Roldán, molesto con aramón por candanchú

DIARIO DEL ALTOARAGON

Roldán califica el rechazo de Aramón de «sorpresa frustrante»

De «atropello» y «sorpresa frustrante» califica el director de Candanchú, Eduardo Roldán, el rechazo de Aramón a integrar en su grupo a esta veterana estación de esquí. «No son formas», declaró ayer a este periódico, tras explicar que había tenido conocimiento de la decisión de Aramón «a través de una llamada de teléfono que le hicieron a un compañero de ETUKSA», la empresa que gestiona Candanchú. Roldán habló ayer con el presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, para ver si puede hacer algo para que el asunto sea reconducido. «Aunque lo dudo», dijo, y en todo caso, añadió, «Candanchú seguirá adelante».

Además de criticar la forma en que desde Aramón se dio a conocer la decisión, «un atropello, con una nota de prensa que ha convertido este hecho en un espectáculo», también reprobó el fondo de la cuestión, pues, según dijo, no es lo que se esperaba, después de todo lo hablado hasta ahora. «No sólo ha sido algo inesperado, sino también contrario a todas las expectativas generadas».

En esta situación «sólo se salva el presidente Iglesias», dijo Roldán. «Me consta que no sabía nada del asunto», indicó. «Me llamó hoy (por ayer) porque antes de ponerse en contacto con Aramón, quería hablar conmigo», explicó. «Nuestra reacción como empresa ha de ser fuerte, porque se han pasado mucho. Hemos de ver a qué conclusiones llegamos y tomar conciencia de nuestra situación», señaló el director del centro invernal.

«Si no hay marcha atrás, seguiremos adelante», afirmó. Indicó asimismo que «el propósito de la integración de Candanchú en Aramón no era para salvar dificultades económicas, sino porque entendíamos que el estar en un proyecto global de Aragón era lo que mejor se acomodaba a la estación». Respecto al tema económico, aunque en las temporadas previas las cifras fueron negativas, se había mejorado la situación con una ampliación de capital de 1,3 a 3,8 millones de euros y con los buenos resultados de la última campaña invernal.

Roldán insistió en que «esto es un tema de todos, no sólo de Candanchú, y por eso ha de funcionar la sensibilidad de la Comarca, los Ayuntamientos y las asociaciones empresariales». A este respecto, entiende que ya se están dando pasos adelante, pues este lunes se abordará el tema en una reunión convocada en el Ayuntamiento de Jaca a la que asistirán los alcaldes de Aísa, Canfranc, Villanúa, Castiello y Jaca, José Luis Galindo, Fernando Sánchez, Álvaro Salesa y Enrique Villarroya, respectivamente, el presidente de la Comarca de la Jacetania, Alfredo Terrén, y el diputado provincial y alcalde de Hecho, Luis Gutiérrez.

«PREOCUPACIÓN» DEL PP

Por otra parte, el grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Jaca expresó ayer en un comunicado su «profunda preocupación» por la «inviabilidad» de la integración de Candanchú en el Grupo Aramón y llamó a las partes a «solventar las contingencias surgidas en la negociación».

El PP recordó que el valle del Aragón había recibido «con gran optimismo» la firma del convenio urbanístico de planeamiento entre el GA, el Ayuntamiento de Jaca y Eivasa, respecto a las condiciones urbanísticas para el desarrollo de Astún. Para el PP la firma de este convenio era «la primera piedra de un proyecto que debía iniciarse con la inclusión de Astún y Candanchú en Aramón» y que continuaría con la creación «de una gran superficie esquiable derivada de la unión de las estaciones de Formigal, Astún y Candanchú».


EL PERIODICO DE ARAGON

Roldán, molesto con Aramón por Candanchú

El director de la estación de esquí de Candanchú, Eduardo Roldán, aseguró ayer que la negociación mantenida con el hólding de la nieve Aramón, para su adscripción al mismo, era «confidencial» y defendió el «gran impacto» económico de la estación más próxima a Canfranc. En una nota, Roldán criticó a Aramón por dar a conocer la decisión de su consejo de administración de no admitir a Candanchú en el hólding por considerarlo una operación «inviable».

En este sentido, Roldán sostuvo que se trataba de una negociación confidencial y ni siquiera los responsables de la estación conocían el resultado de la auditoría. «Las formas utilizadas están fuera de lugar» dijo.

Por otro lado, los alcaldes de Aísa, Canfranc, Villanúa, Castiello y Jaca, y el presidente de la comarca de la Jacetania se reunirán el lunes para analizar la decisión de Aramón.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.