Pyrenair suspende su actividad y deja a huesca-pirineos al borde del abismo

EL PERIODICO DE ARAGON

Pyrenair suspende su actividad y deja a Huesca-Pirineos al borde del abismo

La compañía cancela todos sus vuelos previstos hasta marzo y solo se mantiene la ruta a Londres de Aramón. La empresa garantiza que va a devolver el importe del billete a los 2.000 viajeros que se verán afectados.

Era solo cuestión de días que se confirmara el cese de la actividad de Pyrenair en el aeropuerto de Huesca-Pirineos. Al menos para esta temporada. Ayer se confirmó lo inevitable y la compañía anunció que suspendía los 18 vuelos que le restaban para finalizar la campaña 2010-2011, agravando aún más la situación de esta infraestructura de cara al futuro, ya que se acercaría aún más al abismo. En poco tiempo han dejado de funcionar la escuela de pilotos Top Fly y la aerolínea que movía a la mayor parte de los viajeros que volaban cada año hasta la terminal oscense. Y lo hace por «solo 100.000 euros», porque según explicó su presidente, Hugo Puigdefábregas, la decisión de abortar los vuelos previstos se debe a los «problemas de liquidez» que sufre la empresa. Ahora la actividad en Monflorite se reduce al vuelo semanal de Aramón con la terminal londinense de Gatwick.

Los primeros damnificados por la decisión de Pyrenair serán los más de 2.000 viajeros que tenían reservado el billete y que ya no volarán. La mayoría de ellos, el 70%, correspondía a la ruta con La Coruña, mientras el 30% restante se repartía entre la de Canarias con escala en Madrid y el único trayecto que faltaba por hacer desde Palma de Mallorca. Así, Pyrenair deberá devolver el dinero a todos y Puigdefábregas garantizó que así se hará, aunque se expone a que le reclamen una indemnización mayor.

TENSIÓN DE TESORERÍA El máximo responsable de la firma explicó ayer a este diario que «teníamos que pagar a la compañía que nos alquila el avión y efectuarlo cuando ni siquiera hemos cobrado por el primer vuelo de esta temporada, ya que mientras los turoperadores nos pagan a 60 días, esta empresa cobra por adelantado». De nada sirvió intentar posponer el pago, el último ayer en una reunión en Madrid. A esto se ha sumado que los bancos le han negado la posibilidad de un crédito, de manera que se generó una «tensión de tesorería» que impedía mantener la actividad hasta marzo.

Esta no es una situación excepcional, pero ha coincidido que la negativa de los bancos se da precisamente el año en el que se ha reducido notablemente la aportación del Gobierno de Aragón. No tanto por la cuantía que daba el departamento de Turismo, que ha pasado de los 550.000 euros de la pasada campaña a ser de 300.000 este año (en 2008 fueron 400.000 y en 2009 más de un millón), sino sobre todo por la subvención directa que aportaba el departamento de Economía para transportes. En el caso de Pyrenair, «en el 2009, con el vuelo a Londres, nos dieron 500.000 euros más y el año pasado fueron más de 250.000, pero esta temporada nos dijeron que no iba a haber ayuda», dijo Puigdefábregas.

Se lo comunicaron en diciembre, cuando ya tenía miles de billetes vendidos, de manera que la falta de liquidez a final de temporada era previsible entonces. Aún así decidieron seguir adelante y buscar nuevos recursos, pero los problemas llegaron en cascada, obligándoles a cancelar vuelos en Lérida y después en Huesca.

Sobre el futuro de la compañía, Puigdefábregas dijo que «esta cuestión no está encima de la mesa ahora», aunque admitió que «como accionista quiero seguir en Huesca la próxima temporada pero como presidente creo que hay que abrir una reflexión». «Solos no podemos seguir promocionando el aeropuerto y garantizando la movilidad con Huesca», añadió. En su opinión, las instituciones deben esforzarse para mantenerlo con vida.


HERALDO DE ARAGON

Pyrenair cancela todos los vuelos y deja sin actividad el aeropuerto de Huesca

Tras el cierre de la escuela de pilotos Top Fly, solo queda un enlace semanal con Londres de Aramón que acaba el 3 de abril. El aeródromo oscense, que costó más de 40 millones de euros, perdió 4,2 en 2010.

La aerolínea altoaragonesa Pyrenair ha suspendido sin previo aviso todos los vuelos de esquiadores programados desde el aeropuerto Huesca-Pirineos, a pesar de que en los últimos días había «garantizado» reiteradamente las rutas de esta temporada, que estaba previsto acabar el 11 de marzo. En los cuatro fines de semana que quedaban ya no llegarán esquiadores. Con el cese de esta compañía, solo queda el enlace semanal con Londres organizado por Aramón hasta el próximo 3 de abril. En solo dos semanas, la escasa actividad se ha cancelado después de que la escuela de pilotos Top Fly, en la que llegaron a formarse 140 alumnos chinos, cerrara la sede de Huesca.

La viabilidad del aeropuerto Huesca-Pirineos queda más que nunca en entredicho. De hecho, el pasado año cerró con unas pérdidas que superan los 4,2 millones de euros después de transportar a 6.398 viajeros. Según las estadísticas de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea, es el año que más pasajeros han utilizado las instalaciones desde que se inauguró el 10 de mayo de 2007, aunque Pyrenair no comenzó a volar hasta diciembre. El déficit es similar al de aeropuertos como el de Reus, pero la diferencia es que por este último pasan 1,7 millones de pasajeros al año.

En menos de cuatro años, las instalaciones que tuvieron un coste de más de 40 millones de euros, se han quedado sin apenas actividad. En este tiempo, se han transportado un total de 19.111 viajeros, según los datos de Aena. No obstante, desde esta entidad pública adscrita al Ministerio de Fomento insistieron ayer en que la continuidad del aeropuerto está fuera de duda. «Es de interés general y damos un servicio público, con todo lo que eso significa. Se trata de un aeropuerto que solo tiene cuatro años y tiene todo preparado para que cualquier compañía pueda instalarse allí», aseguraron. De hecho, recordaron que las instalaciones también las utiliza Aramón y la Guardia Civil.

Después de los 1.386 pasajeros transportados en 2007, al año siguiente sumaron 3.982. Pero, sin duda, el salto cuantitativo se dio en 2009 con 6.228 pasajeros, un 56,4% más que el año anterior. El mayor número se consiguió este pasado año con 6.368 pasajeros. Sin embargo, en el mes de enero se ha acusado la caída de la demanda. Solo se han transportado 1.147 viajeros, un 24,8% menos que en el mismo periodo del año anterior. Aunque en esta cifra también se contabilizan los viajeros del vuelo de Londres de Aramón, apenas es significativo.

La escasez de nieve en las estaciones ha provocado una caída de la demanda. Esta circunstancia unida a los problemas de liquidez de la compañía cuyo presidente, Hugo Puigdefábregas, ha hecho públicos en los últimos días, ha llevado a que en menos de una semana se cancelaran primero los vuelos desde Lérida, que comenzaron a operar el 23 de enero, y ayer los de Huesca que empezaron el 9 de enero. Puigdefábregas estuvo durante toda la jornada del lunes y de ayer en distintas reuniones para intentar salvar la temporada, pero no fue posible.

Ya no se puede reservar

La historia se repite. Hace dos semanas en el aeropuerto Lérida-Alguaire se suspendieron las rutas de Pyrenair que enlazaban con Vigo y Madrid sin previo aviso. Tampoco se podían hacer ya reservas, ni por la web y por vía teléfonica. A principios de la pasada semana, el presidente de Pyrenair, Hugo Puigdefábregas, anunció una fusión de las rutas de Vigo y Madrid que iban hasta Lérida con las de Huesca mediante escalas para el fin de semana. Sin embargo, los vuelos no llegaron a Lérida y solo se realizaron entre La Coruña-Huesca y Madrid Huesca, ya que a última hora del viernes cancelaron los servicios.

La compañía Pyrenair aseguró hasta la noche del lunes que «garantizaba» la temporada desde Huesca-Pirineos con las rutas de La Coruña, Palma de Mallorca y Madrid (enlace con Las Palmas y Tenerife), tal y como había expresado el viernes en un comunicado. Sin embargo, las mismas fuentes señalaron que ayer podía haber novedades con respecto al futuro de la compañía, en referencia a su continuidad el próximo año. Pero la sorpresa de ayer es que se cancelaron los vuelos para el resto de la temporada, tal y como aseguraron desde el servicio de reservas por la mañana. Por la tarde, ya nadie cogía el teléfono en su horario comercial. Tampoco desde la página web se podían comprar los billetes, ni en la pestaña de origen ni en la de destino aparecía ciudad alguna. No obstante, en otras partes de la web siguen los horarios y precios tanto desde Huesca como desde Lérida.

Por otro lado, las agencias de viajes que comercializaban sus vuelos recibieron ayer una comunicación a primera hora de la tarde en la que se les informaba de que los vuelos se habían cancelado. No obstante, fue imposible ayer contactar con la compañía para que explicaran no solo los motivos sino si la medida es definitiva y si se plantean retomar los vuelos el próximo año.


DIARIO DEL ALTOARAGON

Pyrenair suspende los vuelos de esta temporada por «falta de liquidez»

Los pasajeros que esta semana tenían previsto volar hasta Huesca recibieron ayer el aviso de que no podrán hacerlo a través de Pyrenair porque la compañía ha optado por suspender los vuelos que restaban de esta temporada por «falta de liquidez», lo que, aclaró su director ejecutivo, Hugo Puigdefábregas, no significa que «sea un problema de rentabilidad de este año».

De hecho, la próxima semana podrían empezar a planificar la próxima campaña, eso sí, tras «una reflexión amplia».

Según las explicaciones dadas por el portavoz de la compañía y máximo accionista de la sociedad, Pyrenair tiene que pagar por adelantado los aviones, pero los touroperadores lo hacen posteriormente, con 60 días, que sumado a que no disponen de respaldo bancario y las ajustadas aportaciones del Gobierno de Aragón (a través de la Consejería de Industria) no les permite cuadrar las cuentas. Ante este panorama, la sociedad ha optado por finalizar la temporada (de 11 semanas se queda en 9), una decisión que Puigdefábregas calculó que afecta a alrededor de 2.000 personas que habían comprado ya sus billetes. Como recordó Puidefábregas, la subvención del GA responde a un «contrato de publicidad», que está auditado y tienen que justificar mensualmente, y no supone una inversión «en vena». A pesar de todo, agradeció el respaldo de este departamento y de Arturo Aliaga. «Para nada culpo al Gobierno de Aragón, pero esto merece una reflexión». «Estamos solos», lamento, e invitó a la sociedad oscense a que decida si quiere impusarlo y promocionarlo (el aeropuerto)».

Mientras tanto, esta semana los accionistas de Pyrenair han mantenido contactos y reuniones con posibles socios que aporten más capital.

«Por el momento», los actuales inversores siguen adelante, pero se han llegado a tantear hasta socios que ofrecían alternativas, que obligaban a trasladar la actividad fuera de Huesca, algo que el director gerente de Pyrenair aseguró que «no está encima de la mesa».

Con esta decisión, en el aeropuerto sólo operarán los vuelos de Monarch, que mantenía un acuerdo con Aramón para los vuelos de esquiadores entre Londres y la capital oscense, que finalizarán en abril.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.