Vecinos de montanuy plantean sus dudas sobre los cambios en el posets

 Una veintena de vecinos de Montanuy, propietarios de los montes que engloba el Parque Natural Posets-Maladeta en el municipio, se reunieron ayer con un técnico de la Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Aragón y el gerente del Parque Natural Posets- Maladeta, Néstor Bolívar, para informarse en relación al posible cambio de figura del parque, de natural a nacional.
 
La reunión, mantenida en el salón municipal en Aneto, constituye el paso previo a la toma de decisión por parte de los propietarios de esta zona. Este encuentro cierra, en principio, el ciclo de reuniones informativas, ya que desde la Dirección General de Medio Natural se espera empezar a conocer la postura del territorio el próximo mayo.
 
De momento, se habían celebrado reuniones informativas en Benasque, San Juan de Plan y Gistaín, ya que Sahún no la ha solicitado, así que con el encuentro de ayer en Aneto, en el municipio de Montanuy, parece cerrarse el ciclo informativo desde la Dirección General de Medio Natural.
 
La reunión se prolongó durante unas dos horas y comenzó con la exposición de ventajas e inconvenientes por parte de los técnicos, antes de que los asistentes expresaran sus dudas.
 
El monte de Aneto que engloba el Parque Natural Posets Maladeta se divide en tres propiedades de 22, 12 y una persona, todos ellos particulares interesados en saber qué supondría este cambio de figura. “La idea es que se les explique y luego las juntas de los montes y el propietario único adoptarán una decisión”, explicó el alcalde de Montanuy, José María Agullana.
 
Toda la extensión del parque que se extiende en el municipio, algo más de 3.000 hectáreas, es de propiedad particular, por lo que el Consistorio se mantendrá al margen, indicó el edil. “El Ayuntamiento, independientemente de lo que considere, acatará lo que digan los propietarios”, aseguró Agullana.
 
Durante el encuentro de ayer, se plantearon distintas inquietudes que comparten los propietarios en relación al cambio de catalogación.
 
“Sobre todo, los montes son ahora cotos de caza y se utilizan para pastos”, explicó Agullana. La catalogación de parque nacional es incompatible con la actividad cinegética, salvo para control de poblaciones, si bien contempla incentivos económicos, especificaron los técnicos en el encuentro.
Otra de las dudas planteadas giró en torno a la delimitación. “Si se decide que solo una parte del parque pase a ser nacional, no se sabe si el resto seguirá siendo natural, por ejemplo”, dijo el alcalde.
 
En este caso, se delimitaría la zona de parque nacional y el resto, no sería parque natural sino zona periférica del parque nacional porque no coexisten ambas figuras, según se aclaró a los vecinos en la reunión.
 
Tras recabar la información, los propietarios deberán ahora decidir si están a favor o en contra del inicio de los trámites para solicitar el cambio de figura.
 
La decisión, prevista el pasado 18 de abril, se ha pospuesto por la consulta popular que se pretende convocar en Benasque y la toma de decisión de los distintos colectivos, aunque desde la Dirección General de Medio Natural esperan que en mayo empiece a definirse la postura del territorio.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.