de precios, y consecuentemente se sigue destruyendo empleo.

Según sus datos, el número de esquiadores cayó un seis por ciento en la temporada 2009-2010 y un 11% el transporte de pasajeros, mientras que cae la estancia media a 2,2 días en Aragón, cuando la media de España es de cuatro días.

En este contexto, para el diputado popular la competitividad será lo que determine «quién va a resistir y quién va a desaparecer», y en este contexto «lo que manda» son los presupuestos.

Y en dos años, el área de Turismo ha pasado de 42 a 19,2 millones de euros, con un recorte del 70%, lo que significa que el Gobierno de Aragón ha dejado el turismo «a su suerte».

El consejero justificó la disminución en el hecho de que las inversiones de Aramón, que antes estaban incluidas en el presupuesto de su Departamento, ahora las ejecuta la Corporación de Empresas Públicas.

Pero también dijo que desde que él es consejero el número de plazas hoteleras ha pasado de 65.000 a 91.500, y los hoteles son de más calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.