Panticosa y los llanos se preparan para acoger nuevos grupos de esquiadores

El Balneario de Panticosa y la estación de Los Llanos, en el Pirineo aragonés, se preparan para recibir el próximo fin de semana nuevos grupos de esquiadores y recuperar el desarrollo normal de la actividad tras los aludes que dejaron aisladas a ambas instalaciones el pasado fin de semana.
Así lo han asegurado responsables de estas infraestructuras turísticas, que confían en que las carreteras de acceso a sus respectivas instalaciones estén limpias y operativas a lo largo de los próximos días.
En el Balneario de Panticosa, desde donde fueron evacuadas el pasado fin de semana más de 300 personas, se trabaja con la previsión de recibir a partir de este martes a grupos de escolares procedentes de Madrid con motivo de la celebración de la Semana Blanca en los colegios de la capital española.
Según ha explicado David Rey, uno de los responsables de Panticosa Resort, la carretera de acceso a la zona del balneario podría abrirse durante la jornada de este martes, una vez los técnicos de carreteras verifiquen la seguridad de la vía, cuya limpieza ha concluido este lunes.
Panticosa tiene comprometidas para los próximos días un total de 230 habitaciones en sus establecimientos hoteleros, que darán cabida a más de seiscientas personas.
David Rey se ha mostrado confiado en que a partir de la próxima primavera se inicien las obras previstas para mejorar la seguridad de la carretera de acceso al Balneario de Panticosa frente a las avalanchas invernales.
Obras que prevén, ha añadido, la construcción de una nueva visera contra aludes en dicha vía y el alargamiento de una de las tres ya existentes.
Por su parte, el responsable de la estación de esquí de fondo de Los Llanos del Hospital, Jorge Mayoral, se ha mostrado confiado en que el ritmo de las labores de limpieza de los aludes de nieve que dejaron aisladas en sus instalaciones a 41 personas el pasado fin de semana permitan su apertura en breve.
Mayoral ha explicado que las reservas del hotel de Los Llanos se encuentran al 100% y que las pistas están en perfecto estado para la práctica del esquí de fondo.
Ha asegurado, por otra parte, que las cabeceras de las laderas desde las que se originaron las avalanchas están vacías, por lo que considera que el riesgo de nuevos aludes es mínimo.
Los responsables de ambas instalaciones han valorado, además, las labores de coordinación realizadas para llevar a cabo las evacuaciones de forma ordenada y segura.
Según David Rey, las instalaciones del Balneario de Panticosa no solo están preparadas para contingencias como la registrada el pasado fin de semana, sino que el objetivo fundamental en casos como el vivido es «no precipitar» la salida de las personas aisladas y organizar su evacuación de forma ordenada.
Según han informado fuentes de las sociedades de promoción turística de las zonas invernales del Pirineo aragonés, el modelo de seguimiento del riesgo de aludes se basa en los boletines de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), basados en una información genérica que obliga a ser «más prudente» a la hora de evaluar potenciales peligros.
A juicio de estas fuentes, esta forma de evaluar el riesgo es eficaz pero limita la actividad más que en otras comunidades del país donde también se practica el esquí.
Han explicado a este respecto que comunidades como Cataluña disponen de un sistema BPA (Boletín de Peligro de Aludes) que permite realizar un seguimiento más actualizado y puntual del riesgo en cada zona afectada. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.