Alcaldes y ecologistas, enfrentados por el porn de anayet-partacua

El decreto de inicio del Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) de Anayet-Partacua ha sido recibido con críticas y malestar por parte de los alcaldes de dos de los municipios más afectados, Sallent de Gállego y Canfranc. Consideran que el documento supone un «serio revés» y un «varapalo» a la posible unión en el futuro de las estaciones de Formigal y Astún. La delimitación propuesta en el documento excluye el dominio esquiable del centro tensino, pero incluye como áreas de protección Canal Roya e Izas, los dos parajes por los que siempre se ha planteado que podría llevarse a cabo la conexión de los complejos.

Los alcaldes sallentino y canfranqués, José Luis Sánchez y Fernando Sánchez, entienden que el tratamiento de estos espacios «da a entender que dentro del PORN no se contemplan zonas esquiables o remontes para el transporte de personas». Ambos coinciden en que la noticia les cogió por sorpresa. Desde el momento en que se empezó a hablar de la implantación de esta figura, las comarcas de Alto Gállego y Jacetania defendieron que estarían a favor de su puesta en marcha siempre y cuando fuera compatible con el proyecto de enlazar las instalaciones de esquí.

«Me siento engañado por el consejero de Medio Ambiente, que nos dijo que el plan no iba a prejuzgar la unión de las estaciones, y con nocturnidad y alevosía se ha cambiado la línea que acota su ámbito», afirma José Luis Sánchez. Explica que tras la ampliación de Formigal de esta temporada «se queda a tres kilómetros de distancia de Astún y a 10 minutos en remonte, y ahora alrededor de sus pistas se va a crear una barrera que impedirá cualquier tipo de intervención fuera de ellas». Sánchez presentó una moción al pleno municipal.

Por su parte, para Fernando Sánchez el descarte de la estación de Formigal «está jugando con el futuro de dos comarcas que aspiran legítimamente a crear un gran dominio esquiable que sea dinamizador de nuestras economías». Asimismo, denuncia que en el ámbito de aplicación de esta norma «no se han reflejado los acuerdos que se tenían con el departamento de Medio Ambiente, habiéndose sacado por el Gobierno autónomo todo Formigal».

La Comarca de la Jacetania ha mostrado su respaldo a la postura del primer edil canfranqués, y en el pleno municipal celebrado el miércoles se conoció la carta que ha remitido a otros municipios para explicar esta situación y recabar apoyos. «Hace unas semanas ya aprobamos una moción en la que nos pronunciábamos a favor del PORN, siempre que se reservase una franja para la unión de las estaciones», recordó el presidente de la Jacetania, Alfredo Terrén. Su homólogo del Alto Gállego, Mariano Fañanás, apuntó que en el desarrollo del PORN «tiene que quedar muy clara la compatibilidad de que en un zona protegida se puedan instalar telesillas y se admite este uso».

Canfranc y Sallent de Gállego han puesto el tema en mano de sus abogados para emprender acciones legales contra el decreto si no se admiten sus reivindicaciones. El ámbito del plan incluye unas 23.500 hectáreas en los términos municipales de Canfranc, Villanúa, Sabiñánigo, Biescas y Sallent de Gállego.

Satisfacción ecologista

Frente a este malestar, la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón ha mostrado su satisfacción por la aprobación de este decreto, que significa «de modo preventivo hasta la aprobación final del PORN, la protección de hecho de toda la zona incluida». El colectivo ecologista recuerda que llevaba mucho tiempo luchando por la protección de este territorio y el Anayet, «dado los elevados valores naturales de la zona y las graves amenazas que se ciernen sobre él, la más clara y grave los diferentes proyectos urbanísticos de la empresa Aramón-Formigal para ampliarse por Canal Roya e Izas hasta unirse con Astún y Candanchú».

Para la Plataforma, este paso supone «salvaguardar estos paisajes ancestrales, cuna de Aragón, de las amenazas especulativas, poniendo fin a las expectativas megalómanas de urbanizar esta zona mediante una gran estación de esquí sobredimensionada». En todo caso, añade que ahora se abre un proceso «en el que estaremos vigilantes y partícipes para que se desarrolle según lo previsto por las leyes vigentes para desembocar en la protección definitiva de la valiosa zona del Anayet y alejar de una vez por todas los fantasmas de las amenazas destructoras».

El mismo día en que se dio luz verde al decreto de inicio del plan, las agrupaciones ecologistas emitieron una nota de prensa en la que señalaron que a principios de octubre se mantuvo una reunión con el propio director general de Medio Natural, Alberto Contreras y afirmaron que, «tras una productiva reflexión, se ha llegado a este feliz paso».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.