Un informe propone 29 medidas a aramón para ahorrar unos seis millones anuales

Un ahorro medio de unos 6,2 millones de euros anuales. Este sería el resultado de la aplicación de las medidas que la consultora Price Waterhouse Coopers propone en un estudio realizado para Aramón y que pretende aliviar la maltrecha caja del grupo, que tiene actualmente una deuda de 94,9 millones de euros. El informe debería haber sido analizado por el consejo de administración el 15 de mayo, pero la reunión fue finalmente suspendida a instancias del Gobierno de Aragón porque en ella debía debatirse también una aportación de capital de 9,6 millones para salvar su delicada situación económica. Aunque el estudio no ha llegado a todos los consejeros, HERALDO ha podido saber que el conjunto de las 29 medidas propuestas por la consultora supondría un ahorro medio de unos 6,2 millones de euros, si bien propone una implantación escalonada entre 2012 y 2015.

La medida que más dinero ahorraría, según el informe, sería el aumento de la productividad horaria en las estaciones, acompañado por una optimización de la apertura de las taquillas, la reducción del gasto de mantenimiento y la elaboración de un presupuesto para estas tareas y para definir los recursos necesarios durante el verano. El cobro parcial de los ‘forfait’ gratuitos que tienen garantizados los habitantes de los valles de las estaciones supondría otra importante inyección económica ya que se calcula que supone más de 4 millones de euros. Las condiciones para acceder a estos bonos gratuitos no son iguales para todos los valles y estaciones. A ello habría que sumar el cobro del bono Chiquitín (para menores de 6 años). Otra medida que no caerá demasiado bien es la renegociación a la baja de los cánones que se pagan a los ayuntamientos por el uso del monte público y que también dependen de cada estación.

En el apartado de personal, el informe habla de «ajustar el gasto a la estacionalidad del negocio», que ya se comenzó a hacer este año. Y es que hasta la temporada pasada se hacían contratos fijos discontinuos todo el invierno. Es una de las que más dinero ahorraría, aunque afectaría al mercado laboral del Pirineo. Habría que añadir la propuesta de reducir el personal encargado del control de los ‘forfaits’. Como ya adelantó HERALDO, Price Waterhouse Coopers también plantea la incorporación de la estación de Panticosa como un sector de Formigal y funcionando a modo de reserva por siesta se llena. Algo parecido ocurriría en el caso de la estación de Javalambre (Teruel) para la que se apuesta por una apertura parcial, dados los gastos de mantenerla abierta todos los días.

El informe incluye una medida que Aramón lleva defendiendo desde hace tiempo: el desarrollo  de escuelas de esquí propias. El holding solo dispone de escuelas bajo su titularidad en Teruel. En  el caso de las altoaragonesas, son externas, normalmente gestionadas por cooperativas. Se  sumaría la gestión de los alojamientos, la reorganización de algunos departamentos o la  rentabilización del Aramón Bike (actividades de verano).  

En cualquier caso, este ahorro, que aún debe ser aprobado, solo supondría un leve alivio a la  situación que vive el holding de la nieve (constituido a partes iguales por el Gobierno de Aragón e  Ibercaja), que se vio agravada con las pérdidas de la temporada recién finalizada. Ahora, lo que  más prisa corre al grupo es la aportación de capital pactada a finales del año pasado por los socios  y que corre peligro por la situación presupuestaria del Ejecutivo.

Una difícil papeleta para ahorrar en Aramón

El presidente de Aramón, Manuel Guedea, se enfrenta a una difícil papeleta dada la situación económica de la compañía y la postura de la DGA, que demora la ampliación de capital necesaria para hacer frente a las deudas de esa sociedad. Guedea, ex parlamentario del PP y letrado dela administración autonómica, se ha encontrado además con un informe de una consultora en la que analiza 29 posibles propuestas para ahorrary obtener mayores beneficios. Entre otras muchas cosas, plantea reducir los abonos gratuitos que Aramón facilita a muchos habitantes de los valles o limitar la contratación de trabajadores hasta establecerla por días. No será sencillo tomar ninguna de esas dos medidas dado que la empresa participada por la DGA podría abrir heridas en la población pirenaica.

La demanda de 72 millones, pendiente de informes

Aramón, concretamente Fomento y Desarrollo del Valle de Benasque, una de las sociedades del grupo, presentó su reclamación hace casi un año. El Ayuntamiento abrió un expediente y solicitó diversos informes a sus técnicos. Estos concluyeron que no existe un nexo causal entre la decisión plenaria y la frustrada venta de terrenos, ya que la primera se refería a suelos de la actual urbanización y la otra, a los terrenos de la ampliación, según explicaron fuentes municipales. Añadieron que el Ayuntamiento está a la espera del dictamen del Consejo Consultivo -preceptivo pero no vinculante-, que ya ha superado el plazo para pronunciarse.

Por su parte, la alcaldesa, Luz Gabás (PP), declaró que la reclamación patrimonial <<no tiene ningún sentido con esas cifras que se barajan». Gabás también se refirió a la reciente sentencia del Supremo desestimando la demanda de los vecinos de Cerler exigiendo la devolución de los suelos de Aramón en la urbanización anexa a la estación, 24 hectáreas valoradas en 84 millones de euros. La alcaldesa dijo que el grupo de la nieve tiene una deuda por saldar con los vecinos, «porque hay gente que ha muerto sin cobrar», pero otra cosa es el proceso <<traumático y horrible» llevado a cabo en los últimos años, mientras era alcalde de Benasque José Ignacio Abadías (PAR).

Una tarea de todos

Luis Estaún, Alcalde de Biescas

ARAMÓN fue creada como herramienta coherente con una realidad innegable: la nieve crea riqueza y decenas de miles de empleos. Aprovechar este recurso necesita la complicidad de toda la sociedad para que su gestión empresarial pueda desarrollarse y crecer de manera sostenible desde todos los puntos de vista: el económico, presentando unos resultados y un equilibrio que permitan su continuidad, mejora de calidad y nuevos proyectos; y por supuesto desde el punto de vista social, como motor de una actividad que beneficia a toda la sociedad aragonesa. Aramón ha alcanzado el liderazgo en la nieve española gracias a un esfuerzo público y privado muy importante. AI igual que en toda experiencia innovadora y ambiciosa, se han podido cometer errores, pero el balance es positivo. Ahora es el momento de adoptar las decisiones necesarias para mantener y ampliar una apuesta con futuro que también es el presente de muchas familias. Y esa tarea nos concierne a todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.