Preocupación en francia por la ampliación de la estación de formigal

Los responsables del Parque Nacional de los Pirineos de Francia están preocupados por las consecuencias que puede acarrear para este espacio protegido la ampliación de las pistas de la estación invernal de Formigal en la zona del Portalet, ante la posibilidad de que los esquiadores accedan este próximo invierno con gran facilidad a la vertiente gala y el circo de Aneou.

Los responsables del parque plantean la necesidad de dictar un código de buenas prácticas para evitar la presencia masiva de deportistas en este paraje. Por su parte, la sociedad Aramón, propietaria del centro invernal, no ha recibido ninguna comunicación del organismo natural sobre este malestar.

Una fotografía tomada por un guía de alta montaña francés desde la entrada del circo de Aneou, en la que se vislumbra sobre una cresta una de las nuevas torres de los telesillas del Portalet, ha suscitado cierta inquietud. El director del Parque Nacional de los Pirineos, Rouchdy Kbaier, señalaba en el periódico francés «Sud Ouest», que publicaba la mencionada imagen, que este remonte comunicará una zona limítrofe del espacio protegido con el «corazón» del mismo, y ello puede generar una llegada de esquiadores desde la estación de Formigal «que no será controlada».

Otra cuestión a tener en cuenta que pone sobre la mesa es la necesidad de «evitar los conflictos de uso» entre los senderistas en raqueta del lado francés y los esquiadores que podrían llegar desde la parte española, además de «prevenir eventuales daños sobre la flora y la fauna, excepcionales en este lugar».

El consejero delegado de Aramón, Javier Blecua, señaló que la empresa mixta (participada al 50 por ciento por el Gobierno aragonés y por Ibercaja) no tiene constancia oficial de las quejas, aunque sí lo conocía por la noticia aparecida al otro lado de la cordillera.

En este sentido Javier Blecua deja claro que «las pistas que se balizan se encuentran lógicamente en territorio español», y que son los primeros interesados «en fomentar el respeto hacia el parque nacional que tenemos al otro lado y no entrar en conflictos de ningún tipo, pero tampoco podemos poner una aduana». Asimismo también matiza que desde la estación «no vamos a mostrar este itinerario hacia la zona francesa, que se sale completamente de nuestro ámbito de responsabilidad».

En cualquier caso, Javier Blecua recuerda que el 99 por ciento de los usuarios de un complejo invernal se desliza por las pistas señalizadas o muy cerca de ellas, y los aficionados que han querido pasar a la vertiente francesa ya lo han venido haciendo hasta ahora practicando esquí de travesía. Asimismo minimiza el impacto visual que puede suponer esta pilona, instalada hace unos días. El autor de la fotografía publicada en el «Sud Ouest», Rémi Thivel», la calificaba como una «polución visible».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.