Se forma la mesa de las montañas

ADN

Se forma la Mesa de las Montañas

Elabora un decálogo para 2010 que podría influir en la futura ley

La Mesa de las Montañas de Aragón arrancó ayer sus trabajos con un objetivo claro: lograr un desarrollo sostenible en los espacios naturales de la Comunidad Autónoma.

En este órgano están representados colectivos ecologistas, Ayuntamientos afectados, el Gobierno aragonés, empresarios, sindicatos y científicos. Todos se han comprometido a elaborar un documento con propuestas que garanticen la preservación de las zonas de montaña e impulsen el desarrollo económico de sus habitantes.

Planes de futuro

El decálogo podría estar listo en el primer trimestre de 2010. Además, esas conclusiones podrían incorporarse en la futura ley de protección de la montaña que el presidente del Gobierno aragonés, Marcelino Iglesias, se comprometió a aprobar a lo largo de esta legislatura. El director general de Participación Ciudadana del Ejecutivo autónomo, Ignacio Celaya, aseguró ayer que el objetivo es «soñar con una montaña común para todos», pero para alcanzar esa meta hay que integrar posiciones muy distintas. Por eso, pidió un esfuerzo de «generosidad y responsabilidad» a todas las partes implicadas.

El presidente de la Plataforma en Defensa de las Montañas, Paco Iturbe, recordó que llevan cinco años reivindicando una ley de protección de estos espacios naturales y denunciando el desarrollo urbanístico que generan las estaciones de esquí con proyectos como Castanesa o la ampliación de Astún. Por su parte, el presidente de la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (ADELPA), Raúl López, explicó que participará en la mesa con un espíritu «constructivo» y con ganas de alcanzar consensos. Sin embargo, reconoció que puede haber discrepancias en asuntos como el desarrollo urbanístico.


 DIARIO DEL ALTOARAGON

«Si se quiere soñar con una montaña para todos hace falta generosidad»

Celaya coordina la Mesa de la Montaña constituida ayer con 13 representantes

La Mesa de debate sobre la Montaña de Aragón se constituyó ayer con el objetivo de tener, para el primer trimestre de 2010, un documento que refleje el consenso de las diferentes sensibilidades, tanto del Gobierno y ayuntamientos como de ecologistas, científicos, empresarios y sindicatos, sobre la preservación y desarrollo de la montañas aragonesas.

Antes de su constitución y primera reunión, el director general de Participación Ciudadana del Gobierno aragonés, Ignacio Celaya, coordinador de la mesa, explicó a los medios de comunicación que, si se quiere «soñar con una montaña común para todos, hace falta un esfuerzo de generosidad, de responsabilidad, de capacidad para escuchar al otro y para entender».

Es necesario, a su juicio, un esfuerzo de «madurez» para ser conscientes de que se debe participar y debatir pero, posteriormente, le corresponderá a las Cortes y al Ejecutivo autonómico «tomar las decisiones que parezcan oportunas».

Con la constitución de la Mesa de la Montaña, que debatirá sobre el modelo que se quiere para Aragón, se cumple una encomienda del presidente Marcelino Iglesias, para que en el primer trimestre de 2010 haya un documento que poder aportar el Gobierno en el que se reflejen aquellos contenidos que, de la manera más consensuada posible, ayuden a las Cortes a elaborar una ley, dijo.

En la mesa trabajarán de manera permanente trece personas, que representarán a todas las sensibilidades, como la Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés (Adelpa) y la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón, cada una de ellas con dos miembros. Asimismo habrá un representante de Iglesias y uno de la Confederación Regional de Empresarios Aragoneses (CREA) y otro de la Federación de Asociaciones de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP), para que también participen en el debate aquellas zonas que no son del Pirineo, ya que según Celaya quieren que esté presente especialmente Teruel. El Instituto Pirenaico de Ecología (IPE) y la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM) y los sindicatos agrarios, con un miembro cada uno, completan la mesa.

El presidente de la Plataforma en Defensa de las Montañas, Paco Iturbe, incidió en que llevan cinco años pidiendo diálogo por la montaña, con su máximo exponente en una Iniciativa Legislativa Popular que no fue tomada en consideración por las Cortes autonómicas, y que ahora, por fin, «se ha abierto esa puerta al diálogo» al que no se pueden negar porque eso es lo que piden. Sin embargo, agregó que acuden con «esperanza» pero también con «muchísima cautela» por todo el tiempo que llevan pidiendo diálogo sin que el Gobierno haya accedido al mismo y porque entienden que hay una serie de cuestiones «peligrosas» como los proyectos en marcha.

Por su parte, el presidente de Adelpa, Raúl López, explicó que acudieron a esta primera reunión con un espíritu «totalmente constructivo» y con el interés de intentar llegar entre todos a los máximos consensos posibles. Sin embargo, López reconoció que puede haber algún tipo de discrepancia en temas puntuales, como urbanísticos, al tiempo que agregó que en la montaña «tiene que haber vida y desarrollo sostenible», acompañado de políticas sociales y económicas.

Asaja Aragón dejó muy claro que «vamos a defender los intereses de los agricultores y ganaderos de las zonas de montaña, pues no en vano somos mantenedores del territorio, conservadores del medio ambiente, usufructuarios del territorio, pero no olvidemos que somos también propietarios, y ahí hemos de hacer valer nuestro papel, indispensable y a veces olvidado por parte de algunos», señaló Ramón Ballarín.


PIRINEO DIGITAL

La Mesa de la Montaña quiere tener un “documento consensuado” en 2010

La Mesa de debate sobre la Montaña de Aragón se constituyó el 9 de junio con el objetivo de tener para el primer semestre de 2010 un documento en el que se recojan las propuestas consensuadas de las diferentes sensibilidades que componen la mesa. Antes del periodo estival habrá cuatro sesiones, la próxima será el 23 de junio, en las que se debatirá el modelo de desarrollo para la montaña, el alcance y contenidos de la futura Ley y el alcance de los conflictos concretos para buscar soluciones consensuadas.

La Mesa quedó constituida por 13 miembros. Por parte del Gobierno de Aragón, estarán Alfredo Cajal y Pablo Dolz, en representación del Departamento de Ordenación del Territorio; Roque Vicente y Ángel García, por parte del Departamento de Medio Ambiente; y Miguel Gracia e Ignacio Revillo, en representación del Presidente de Aragón. Además, como coordinador de la mesa estará Ignacio Celaya, director general de Participación Ciudadana del Gobierno aragonés.

Por parte del tejido social estarán Raúl López, José María Abarca, Joaquín Paricio y José Luis Sánchez, en representación de ADELPA;  Paco Iturbe, Manuel Badía y Juan Carlos Cirera, de la  Plataforma en Defensa de las Montañas; Jesús Morte, de la CREA; Martín Nicolás y Jesús Edo, de la FAMCP;  Concepción López y Daniel Gómez, del Instituto Pirenaico de Ecología; Fernando Lampre y Modesto Pascau, de la Federación Aragonesa de Montañismo; y  Maximino Portaña (UAGA) y Ramón Ballarín (ASAJA) en representación de los sindicatos agrarios.

Esta primera reunión sirvió también para consensuar, por unanimidad, la propuesta previa de objetivos, metodología y cronograma que van a marcar su desarrollo. Así, tiene previsto celebrar cuatro sesiones antes del verano y debatirá en el transcurso de un año sobre tres asuntos principales: Modelo de desarrollo para la montaña (se elaborará un documento que recoja un pacto por una montaña viva y sostenible); alcance y contenidos de la futura ley de Montaña (se consensuarán unos principios y contenidos que ayuden a elaborar una Ley de Comarcas de Montaña), y abordaje de conflictos concretos con el objetivo de buscar soluciones consensuadas.

Al final de los trabajos de la Mesa, el presidente de Aragón informará a las Cortes de Aragón de los resultados de la misma. Asimismo, el presidente se ha comprometido a apoyar el proceso de elaboración del PORN del Anayet y a no avanzar ninguna propuesta sobre esa zona hasta que no esté finalizada la aprobación inicial del citado PORN.

Por su parte el coordinador de la Mesa explicó, antes del inicio de la constitución, que si se quiere «soñar con una montaña común para todos, hace falta un esfuerzo de generosidad, de responsabilidad, de capacidad para escuchar al otro y para entender». Desde su punto de vista, es necesario un esfuerzo de «madurez» para ser conscientes de que se debe participar y debatir pero, posteriormente, le corresponderá a las Cortes y al Ejecutivo autonómico «tomar las decisiones que parezcan oportunas».

Por su parte, Paco Iturbe, de la Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón, recordó que esta agrupación lleva cinco años pidiendo diálogo por la montaña y que ahora, por fin, «se ha abierto esa puerta al diálogo». Sin embargo, no escondió que acuden a la mesa con «muchísima cautela». El presidente de ADELPA, Raúl López, explicó que acudieron a esta primera reunión con un espíritu «totalmente constructivo» y con el interés de intentar llegar entre todos a los máximos consensos posibles, aunque también reconoció la posibilidad de que existan “discrepancias en temas puntuales”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.