Un incendio intencionado arrasa unas 300 hectáreas en montanuy

EL PERIODICO DE ARAGON 

Un incendio intencionado arrasa unas 300 hectáreas en Montanuy

Unos cien efectivos, con seis medios aéreos trabajan desde el sábado por la noche en la extinción. Solo queda activo uno de los tres focos, a alta cota, que podría quedar definitivamente apagado hoy

Un incendio intencionado ha arrasado unas 300 hectáreas de pasto y pinar en las inmediaciones del pueblo oscense de Aneto, uno de los núcleos de población que integran el municipio de Montanuy. El fuego se declaró el sábado, en torno a las nueve de la noche, y en su origen tuvo hasta cinco focos, aunque solo tres de ellos prosperaron. Al cierre de esta edición, solo permanecía activo uno de ellos, a alta cota –unos 2.300 metros–, en el barranco de Malmaruy, para cuya extinción volverán a incorporarse hoy los medios aéreos. Podría quedar extinguido esta misma mañana. A diferencia del desastre del año pasado, no hubo que desalojar ninguna población, ni hubo peligro de ello.

El consejero de Medio Ambiente de la DGA, Modesto Lobón, que supervisió el operativo desde el centro de coordinación de Aneto, ya apuntaba ayer por la mañana que sospechaban «con fuerza» del origen humano. No hubo causas meteorológicas que pudieran haber propiciado un fuego y, según aclaró el director general de Gestión Forestal, Roque Vicente, detectaron hasta cinco focos distintos «a lo largo de un camino», aunque solo tres se propagasen. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil estuvo analizando ayer los lugares de origen del incendio, en la zona de Nestui, para tratar de determinar su autoría.

REYES MAGOS El incendio sorprendió a los vecinos de la zona en plena celebración del desfile de los Reyes Magos, según relató el alcalde de Montanuy, José María Agullana. «Estábamos con la cabalgata y vimos que resplandecía en tres sitios», explicó. Sobre el origen, no tiene dudas de que es obra de «un gracioso que nos quería hundir la noche o un descerebrado». En cualquier caso, no hubo que lamentar daños personales, más allá de la posible muerte del rebaño de cabras de un vecino de Aneto que, al menos por la tarde, no habían aparecido.

En la noche del sábado al domingo estuvieron trabajando en la extinción bomberos del parque de Benabarre, y también efectivos de parques cercanos de Cataluña, entre ellos Viella, Tremp y Pont de Suert. Enviaron hasta nueve camiones, según fuentes de la Generalitat, y salvo que haya nuevo aviso volverán hoy.

La labor de los retenes, operando desde los propios caminos forestales, logró controlar dos de los tres focos a lo largo de la noche, que se dieron por prácticamente extinguidos ayer. El más problemático, sin embargo, fue el que se trasladó a la zona de pinar, mil metros más arriba de la zona donde se declaró el incendio.

Los medios terrestres tenían difícil acceso a 2.300 euros, por lo que a lo largo de la jornada de ayer se fueron incorporando hasta seis medios aéreos: helicópteros de Cataluña, Navarra y Castellón, además del de Alcorisa, y dos hidroaviones del ministerio con base en Torrejón de Ardoz. Además, acudieron para colaborar en la extinción efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME), y bomberos de la comarca de la Ribagorza.

El ataque aéreo permitió dejar el tercer foco prácticamente controlado, aunque desde la DGA se mostraron cautos a la hora de darle oficialidad a este grado. Hoy se incorporará un quinto helicóptero de la DGA para rematar la operación, y el tiempo, como ayer, acompañará.


EL PERIODICO DE ARAGON

Arde sobre quemado

La zona del valle de Castanesa ya sufrió un gran incendio el año pasado, el segundo mayor del 2012 El ministerio no indemnizó a los vecinos por las 1.600 hectáreas

Como recordó ayer el consejero Lobón, el fuego se desató en una zona muy cercana a la del gran incendio que asoló el valle de Castanesa en marzo del año pasado, y que arrasó 1.600 hectáreas. El fuego fue de bastante mayor envergadura que en esta ocasión, y de hecho obligó al desalojo de 16 localidades ante el avance de las llamas. Unos 300 efectivos trabajaron durante más de una semana para extinguirlo.

A diferencia del de Montanuy, no fue intencionado, aunque sí provocado por la mano del hombre, en principio por descuido. Aún así, el vecino de Castanesa que limpió las cenizas en su jardín podría enfrentarse a una pena de prisión considerable, si el juez considera que puso en serio peligro la vida de sus vecinos con su imprudencia. Las penas por incendio forestal oscilan entre los 3 y 5 años de prisión, aunque en el próximo Código Penal podrían ser de hasta 6.

Indemnización

Aún así, la mayor indignación de los vecinos de la zona vino de la mano del Gobierno, cuando comprobaron que, pese a la magnitud del desastre, el ministerio no les incluía en la lista de poblaciones que iban a ser indemnizadas por desastres naturales. Los 16 alcaldes de los municipios afectados habían firmado una petición para que la DGA intercediese, pero finalmente no hubo nada que hacer. Los criterios de tierras de cultivo y extensión por municipio hicieron que el valle se quedase sin compensación económica por el desastre.

Sí hubo dinero para el otro gran incendio del año pasado, el mayor del 2012, el que se inició en Calcena y obligó a desalojar a los residentes de Talamantes. Pasaron el final de las vacaciones de agosto alojados con sus vecinos de Alcalá de Moncayo. El fuego tardó casi dos semanas en poder atajarse, y se llevó por delante unas 3.500 hectáreas, 205 de ellas del parque natural del Moncayo.

En aquella ocasión también se sospechó que el fuego fuese intencionado, ya que en los barrancos de Calcena donde se originó no hubo tormentas ni cristales –los vecinos solían limpiarlos– que pudiesen haberlo provocado. Sin embargo, las investigaciones del Seprona no llegaron a identificar a ningún presunto causante del desastre.

Fueron los dos mayores exponentes de un año funesto para la masa forestal de Aragón, los únicos clasificados como Grandes Incendios al superar las 500 hectáreas. El 2012 fue el tercer peor año desde 1990 en este ámbito. Ardieron 8.042 hectáreas en más de 550 incendios, si bien la gran mayoría de ellos (más del 70%) se quedaron en conatos ante la rápida actuación de los equipos de extinción.


RADIO HUESCA

Agullana: «El fuego ha sido provocado porque ha tenido tres focos»

El alcalde de Montanuy, José Maria Agullana, indicaba a esta redacción, que el fuego que se declaraba, este sábado, más arriba del pueblo de Aneto, había sido provocado. Explicaba el edil que comenzó sobre las 21.30 horas en tres sitios diferentes.

El fuego comenzó a 1.500 metros de altura, con tres focos, dos de los cuales, al encontrarse próximos a un camino, pudieron controlarse, rápidamente, mientras que, el tercero, ha llegado hasta los 2.400 metros, a una zona, en la que, las altas temperaturas, de los últimos días, ha deshecho la nieve.

En la misma línea apuntaba el consejero Modesto Lobón que señalaba que, según los expertos, es la versión más posible, puesto que, además, al parecer, se han localizado seis o siete conatos de fuego en distintos sitios. 


DIARIO DEL ALTOARAGON 

Un fuego presuntamente provocado azota de nuevo la zona de Montanuy

Se inició en el núcleo de Aneto, ha arrasado 300 hectáreas y continúa activo. El Seprona investiga las causas del incendio que tenía varios focos

El incendio declarado el pasado sábado por la noche en el núcleo de Aneto, en Montanuy, continuaba activo a última hora de ayer en el frente situado más al norte, si bien los otros dos frentes estaban prácticamente controlados. Aunque se ha abierto una investigación por parte del equipo del Seprona de la Comandancia de Huesca, todo apunta a que se trata de un incendio intencionado, provocado en varios puntos distintos aunque geográficamente próximos, que se extendió en tres frentes que han arrasado alrededor de 300 hectáreas, principalmente de monte bajo aunque también de pinar. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.