Primera edición para cimentar el crecimiento de nievemont

Los propios promotores del certamen han indicado que el número de expositores (25) y la ausencia de una mayor cantidad de participantes foráneos, justificada por la escasez de tiempo y problemas de calendario, no corresponden con el segundo de los objetivos de la feria: marcar tendencia en el sector. El primero, ya conseguido, era que la capital oscense volviera a contar con una Institución Ferial y colocar sus citas en la agenda oficial de certámenes comerciales del Gobierno de Aragón.

Por su parte, el viceconsejero de Turismo del Gobierno de Aragón, Javier Callizo, subrayó el valor de las ferias de turismo especializadas por su carácter comercial frente a las generalistas, más destinadas al público en general. Según su experiencia -explicó- las ferias de reducido tamaño y tema específico son más apreciadas por los profesionales y «resultan muy eficaces».

Este es el camino emprendido por Nievemont -subrayó en su discurso inaugural- y en el que debe perseverar la feria oscense. «Hay que darle un aspecto muy comercial», afirmó. Además, prosiguió el viceconsejero, se trata de una feria que casa a la perfección con las características de la capital oscense. «La mejor marca turística, la más potente, son los Pirineos», señaló Javier Callizo, quien insistiendo en esta idea afirmó que el Alto Aragón es la zona de referencia en España del turismo de nieve y montaña.

Por otra parte, la feria permite que la capital oscense recupere su actividad de intercambio comercial que -señaló- se remonta a ocho siglos atrás, en un momento en el que la ciudad comenzó a tener ferias más allá de sus murallas al estar situada «en un lugar de intercambio entre zonas de economías distintas como el llano y la montaña». Por tanto, se felicitó del saludable nacimiento de la criatura, en la metáfora utilizada por el viceconsejero.

Será referente mundial, dice Fernando Callizo

Minutos antes, el presidente de la Institución Ferial, Fernando Callizo, había subrayado la ilusión con la que nace Nievemont y proclamado su convencimiento de que el certamen pasará a ser un referente ya no sólo nacional sino mundial, a ocho o diez años vista.

Por lo pronto, indicó, la primera edición nace con poco tiempo de reacción, mucha ilusión y más trabajo. Explicó el presidente de la Institución Ferial de Huesca que esta institución fue formada hace diez meses por la Fundación Huesca Congresos y la Sociedad Palacio de Congresos, con la cooperación de la Cámara de Comercio y la asociación empresarial altoaragonesa Ceos-Cepyme.

Por tanto se ha desarrollado un trabajo a contrarreloj para llegar a este fin de semana ferial, labor de la que felicitó al comité organizador que dirige Javier Abella.

La recuperación de la Institución Ferial

El discurso de Fernando Lafuente fue dirigido a glosar la importancia que para el Ayuntamiento y la ciudad tiene el haber recuperado la figura de la Institución Ferial y retomar una tradición comercial «que Huesca nunca debió perder».

En esta línea de argumentación, agradeció su implicación a las entidades que han unido esfuerzos para organizar la nueva Institución Ferial de Huesca.

Conviene recordar que la ciudad contó con esta entidad durante quince años aproximadamente, aunque sólo funcionó una década, la última del siglo pasado. Desde 2000, no tuvo actividad y en 2005, las entidades que la formaron decidieron liquidarla. Fue recuperada el pasado 2 de diciembre.

Javier Callizo fue el encargado de cortar la cinta inaugural acompañado de Fernando Callizo y de Fernando Lafuente (el alcalde, Luis Felipe, se incorporó posteriormente) y representantes de las entidades organizadoras o patrocinadoras, como la Institución Ferial, la Cámara de Comercio o la Comarca de La Hoya de Huesca.

La comitiva institucional recorrió los estands y departió en cada uno de ellos con los participantes para conocer sus propuestas y novedades.

Los primeros visitantes

La Feria recibió ya por la mañana los primeros visitantes, aunque en escaso número. Por la tarde, la afluencia fue mayor, aunque los organizadores esperan que el número de asistentes aumente de manera considerable en la jornada de hoy.

Así lo indicó el director de la feria, Javier Abella, quien resaltó de la primera jornada la buena coordinación entre los participantes y el establecimiento de los primeros contactos.

Resaltó asimismo el alto nivel de las ponencias técnicas aunque lamentó el bajo número de asistentes a las mismas. Estas se desarrollan en las salas de reuniones del Palacio de Congresos.

Hay que recordar que el horario para hoy y mañana (tercera y última jornada de Nievemont) es el siguiente: de 10 a 14,30 horas y de 17 a 20,30 horas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.